Facebook
Twitter

Autorizan a exportar sólo 500.000 t de trigoAutorizan a exportar sólo 500.000 t de trigo

Un fuerte rechazo de las entidades rurales provocó la decisión del Gobierno de autorizar la exportación de apenas 500.000 toneladas de trigo de la campaña 2013/14 , anunciada ayer por el ministro de Economía, Axel Kicillof.
Productores y especialistas del mercado preveían la exportación inmediata de 1,5 millones de toneladas. Kicillof afirmó que se va a llegar a esa cifra en forma escalonada, mediante revisiones mensuales de la cosecha.
En un comunicado, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) expresó que la medida “profundiza las ventajas de los sectores intermediarios, transformando en rehenes de sus grandes ganancias a productores y consumidores”.
El ministro de Economía argumentó que la decisión de autorizar la exportación de medio millón de toneladas de trigo se tomó para “evitar las especulaciones y el desabastecimiento” que hubo en 2013, en referencia a la suba de 70% del precio del pan por la escasez de harina.
El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, recordó que el año pasado el kilo de trigo costó 4,3 pesos y el pan, 22 pesos: “Ahora el precio del trigo bajó a 1,5 pesos y el pan cuesta lo mismo”, dijo.
Kicillof, que realizó el anuncio de la apertura de las exportaciones de trigo junto con el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, responsabilizó al sector privado por haberle brindado información distorsionada al sector público.
Sin embargo, en junio del año pasado, Amado Boudou, vicepresidente de la Nación, Norberto Yauhar, entonces ministro de Agricultura, y Guillermo Moreno, a cargo en ese momento de la Secretaría de Comercio Interior, anunciaron la apertura de exportaciones por 6 millones de toneladas luego de haberse reunido con “todos los actores” de la cadena de trigo. Según Kicillof, “la Bolsa (de Cereales) calculaba una cosecha de 12.500.000 toneladas y en octubre la realidad indicaba una cosecha de 8.200.000 toneladas”. Lo llamativo es que el informe mensual sobre estimaciones agrícolas de la Subsecretaría de Agricultura, que depende del Ministerio, estimaba en esa fecha un volumen de cosecha cercano a los 9 millones de toneladas. Posteriormente, la cartera agrícola ajustó sus estimaciones y dejó el volumen en 8,2 millones de toneladas.
Los seis millones de toneladas no se llegaron a exportar ante la evidencia de la caída de la cosecha.
Kicillof, por otra parte, aprovechó el anuncio para darle un tinte político a la conferencia de prensa realizada en el Ministerio de Economía. Criticó la propuesta del Frente Renovador (FR), que conduce el diputado Sergio Massa, de proponer una rebaja de las retenciones al trigo.

Le pidió al legislador que explique ante la sociedad “qué pasaría con el precio del pan” en caso de eliminar las retenciones al trigo. También criticó al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, que integra el FR, porque fue “uno de los que instauró los derechos de exportación”.
Massa se reunió el sábado pasado con los dirigentes de la Comisión de Enlace en General Madariaga y anunció que presentará un proyecto de ley para llevar a cero las retenciones al trigo a partir de mayo próximo, cuando se inicie la campaña de siembra del cereal.

Escalonada

El ministro de Economía explicó que el volumen de exportaciones autorizadas será de 1.500.000 de toneladas de acuerdo con una cosecha de 9,2 millones de toneladas.
Casamiquela aclaró que habrá una revisión mensual de esa cifra. Según estimó el corredor Javier Buján, la próxima apertura podría concretarse a mediados del mes próximo. No obstante, dijo que si el mercado interno tenía un consumo de 6,5 millones de toneladas, el excedente podría alcanzar los 2,7 millones de toneladas.
Por otra parte, el ministro de Economía anunció la autorización para exportar 50.000 toneladas de harinas y ratificó la vigencia del fideicomiso para devolver las retenciones a los productores anunciado por la Presidenta en junio del año pasado.
Respecto del precio pan, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, recordó que la incidencia del valor del trigo es de apenas un 12 por ciento.
El dirigente criticó la decisión del Gobierno de mantener los cupos a la exportación y autorizar la exportación de sólo 500.000 toneladas. “Siguen con la misma lógica de 2007 que nos llevó al fracaso”, dijo, en referencia al comienzo de la intervención sobre el mercado de trigo que comenzó Moreno y que derivó en que, en la campaña pasada, se sembrara la menor siembra con el cereal de los últimos cien años.
Por su parte, Etchevehere dijo que los productores no fueron consultados. “Si alguien pretende arrogarse esa representatividad, lo desautorizamos”, dijo el presidente de la SRA.
Kicillof dijo que la decisión se tomó luego de consultar a productores y entidades de la cadena de trigo. Al respecto, expresó su apoyo el presidente de la Confederación General Económica (CGE), Ider Peretti, quien destacó el “aumento de la proyección del volumen de la cosecha de trigo y la importancia de proteger el mercado interno a través de la rectificación de las retenciones y la administración de comercio”. También apoyó la medida el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Rodríguez.
Por otra parte, ayer se conoció que fue restituido el CUIT a la empresa cerealeara Nidera, que había sido cancelado después de que se conoció que la firma había exportado un buque con trigo a fines del mes pasado.
Por Cristian Mira | LA NACION