Inicio Uncategorized Ofensiva oficial contra el tambero que denunció una visita de la AFIP

Ofensiva oficial contra el tambero que denunció una visita de la AFIP

En un cable de Télam se acusa a Osvaldo Costamagna por una deuda, pero él se defiende

Tras haber denunciado que recibió la visita en su tambo, a las 3.15 de la madrugada, de inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) luego de haber participado de las últimas movilizaciones frente a usinas lácteas, Osvaldo Costamagna, el productor de Tío Pujio (Córdoba) que recibió esa inspección, ahora pasó a ser foco de una ofensiva oficial que pretende desprestigiarlo.
El miércoles pasado, después de que previamente el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, dejara trascender que con su denuncia sobre la AFIP el tambero podía estar buscando “autoprotegerse”, la agencia estatal de noticias Télam emitió un cable, titulado: “Productores lecheros de Córdoba denuncian a un tambero”.
Allí, sin brindar nombre ni apellido, la agencia de noticias citó a un supuesto ex directivo de la Cooperativa Agrícola Tambera de James Craik, cercana a Tío Pujio, que acusaba a Costamagna de mantener “durante varios años una deuda con la entidad, negándose a distintas propuestas de pago por parte de la entidad”.
La Nacion se comunicó con un alto directivo de la Cooperativa Agrícola Tambera de James Craik que, pidiendo reserva de su nombre, indicó que no tenía precisiones de si algún integrante habló con Télam. “Conmigo no hablaron; pudo ser alguien del consejo de administración”, afirmó.
Pero esta fuente reiteró que hubo un incidente con Costamagna.

 

Aclaración

 

Precisamente, el tambero decidió aclarar ese hecho ante la circulación del cable de Télam que no identifica a la fuente. Costamagna contó que en 1997, cuando ingresó en la cooperativa, pidió 6000 pesos. Le descontaron el monto en 10 cuotas y lo canceló. Luego, en 1999, volvió a pedir un monto similar y le aplicaron un cobro de intereses. Asegura que pagó.
Para ambas oportunidades, según el productor, previamente había dejado pagarés en blanco que luego no retiró pese a pagar. Considera que eso fue un error. “Los había dejado en blanco y no los retiré por un error. Aprovechando que los había dejado, me hicieron juicio. Me hicieron una estafa. Estuvimos en juicio con peritos contables y se determinó que había pagado un pagaré. Para el otro pagaré no se pudo determinar y lo pagué”, expresó el tambero.
La Cooperativa Agrícola Tambera de James Craik, a la que alguna vez perteneció el productor, es una entidad que a su vez forma parte, junto a otras 10 cooperativas, de la Junta Intercooperativa de Productores de Leche. Esta agrupación de cooperativas tiene buena relación con el Gobierno. Recientemente, accedió a la firma de un convenio por $ 22,5 millones de pesos con el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, y el subsecretario de Lechería, Arturo Videla.
En septiembre de 2005, este último funcionario, que por entonces se desempeñaba como subsecretario de Ganadería de Córdoba, renunció intempestivamente al revelarse en medios provinciales que figuraba en ese momento como moroso del Banco de Córdoba.
Pese a la embestida oficial, Costamagna, un pequeño productor socio de Federación Agraria (FAA) que ordeña poco más de 80 vacas, dice que no se resigna. “Quiero que sigan existiendo los pequeños y medianos productores y voy a luchar por eso”, señaló. Consideró que con el cable de Télam lo quieren “basurear”.
En un comunicado, la Comisión de Enlace se solidarizó con este tambero. “Es preciso denunciar claramente este tipo de embates del gobierno nacional en contra de aquellos que se expresan libremente y que denuncian el proceso de concentración que atraviesa”, remarcó. “Lo único que se intenta hacer con este tipo de medidas es amedrentar a aquellos tamberos que participaron de las acciones gremiales de principio de mes”, concluyó.

Por Fernando Bertello  | LA NACION

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here