Inicio Uncategorized Crean en la UNRC un biofungicida para maíz único a nivel mundial

Crean en la UNRC un biofungicida para maíz único a nivel mundial

Compartir

Combate las fumonisinas, que son toxinas que se acumulan al momento de la cosecha y producen trastornos en humanos y animales.

Investigadores de la UNRC desarrollaron y patentaron un biofungicida que ayudará a disminuir la acumulación de pesticidas sintéticos en el medioambiente agrícola. Se trata de un formulado biológico para el maíz que por los múltiples requisitos con que cumple es único a nivel mundial.

Este bioformulado posiciona competitivamente al país con una innovación tecnológica que impacta en el sistema agroalimentario de manera directa sobre la calidad de la producción de maíz, e indirecta por el beneficio que produce el consumo, ya sea humano o animal, de un alimento libre de fumonisina B1, lo que representa también uno de los aspectos más relevantes del proyecto.

La doctora Miriam Etcheverry, docente de Ciencias Exactas, Investigadora Principal del CONICET y directora del equipo que realizó el trabajo, destacó que esta es “una innovación tecnológica que contribuye a la responsabilidad ambiental en el uso de fungicidas por los miembros de la comunidad productiva que buscan el desarrollo económico a través de una agricultura sustentable. Y contribuye a despertar la conciencia social de mejorar la calidad de vida y el respeto por el prójimo”.

Su aplicación provoca un impacto positivo en diversos aspectos de la comercialización del maíz para sus diferentes usos. Por un lado, evita la ingesta de un maíz contaminado con fumonisinas, contribuyendo a la inocuidad alimentaria de los consumidores, y permite darle valor agregado al grano para su transformación en subproductos de exportación, destinados a la alimentación humana y animal, lo que es fuente de divisas y ocupación de mano de obra. Por otro, impacta positivamente en la comercialización, posicionando a los granos exportados dentro de los niveles recomendados de los países importadores.

Las fumonisinas son toxinas que se acumulan en el maíz en el momento de la cosecha. Provocan diferentes disturbios en los animales y también pueden llegar a producir cáncer esofágico en poblaciones donde la ingesta diaria de maíz es alta. Por ello, hay regulaciones estrictas sobre el nivel de las toxinas por parte de los países que importan de Argentina este cereal, tanto para consumo humano cuanto animal.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here