Inicio Uncategorized Pagaron $40 mil por el gran campeón Hereford en la Rural

Pagaron $40 mil por el gran campeón Hereford en la Rural

Compartir

 

Aunque hubo otros precios destacados, el remate de bovinos se desarrolló con plaza pesada. Para satisfacción de los organizadores, a pesar del mal tiempo visitaron la muestra unas 95 mil personas

La 78ª Exposición Nacional Ganadera, Industrial, Comercial y de Ser-vicios de la Sociedad Rural de Río Cuarto será recordada como la muestra que tuvo lluvia a dos puntas: feroz los dos primeros días y algo menos fuerte en la jornada de ayer, pero con un gran pico de asistencia de público al mediodía. Finalmente, los organizadores estimaron una asistencia total de alrededor de 95 mil personas en los cinco días. Pero si ayer el sol hubiera alumbrado como otrora, quizás se hubiera alcanzado una cifra parecida a la de las últimas ediciones.

Para los expositores, la tregua de dos días que les dio la lluvia sirvió para dejarlos medianamente satisfechos por el importante ingreso de público desde el viernes a la tarde hasta pasado el mediodía de ayer.

En las pistas de remates, en cambio, se dieron situaciones contrapuestas. Con muy buenos precios en porcinos y en ovinos, y con una gran disparidad en bovinos, donde si bien hubo un máximo espectacular, de $40 mil por el gran campeón Polled Hereford, los promedios no fueron de los mejores.

El criador Juan Carlos Bessone, propietario de un campo cercano a San Basilio, se quedó con el reproductor expuesto por el cabrerense Jorge Gil, luego de una intensa puja con otros dos interesados. Cuando el martillero dio por concretada la venta la tribuna estalló en un cerrado aplauso que se transformó carcajadas cuando el comprador dijo:”Cómo aplauden, se ve que no lo pagan ellos”.

David Tonello, vicepresidente de la Sociedad Rural, consideró que la venta de toros se realizó con una plaza muy pesada, con varios lotes sin vender, algunos por falta de interesados y otros porque los cabañeros no quisieron sacarlos a la venta. “Pero cuando hubo calidad, se notó en el precio. Y en la mayor parte los martilleros tuvieron que trabajar más de lo acostumbrado para poder colocarlos”, afirmó, para aclarar que la situación fue muy distinta en porcinos donde hubo muy buenos precios y quedaron muy pocos animales sin vender.

Para Tonello, el balance general de la muestra es bueno porque el predio estuvo lleno a pesar de las dificultades que tienen muchos distribuidores de maquinaria agrícola y de otros productos importados. “Dentro de todo, nos tocó un viernes lindo, lo mismo que el sábado y buena parte del domingo, hasta que se largó a llover”.

De todas maneras, el dirigente ruralista recordó que esta lluvia es providencial para el sector agro-pecuario. “Que llueva así, en esta época del año, para nosotros los productores, es una lluvia fabulosa  Es algo prácticamente sin precedentes. Dicen que la última lluvia para esta época fue en 1913: hace 99 años. Y arrancar con esta cama de siembra para el maíz de primera, la soja o los verdeos, es realmente fabuloso”, concluyó.

Claro que la lluvia obligó a suspender algunas actividades, como el aparte campero y las exhibiciones de canes. Aunque había mucha gente en el predio, la mayoría se cobijaba en algunos stands y en los pabellones central, de artesanías, la Cámara de la Madera, la sección canes y las carpas gastronómicas, entre otros lugares que les permitían protegerse del agua.

Los remates

En la raza Aberdeen Angus, la más numerosa de la muestra, se subastaron 9 reproductores puros de pedigree a un promedio de $18.855, con un máximo de $27 mil por el gran campeón de “Chañar Chico” de Teso SA, de Anguil (La Pampa), que fuera comprado por Lorenzo Valerio, de Villa Dolores.

En machos puros controlados se vendieron 19 toros a un promedio de $15 mil y un máximo de $20.500 que fueron pagados por el mejor toro puro controlado de “Yanicé”, la cabaña de Yanina Reineri.

También se vendieron 7 hembras puras de pedigree a un promedio de $7.070 y 8 puras controladas a $7010.

Los Polled Hereford redoblaron la apuesta con el máximo de $40 mil del gran campeón puro de pedigree, que elevó el promedio de los tres toros vendidos a $28.300.

En machos puros registrados, en tanto, se vendieron 9 toros a un promedio de $12.400.

Una hembra Polled Hereford pura de pedigree fue comprada en $15 mil por Ricardo Contreras, de estancia Las Lomas, en tanto que 18 puras registradas se vendieran con un promedio de $7.800.

Se subastaron también dos toros Shorthorn puros controlados a $11 mil cada uno y 3 toros Charolais a $13 mil uno y a $12 mil los otros dos.

PUNTAL

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here