Inicio Uncategorized Martín Redrado: “El Gobierno equivocó el camino con las restriccines al dólar

Martín Redrado: “El Gobierno equivocó el camino con las restriccines al dólar

Compartir

El ex presidente del Banco Central destacó que sólo hay que esperar más controles y trabas en el mercado cambiario. Dijo que no habrá una crisis.
Martín Redrado no es sólo un referente nacional en temas económicos, tiene un costado mucho más popular vinculado a su romance en dos tramos con Luciana Salazar, la blonda vedette que en la última década alcanzó su cúspide en el mundo del espectáculo, tanto sobre las tablas como en la televisión. Ahora, también se supo que Marcelo Tinelli está interesado en sumarlo a San Lorenzo de Almagro para que lo asesore sobre cómo gambetear las complicadas cuentas azulgranas.
Ayer, en medio de la tormenta que cubrió todo el centro del país, el ex presidente del Banco Central de Néstor Kirchner y del primer tramo del gobierno de Cristina aterrizó en Río Cuarto para disertar sobre la “Visión emprendedora de los agronegocios” en el marco de la exposición de la Sociedad Rural de Río Cuarto.

Pro antes, cuestionó las restricciones al dólar y la falta de un programa económico integral en el país que permita bajar la inflación e incentivar las inversiones. Advirtió, también, que de todos modos “no habrá una crisis en el país”, pero sí “una pérdida de oportunidad única ante condiciones internacionales inmejorables”.

¿Cuál es el diagnóstico hoy de la economía nacional?
Hay un problema central que es la falta de dólares. Después de acumular mucho desde 2003 al 2010, lamentablemente se malgastaron y hoy hay una cantidad de restricciones que están generando una fuerte caída en la producción nacional y que a mi juicio tocó piso en el segundo trimestre. Pero lamentablemente esto no permite a los productores generar toda su capacidad y concretar todas las buenas posibilidades que tienen.

¿Cree que el control cambiario seguirá a futuro?
Cuando uno ingresa al camino de las restricciones, lo que hay hacia adelante son más restricciones. El problema que tiene la economía es que no generó una política que permita producir más dólares. El manejo de la política cambiaria generó menos dólares para Argentina y tampoco es un país que esté convocando a la inversión. Hoy debería invitarse a los productores argentinos, a los ahorristas que tienen dólares a que los saquen, que se jueguen por su país, pero lamentablemente la política económica provoca lo inverso, provoca la retracción.

En ese marco las reservas del Banco Central comenzaron a descender…
Justamente, el último año cayeron 5 mil millones de dólares y las proyecciones indican que van a caer otros 2 mil millones. En términos comparativos, Brasil hace crecer sus reservas 31 mil millones, algo que se podría objetar por la diferencia de tamaño con la Argentina, pero sin embargo si existiera relación aquí tendrían que haber subido 7 mil millones. Y reitero, cayeron 5 mil millones. Algo no está andando bien.

¿Hay alternativas a la restricción de dólares en este momento?
Un programa económico integral, profesional, donde verdaderamente se genere un horizonte de mediano plazo con una convergencia de las principales variables económicas: el gasto público, la recaudación, la emisión de moneda, la pauta de movimiento cambiario, el movimiento de los salarios, el costo de producción. La economía es como una gran orquesta y todos deben tocar la misma partitura. Si cada uno hace lo que quiere se produce un gran ruido y, si bien es cierto que no tenemos ninguna posibilidad de crisis porque 2012 no se parece a nada del pasado, sí estamos perdiendo una gran oportunidad. Porque ésta es la década para Argentina y América del Sur. Lamentablemente no la estamos aprovechando.

¿Y cómo deberían aprovecharse esas condiciones favorables?
Con un equipo económico profesional, un programa económico integral, convocar a las fuerzas productivas, generar un programa impositivo pro-inversión. Tuvo cosas muy buenas este proceso que impulsó el mercado interno y el consumo de las familias. Pero si a la par no se le pone inversión, para que se pueda expandir la capacidad de producción se produce un crecimiento rengo, que es lo que le pasa a la Argentina hoy.

¿Cómo explica que sectores como el del campo que tuvo importantes resultados en los últimos años busque modificaciones y políticas de libre cambio?
No creo que haya sectores que busquen modelos de libre cambio porque el mundo evolucionó y todos lo hicimos en nuestras ideas. En el mundo no se habla de libre cambio. Pasó algo en el 2008, con una crisis importante, y se podrían diferenciar dos grandes miradas: la de los intervencionistas consistentes, dentro de los que me considero parte, y la de los intervencionistas inconsistentes, que creen que se puede gastar sin ningún límite y financiándose de cualquier manera, como ahora con emisión monetaria y con inflación. Con respecto al sector agropecuario, las políticas no le permitieron crecer todo lo que podría haberlo hecho. Argentina tendría que estar produciendo 150 millones de toneladas de granos en lugar de las 90 o 100 millones que desde hace algunos años cosecha. Si hubiésemos tenido una política de procampo y proinversión tendríamos resultados mucho mejores porque hay condiciones internacionales fenomenales y la buena noticia es que continúan. Argentina no está aprovechando eso, cuando con poco, como tomar las retenciones a cuenta del impuesto a las ganancias por ejemplo, claramente podría mejorar los niveles de inversión y expansión de la capacidad productiva.

¿Va a mejorar la economía en el tramo final del año?
La buena noticia es que tocamos piso y la mala es que no vamos a crecer mucho. Vamos a recuperarnos pero lo más importante para una economía es generar empleo, sino sirve de poco. Y esta es una recuperación que no va a generar empleo y hasta el propio ministro de Trabajo está diciendo que esta es una economía que no está generando empleo. Y entonces no sirve para nada.

El Gobierno justifica en el contexto mundial las dificultades de la economía…
Yo creo todo lo contrario, que ese contexto nos favorece.

Brasil compra menos autos por ejemplo…
Sí, pero por otra parte el costo de nuestras materias primas está por el cielo. Una soja a 640 dólares realmente es una bendición. Y hay otro fenómeno que la Argentina tampoco aprovecha y es el valor del dólar, que es muy barato en el mundo. Por primera vez hay tasa de interés cero, lo que significa que el costo del dinero es cero, no existe, está por el piso. Esto hace que los inversores del mundo desarrollado busquen países emergentes para invertir. Van a Brasil, Perú, Colombia, Chile, y otros países de la región, pero no a la Argentina. Repito, altos precios de los commodities y tasa de interés cero es una circunstancia que no tuvimos en los últimos 50 años.

Perfil

Martín Redrado nació en Buenos Aires el 10 de septiembre de 1961. Estudió Economía en la Universidad de Buenos Aires y realizó un Máster en Administración Pública en la Universidad de Harvard. Se especializó en finanzas y economía internacional.
Fue presidente de la Comisión Nacional de Valores y también presidente del Banco Central durante el gobierno de Néstor Kirchner y el comienzo del de Cristina.
En 1994 creó la Fundación Capital, destinada al análisis económico y asesoramiento en materia de diseño de políticas públicas. Entre 1996 y 1998 fue secretario de Educación Tecnológica. También fue Secretario de Relaciones Exteriores y Comercio Internacional.

Gonzalo Dal Bianco
gdalbianco@puntal.com.ar

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here