Inicio Uncategorized Variables clave de la economía indican que la inflación llega al 25%

Variables clave de la economía indican que la inflación llega al 25%

Compartir

­­

Los datos que se desprenden de los informes de recaudación, paritarias, jubilaciones, salario mínimo, asignaciones familiares y consumo, revelan que la actividad económica se rige con un piso del 20%

Se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Cen­sos (Indec) la in­fla­ción de agos­to fue 0,9% y acu­mu­ló un 10% en el úl­ti­mo año.
El re­le­va­mien­to ofi­cial re­pre­sen­ta me­nos de la mi­tad que lo que de­tec­tan las con­sul­to­ras pri­va­das, que a tra­vés del “Ín­di­ce Con­gre­so” que di­fun­den le­gis­la­do­res de la opo­si­ción to­dos los me­ses, acu­mu­ló al mes pa­sa­do una in­fla­ción in­te­ra­nual del 24,23 por cien­to.
Cer­ca de es­te in­di­ca­dor, va­rios da­tos de la eco­no­mía con­fir­man es­ta ten­den­cia del au­men­to ge­ne­ra­li­za­do de pre­cios, que es más del do­ble de las po­lé­mi­cas es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les.

Ejem­plos a la vis­ta

Por ejem­plo, los au­men­tos de sa­la­rios en el sec­tor pri­va­do re­gis­tra­do fue­ron en el pri­mer se­mes­tre de 30,1 por cien­to, por lo que pa­sa­ron de 5.554 a 7.229 pe­sos.
En el sec­tor pú­bli­co au­men­ta­ron 27,5 por cien­to, con 36,4% en la ad­mi­nis­tra­ción cen­tral, 27,7% en las pro­vin­cias y 31,1% en el con­jun­to de los mu­ni­ci­pios del país, con ex­cep­ción de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res que ajus­tó 24,9 por cien­to.
El Sa­la­rio Mí­ni­mo Vi­tal y Mó­vil (SMVM) ofi­cia­li­za­do por el Go­bier­no mues­tra que di­cha re­mu­ne­ra­ción al­can­za­rá unos $2.875 des­de los $2.300 que re­gían en agos­to. De nue­vo, el sal­to que se re­gis­tra es de 25 por cien­to.

Ne­go­cia­cio­nes pa­ri­ta­rias

En ma­te­ria de pa­ri­ta­rias tam­bién apa­re­cen da­tos in­te­re­san­tes: el gre­mio de ban­ca­rios lo­gró un au­men­to de 24,5 por cien­to has­ta el 31 de di­ciem­bre de es­te año, más unos $1.000 por úni­ca vez.
En la mis­ma lí­nea se en­cuen­tran los ca­mio­ne­ros que en for­ma es­ca­lo­na­da re­gis­tra­ron una su­ba de 25,5 por cien­to que re­gi­rá has­ta ju­nio del pró­xi­mo año.
En tan­to, los em­plea­dos de co­mer­cio ten­drán un in­cre­men­to de 24 por cien­to en dos eta­pas has­ta abril del pró­xi­mo año.
Se­me­jan­te ex­pan­sión de las va­ria­bles no­mi­na­les es­tu­vie­ron ali­nea­das con el cre­ci­mien­to de la crea­ción de di­ne­ro pri­ma­rio por par­te del Ban­co Cen­tral, a un rit­mo de 36,4 por cien­to y 37,1% en la can­ti­dad de di­ne­ro en po­der del pú­bli­co, en­tre agos­to de 2011 e igual mes del co­rrien­te año.
Ade­más, la ma­sa de de­pó­si­tos se ele­vó en ese pe­río­do 29,4% y el to­tal del cré­di­to al sec­tor pri­va­do lo hi­zo a rit­mo de 42% al año.

