Inicio Uncategorized Las exportaciones crecieron gracias a los bienes primarios

Las exportaciones crecieron gracias a los bienes primarios

En julio subieron 1% en volumen, pese a que las de productos manufactureros cayeron entre 3 y 5% Los bienes primarios o de escaso valor agregado permitieron que en julio la Argentina registrara un leve crecimiento interanual en sus exportaciones. Al contrario, los productos manufactureros registraron una caída en sus volúmenes exportados. Así lo indica el último informe sobre comercio exterior del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) conocido ayer. En julio, las ventas argentinas al exterior sumaron 7382 millones de dólares, es decir, 1% más que en el mismo mes de 2011. Este fue el primer crecimiento después de dos meses consecutivos de caídas interanuales. En el acumulado de los primeros siete meses del año, llegaron a US$ 47.029 millones, lo que implica una baja de 1% respecto a igual período del año anterior. Las exportaciones de productos primarios llegaron a US$ 2209 millones en julio, es decir, 14% más que en el mismo mes de 2011. Este crecimiento respondió a una suba de 16% en las cantidades exportadas, mientras que en el precio se verificó una reducción de 2 por ciento. Lo contrario ocurrió con las manufacturas de origen agropecuario, cuyas ventas mostraron un aumento interanual de 4% (hasta US$ 2451 millones), gracias a una suba de 7% en su precio, mientras que los volúmenes exportados cayeron 3%. En el caso de las manufacturas de origen industrial, la caída de 5% en el valor exportado (hasta US$ 2361 millones) se debió a que los precios y las cantidades cayeron 1% y 5%, respectivamente. En el acumulado de enero a julio las manufacturas de origen agropecuario y de origen industrial mostraron caídas en los montos y las cantidades exportadas, mientras que las ventas de productos primarios crecieron 1% pese a la reducción en los precios (ver infografía). “Hay una tendencia hacia la primarización de las exportaciones argentinas”, dijo Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), en cuya opinión el mal desempeño de las exportaciones manufactureras responde a tres motivos: pérdida de competitividad de la industria nacional, dificultad de acceso a insumos importados y falta de inversión. Esta última se refleja en la caída interanual de 25% en las cantidades importadas de bienes de capital. Mauricio Claverí, especialista en comercio exterior de abeceb.com, dijo que los sectores industriales están siendo afectados por la apreciación del tipo de cambio real, “más desde que Brasil dejó de apreciar su moneda”. Claverí explicó que el mayor impulso a las exportaciones de julio había provenido del aumento en las ventas de cereales, que crecieron 55% frente a julio de 2011. Ese aumento, según Elizondo, responde a la liberalización de cupos de exportación de trigo y maíz. Claverí también destacó la suba en las ventas de productos de la minería. En julio, las exportaciones de minerales metalíferos crecieron 26% frente al mismo mes de 2011 y las de metales preciosos lo hicieron en 11%. Estas ventas, según Claverí, habían sido postergadas por la reducción de los plazos para liquidar exportaciones dispuesta por el Gobierno en abril, a través de la resolución 142 del Ministerio de Economía. Por los efectos negativos de esa medida sobre las exportaciones de distintos sectores, el Gobierno emitió una serie de correcciones, ampliando los plazos para que los exportadores ingresaran sus divisas al sistema financiero. Ayer se publicó en el Boletín Oficial una nueva corrección de la resolución 142, la novena. En julio, las importaciones sumaron US$ 6368 millones, 4% menos que en el mismo mes de 2011. Esta fue la sexta baja consecutiva. En el acumulado de enero a julio, las compras externas sumaron US$ 38679 millones, 5% menos que en igual período del año anterior. Las cantidades importadas de bienes de capital y de sus partes y accesorios cayeron en julio 5% y 10%, respectivamente, frente al mismo mes de 2011. Mientras tanto, la caída en las importaciones de bienes intermedios responde a una baja en sus precios. Las importaciones de bienes de consumo, en tanto, crecieron un uno por ciento. En el acumulado de enero a julio, las importaciones que más cayeron fueron las de bienes de capital: 19% en valor y 25% en cantidad. Al contrario, las de combustibles y lubricantes crecieron 12% en valor y 9% en cantidad. Al respecto, un informe de abeceb.com señala: “El déficit del sector energético continúa creciendo respecto de 2011 y ya alcanzó en el lapso enero-julio los US$ 2459 millones, un 24% superior a los US$ 2014 millones del mismo período de 2011”. Pese a esto, en los primeros siete meses del año la Argentina registró un superávit comercial de US$ 8350 millones, 29% más que en igual período de 2011. Sólo en julio, el superávit llegó a US$ 1014 millones, es decir, 54% más que en el mismo mes del año pasado.

Por José Hidalgo Pallares  | LA NACION

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here