Inicio Uncategorized Los bienes industriales pierden peso en las exportaciones

Los bienes industriales pierden peso en las exportaciones

El fenómeno se dio pese a la mala cosecha agrícola y afecta a los productos industriales de media y baja tecnología Por la menor demanda de Brasil, pero también por la pérdida de competitividad de los productos nacionales, las exportaciones industriales desaprovecharon la oportunidad de aumentar su participación dentro de las exportaciones totales de la Argentina, en un período en que la mala cosecha agrícola -como consecuencia de la sequía de principios de año- hacía prever una caída en las exportaciones primarias. “Uno hubiera esperado que la participación de las exportaciones industriales creciera, porque las agrícolas no iban a ayudar mucho”, dijo Mauricio Claverí, experto en comercio exterior de abeceb.com. “Pero al final ocurrió lo contrario, porque los precios de las exportaciones agrícolas siguieron subiendo, mientras que las exportaciones industriales, que dependen mucho del sector automotor, cayeron.” En los primeros siete meses de 2012, según la clasificación de abeceb.com, las exportaciones de productos industriales sumaron 31.111 millones de dólares, es decir, 7,2% menos que en el mismo período del año pasado. Al contrario, las exportaciones de productos no industriales llegaron a US$ 14.085 millones, 1,8% más que en 2011. De este modo, para el acumulado de enero a julio la participación de las exportaciones industriales fue de 68,8%, dos puntos menos que en el mismo período de 2011, mientras que el peso de las exportaciones no industriales creció de 29,2 a 31,2 por ciento.

 

El mal desempeño de las exportaciones manufactureras se verificó en las cuatro categorías en que abeceb.com las dividió: 1) productos de alta tecnología; 2) de media-alta tecnología; 3) de media-baja tecnología, y 4) de baja tecnología. La menor caída en el monto exportado (0,5%) se verificó en las exportaciones industriales de alta tecnología, donde los productos farmacéuticos representan el 56%. Dentro del 44% restante están, entre otros bienes, los equipos de radio, televisión y comunicaciones. Sin embargo, Claverí señaló que los celulares de Tierra del Fuego no se exportan por la “diferencia de costos” con los de otros países. En los primeros siete meses de 2012 las exportaciones farmacéuticas sumaron US$ 548 millones, 7,8% más que en igual período de 2011. Esto permitió que la participación de las exportaciones de alta tecnología permaneciera en torno al 2% de las exportaciones totales. Producción regional Para Claverí, el crecimiento de las exportaciones farmacéuticas se debe a que la producción nacional se dirige, básicamente, a otros países de la región, donde la demanda de este tipo de productos ha crecido mucho en los últimos años, y también a que muchos laboratorios locales están presentes en esos países, lo que facilita el comercio. La pérdida de competitividad afecta también, según el experto, a productos como madera, papel y textiles. Estos bienes, al igual que alimentos, bebidas y tabaco, están en la categoría de baja tecnología, cuyas exportaciones en el acumulado de los primeros siete meses del año cayeron 6,5% frente al mismo período de 2011. Sin embargo, en el caso de los alimentos, la caída estuvo provocada por dificultades para entrar al mercado brasileño. En el caso de los productos de media-alta tecnología, la caída (-6,1%) también estuvo vinculada con Brasil, específicamente con la menor demanda de vehículos. En la misma categoría están los productos químicos, cuyas ventas al exterior en los primeros siete meses de este año sumaron US$ 3608 millones, es decir, 1,7% más que en el mismo período de 2011. Sin embargo, esto no alcanzó para evitar que la participación de las exportaciones de media-alta tecnología dentro de las exportaciones totales bajara de 21,7 a 21,4 por ciento. Finalmente, dentro de los productos catalogados como de media-baja tecnología destaca la caída (23,8%) de los derivados del petróleo. Claverí vinculó esa situación con el déficit energético que atraviesa el país: “En la actualidad se consume localmente casi toda la producción de refinados de petróleo. Las exportaciones energéticas son sobre todo petróleo crudo, pero eso no se contabiliza como producción industrial”. Para 2013, con la prevista recuperación de la cosecha agrícola, Claverí espera una “leve” caída en la participación de las exportaciones industriales, pese al repunte que se espera en las ventas de vehículos.

Por José Hidalgo Pallares  | LA NACION

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here