Tar­je­tas de cré­di­to

Fren­te a se­me­jan­tes se­ña­les de al­ta in­fla­ción, los con­su­mi­do­res in­ten­si­fi­ca­ron el uso del fi­nan­cia­mien­to de sus com­pras a tra­vés del cre­cien­te uso de la tar­je­ta de cré­di­to, por­que con­su­me hoy y pa­ga a 30 días.
Los da­tos del Ban­co Cen­tral die­ron cuen­ta que en agos­to por es­ta vía el fi­nan­cia­mien­to se ele­vó 46,9 por cien­to, aun­que par­te es­tu­vo in­du­ci­do por gas­tos en el ex­te­rior, an­te la agu­di­za­ción del ce­po cam­bia­rio.
Fi­nal­men­te, otro da­to que ava­la la con­vi­ven­cia con una ta­sa de in­fla­ción de dos dí­gi­tos al­tos es que el gas­to pú­bli­co man­tie­ne un rit­mo de cre­ci­mien­to por so­bre el 25% anual.

Si fue­ra co­mo di­ce el In­dec

Si la in­fla­ción fue­ra co­mo sos­tie­ne el Indec, del or­den de 10 por cien­to anual, se­me­jan­tes in­cre­men­tos de las va­ria­bles mo­ne­ta­rias, fi­nan­cie­ras, de con­su­mo y de gas­to, de­bie­ran ha­ber in­du­ci­do a un cre­ci­mien­to real de la ofer­ta de bie­nes y ser­vi­cios muy su­pe­rior al 2,5 por cien­to que aca­ba de in­for­mar el Indec y la in­ver­sión no se hu­bie­ra de­rrum­ba­do el 15 por cien­to en el se­gun­do tri­mes­tre, co­mo tam­bién co­mu­ni­có el or­ga­nis­mo ofi­cial de es­ta­dís­ti­ca.
Un da­to ofi­cial, co­mo lo es la re­cau­da­ción por Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do (IVA), mues­tra que los in­gre­sos fis­ca­les acu­mu­la­dos por el co­bro del gra­va­men en­tre ene­ro y agos­to de es­te año tre­pa­ron un 25,7 por cien­to en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­río­do del año 2011.
El con­su­mo en su­per­mer­ca­dos e hi­per­mer­ca­dos cre­ció 26,6 por cien­to en los pri­me­ros ocho me­ses del año, en com­pa­ra­ción con 2011.
Si bien esa su­ba pue­de ser al­can­za­da por me­dio de una ma­yor can­ti­dad de pro­duc­tos, tam­bién obe­de­ce a un sal­to en la fac­tu­ra­ción vía pre­cios.
Res­pec­to de la Asig­na­ción Uni­ver­sal por Hi­jo, la pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez anun­ció un ajus­te de $270 a 340 pe­sos en la par­ti­da pa­ra ca­da ni­ño, y que re­pre­sen­ta una ero­ga­ción pa­ra el Es­ta­do de unos $5.200 mi­llo­nes, con un in­cre­men­to re­co­no­ci­do de 25,9 por cien­to.
Tam­bién las ju­bi­la­cio­nes re­gis­tra­ron un au­men­to des­do­bla­do en dos ajus­tes pre­vis­tos por ley que to­ta­li­zan en 2012 una me­jo­ra de 31%, se­gún lo dis­pu­so el pro­pio Es­ta­do me­dian­te una fór­mu­la de ajus­te au­to­má­ti­ca.
En me­dio de es­te pa­no­ra­ma in­fla­cio­na­rio anual pa­ra na­da alen­ta­dor, las de­cla­ra­cio­nes, ayer, de la mi­ni­stra de In­dus­tria so­na­ron pa­re­ci­das a una suer­te de pre­mio con­sue­lo.
Es que Dé­bo­ra Gior­gi des­ta­có la im­por­tan­cia de que Ar­gen­ti­na no es­té en­deu­da­da en mo­men­tos don­de los paí­ses de­sa­rro­lla­dos su­fren la cri­sis fi­nan­cie­ra y eco­nó­mi­ca.
“El kar­ma que tie­nen to­dos los paí­ses de­sa­rro­lla­dos es su en­deu­da­mien­to”, di­jo, y lo con­tra­pu­so con la si­tua­ción en nues­tro país.
“¿Sa­ben lo que es en el mun­do de hoy ser un país de­sen­deu­da­do? ¿Un país que no tie­ne que re­cu­rrir al Fon­do, a los sal­va­ta­jes fi­nan­cie­ros, a los ajus­tes, a la sa­lud y a los ju­bi­la­dos?”, pre­gun­tó en un se­mi­na­rio en San­tia­go del Es­te­ro an­te unos 600 em­pre­sa­rios.

