Facebook
Twitter

Trigo: entidades del campo anuncian que volverían con medidas de fuerza

Diferentes representantes nacionales, provinciales y de Río Cuarto coincidieron en destacar el malestar de los productores rurales por la medida de liberar sólo la exportación de 500 mil toneladas de trigo
Dirigentes de entidades agropecuarias a nivel nacional, provincial, regional y de la ciudad de Río Cuarto coincidieron en destacar su malestar por la medida anunciada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, de autorizar sólo la exportación de medio millón de toneladas de trigo y anunciaron la posibilidad de volver a realizar asambleas y medidas de fuerza.

El vicepresidente segundo de la Sociedad Rural de Río Cuarto, Javier Rotondo, rechazó la medida “porque es más de lo mismo y no cambia nada. Ya se ha visto que este tipo de mercado intervenido no funciona, porque desalienta la inversión”.

“Dicen que la cosecha de esta temporada va a ser de unos 9, millones de toneladas, pero hace 6 años era de 17 millones. Y sólo autorizan medio millón de toneladas para exportar. Es muy poco” opinó Rotondo en diálogo con Café Digital.

Aseguró que “con la excusa de abastecer primero el mercado interno y la mesa de los argentinos, se paga el pan más caro del mundo”.

Para la Rural “hay que producir más”

Para el representante de la Rural de Río Cuarto, “la única manera de proveer al consumo interno y favorecer la exportación, es incentivando la producción y así la desalientan porque después no pueden venderlo bien”.

Recordó que “actualmente la superficie que se siembra con trigo es la menor en 100 años, y en su momento llegamos a ser el granero del mundo”.

“El intervencionismo sin sentido de los mercados, disminuye el ingreso de divisas y afecta el mercado interno. Nuevamente los más perjudicados son los productores y los consumidores” sentenció.

Rotondo consideró que “esta es una medida cortoplacista ante la necesidad de divisas que exige el gobierno nacional. Y beneficia a la segunda y tercera cadena de producción que son los que tienen el trigo acopiado y los proveerán de dólares”.

Mala perspectiva

Por su parte Alberto Bértola, director del Distrito 4 de Federación Agraria, aseguró a PUNTAL que “el anuncio del Gobierno no ha caído bien entre los productores de la región”.

“Esas 500.000 toneladas de trigo para exportar no cambian nada la perspectiva del campo, que es muy mala para este año”, sostuvo.

Según Bértola “lo que los productores quieren es que se desregule la actividad y se pueda volver a producir 16.000 toneladas de trigo. Se pueda exportar de acuerdo a la oferta y la demanda y quede un saldo importante”.

Destacó que “entre la presión tributaria y la mala productividad, no siembran trigo, sino maíz o soja. Lo mismo pasa con la carne y desaparecen las cabezas de ganado”.

“Por ejemplo, si hubieran anunciado que se abrían las exportaciones sin límites, los productores sembrarían trigo en la ventana de 120 días que se da entre abril y las primeras heladas. Pero ahora muchos apostarán al maíz y la soja nuevamente”.

Asambleas y discusión política

El titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, dejó ayer abierta la posibilidad de que vuelvan las asambleas de productores para protestar porque “no se puede exportar carne con la agilidad que se necesita, no dejaron exportar trigo y el pan llegó a costar 30 pesos”.

La posibilidad de que se reúnan otra vez productores en distintas partes del país fue confirmada por el vicepresidente primero de FAA, Julio Currás.

Admitió que en los próximos días habría una asamblea en Entre Ríos porque “estamos complicados, son varios los problemas, la liberación de 500 mil toneladas de trigo para la exportación no resuelven el problema, contrariamente a lo que afirmó el jefe de Gabinete”.

El dirigente señaló que la “discusión que tenemos que hacer es política” al referirse a la reunión de la antevíspera en el Ministerio de Agricultura que conduce Carlos Casamiquela, que congregó a los técnicos que integran la Mesa de Ganados y Carnes.

“Se van a realizar asambleas en distintos puntos del país porque los costos se han ido por las nubes y desde el nivel oficial no aparecen respuestas”, manifestó.

Por su parte, Buzzi calificó al ministro de Economía, Axel Kicillof, de “hipócrita” por haber justificado la escueta liberación de trigo para la exportación a fin de mantener los precios de la “mesa de los argentinos”.

“Ganaron las multinacionales de exportación, las corporaciones, de las que este gobierno tanto habla. Bajo el pretexto de la mesa de los argentinos han hecho transferencia de ganancias fenomenales de los productores a seis o siete grupos exportadores multinacionales”, sostuvo.

Capitanich criticó las continuas quejas

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, criticó ayer a entidades del agro que se quejaron luego de que el Gobierno liberó trigo para exportación y reclamó que digan “si estaban de acuerdo o en desacuerdo” con restricciones a la venta de ese cereal.

“Cuando se produce la apertura se quejan. Siempre se quejan, que digan si estaban de acuerdo o en desacuerdo” con las anteriores restricciones, advirtió Capitanich.

En declaraciones formuladas en Casa de Gobierno, el funcionario afirmó que el anuncio del Gobierno de liberar en forma “gradual” 1,5 millones de toneladas de trigo anuales y autorizar en lo inmediato la venta al exterior de medio millón es “de una racionalidad absoluta”.

“La mejor medida que puede tomar una Presidenta de la Nación es garantizar que exista trigo suficiente para abastecer la cadena de valor con el objeto que llegue el pan, el fideo a la mesa de los trabajadores argentinos”, afirmó Capitanich.

Además, se preguntó “qué pasa si no hay trigo” para abastecer el mercado interno: “Se perjudica el trabajador, el consumidor argentino”.

“Es una política racional de sentido común”, señaló Capitanich, al defender las medidas anunciadas por el Gobierno nacional.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció la decisión de liberar en forma “gradual” 1,5 millones de toneladas de trigo anuales y en lo inmediato autorizar la venta al exterior de medio millón.

El funcionario calificó de “prudentes” las estimaciones oficiales que indican que durante la presente campaña se cosecharán 9,2 millones de toneladas de trigo, con lo cual las exportaciones totales para la campaña llegarían a 2,7 millones.

Por eso, señaló que se liberarán 1,5 millón de toneladas para la exportación, algo que se hará, dijo, “de manera gradual y secuencial, ya que ahora estamos liberando medio millón de toneladas”.

El ministro anunció también que se autorizó inicialmente la exportación de 500 toneladas de harina.
PUNTAL