El 42% del PBI

“Ar­gen­ti­na tie­ne un ni­vel de de­sen­deu­da­mien­to equi­va­len­te al 42 por cien­to del PBI, y si nos re­fe­ri­mos só­lo al sec­tor pú­bli­co es­te ín­di­ce es del 18 por cien­to. Te­ne­mos que es­tar or­gu­llo­sos de es­to”, aña­dió Gior­gi.
Tam­bién re­sal­tó la so­li­dez del mo­de­lo, y re­cal­có que “hay una po­lí­ti­ca ma­croe­co­nó­mi­ca pa­ra ca­da mo­men­to his­tó­ri­co, lo­cal e in­ter­na­cio­nal: la eco­no­mía se pa­re­ce a la me­di­ci­na, no se apli­ca siem­pre el mis­mo re­me­dio en to­dos los ca­sos”.
Ade­más des­ta­có el rol del mer­ca­do in­ter­no y afir­mó que “es la ba­se que per­mi­te, por ejem­plo, de­sa­rro­llar a la pyme su pri­mer ne­go­cio, ya sea un co­mer­cio, una in­dus­tria o una em­pre­sa de ser­vi­cios”.
“En es­te mo­men­to es cla­ve te­ner un mer­ca­do in­ter­no pu­jan­te, la Ar­gen­ti­na du­pli­có su con­su­mo, ge­ne­ró cin­co mi­llo­nes de pues­tos de tra­ba­jo, tie­ne el ni­vel de sa­la­rios más al­to de Amé­ri­ca la­ti­na, es igual­dad so­cial, y eso es la ba­se del ver­da­de­ro ca­pi­ta­lis­mo”, ana­li­zó la mi­nis­tra.
“El ca­pi­ta­lis­mo que hi­zo gran­de a los Es­ta­dos Uni­dos no fue el de Wall Street, ni de las hi­po­te­cas o de los pe­da­leos fi­nan­cie­ros de la bur­bu­ja. Lo que hi­zo gran­de a Es­ta­dos Uni­dos fue esa cla­se me­dia que que­ría con­su­mir, te­ner su au­to, su he­la­de­ra”, ex­pre­só.
So­bre es­te pun­to, Gior­gi agre­gó que de­trás de ese mo­de­lo neo­li­be­ral “no hay tra­ba­jo, pro­duc­to o va­lor agre­ga­do, hay mi­llo­nes de nor­tea­me­ri­ca­nos que hoy no la es­tán pa­san­do bien”.
Por úl­ti­mo, la mi­nis­tra hi­zo re­fe­ren­cia a las po­lí­ti­cas de de­fen­sa de la in­dus­tria lo­cal y ad­vir­tió que “hoy los paí­ses de­sa­rro­lla­dos tie­nen ta­sas ne­ga­ti­vas de cre­ci­mien­to; cuan­do esos paí­ses no con­su­men, so­bra to­do, no hay pre­cio, en­ton­ces hay que pro­te­ger el pro­duc­to lo­cal”.

“Una competencia sana”

Al res­pec­to, dijo que “es­to no sig­ni­fi­ca de­jar­le la va­ca ata­da al fa­bri­can­te na­cio­nal, que tie­ne que pro­du­cir con pre­cios ac­ce­si­bles al pue­blo y con ca­li­dad in­ter­na­cio­nal, ne­ce­si­ta­mos com­pe­ten­cia sa­na, no pre­cios de re­ma­te”.
La línea de pensamiento de la ministra, por un lado, y los índices antes mencionados, muestran una realidad diferente según el cristal que se mire. Algunos, incluso, ya han vaticinado el peor escenario, como el ex ministro Domingo Cavallo.

 

PUNTAL

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here