Facebook
Twitter

Se multiplicaron las ofertas de los compradores para adquirir soja

Por mercadería disponible para la zona de Rosario, la demanda propuso $ 2650 o US$ 340 por tonelada; la oleaginosa de la nueva cosecha se negoció entre 290 y 300 dólares.
El sostenido interés de los compradores, muchos de ellos necesitados de soja para abastecer las plantas de molienda, y la apreciación del peso respecto del dólar hicieron que ayer se registrara una notable variedad de propuestas para acordar nuevas operaciones y que más vendedores se mostraran predispuestos a convalidar los valores, particularmente en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
Por soja con entrega inmediata, las fábricas ofrecieron en forma abierta $ 2650 por tonelada en las terminales de General Lagos, Timbúes, Ricardone, San Martín y de San Lorenzo. Este precio quedó por debajo de los $ 2693 fijados en la pizarra por la Cámara Arbitral de Cereales de Rosario y de los $ 2671 equivalentes ayer a la propuesta de US$ 340 por tonelada hecha el martes por la demanda. Vale señalar que algunos compradores volvieron a ofrecer US$ 340, pero ahora ese valor equivalió a $ 2635, según el tipo de cambio comprador del Banco Nación, que quedó en $ 7,75, contra los $ 7,856 de la jornada anterior.
Respecto de la soja de la nueva campaña, los interesados propusieron 290 dólares por tonelada con entrega en abril sobre Timbúes y San Lorenzo, sin cambios. Además, por mercadería con descarga durante el mes próximo la demanda elevó la oferta a US$ 295 y hasta US$ 300 por grano para la primera quincena de marzo.
En su reporte diario, la BCR relevó ventas por 10.000 toneladas de soja disponible, por encima de las 6000 toneladas negociadas el martes, y de 5000 toneladas de la oleaginosa de la cosecha 2013/2014, por encima de las 3000 toneladas de anteayer.
“Tras varias jornadas sin cambios relevantes en la paridad peso/dólar, el movimiento de las monedas de ayer hizo que algunos vendedores se replantearan la opción de seguir difiriendo operaciones, ante el riesgo de que la apreciación del peso resienta la capacidad de pago de la demanda”, dijo a LA NACION una fuente del sector comercial.
En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones febrero y mayo de la soja subieron US$ 4 y 0,50, mientras que sus ajustes fueron de 340 y de 293 dólares.
Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer mejoras de US$ 1,10 y de 0,46 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 483,64 y de 470,60 dólares por tonelada. Así, la oleaginosa completó la quinta rueda consecutiva con balance positivo. Entre los factores que posibilitaron la mejora se destacaron los problemas de logística en los Estados Unidos, derivados de la intensa ola de frío que afecta el traslado de los granos por vía terrestre y fluvial; las escasas reservas estadounidenses de la oleaginosa, y el exceso de lluvias en algunas zonas agrícolas de la Argentina.
En la previa del informe mensual del USDA, que será difundido por el organismo el lunes próximo, el mercado estimó la cosecha de soja de Brasil en 89,76 millones de toneladas, por encima de los 89 millones proyectados en el informe oficial de enero. Para la Argentina, los operadores calcularon una producción de 54,13 millones de toneladas, por debajo de los 54,50 millones del reporte del mes pasado.
Acerca del maíz, los precios se mantuvieron sostenidos ayer, dado que los exportadores volvieron a pagar $ 1220 por tonelada disponible en Arroyo Seco y en Bahía Blanca. En la zona de Rosario, según la calidad, se llagó a ofrecer hasta $ 1280 por tonelada. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 1160 y 1200 pesos por tonelada de maíz.
El maíz de la nueva cosecha también se mantuvo estable: US$ 160 para Bahía Blanca y US$ 155 para Necochea y para las terminales santafesinas de San Martín, San Lorenzo y de Timbúes. En el Matba, las posiciones abril y julio subieron US$ 0,10 y cerraron con ajustes de 157,10 y de 154,10 dólares por tonelada.
Con leves altibajos se negoció ayer el maíz en Chicago, donde el contrato marzo subió US$ 0,59 y terminó en US$ 174,50, y la posición julio bajó US$ 0,20, para terminar la rueda con un valor de 178,04 dólares.
El trigo argentino se negoció a $ 1800 por tonelada en Bahía Blanca, sin cambios, y a $ 1750 en la zona de Rosario, con una mejora de $ 50. La BCBA indicó que los molinos ofrecieron de 1550 a 1900 pesos, según calidad, procedencia y forma de pago.
Continúa siendo lento el ritmo de las ventas locales
En su reporte semanal de comercialización agrícola, el Ministerio de Agricultura de la Nación (Minagri) indicó ayer que entre el 23 y el 29 de enero la exportación compró 26.200 toneladas de soja 2012/2013, por debajo de las 56.800 t adquiridas entre el 16 y el 22 del actual. En total, la exportación sumó compras por 9.736.600 t.
Respecto de la industria, el Minagri relevó las compras de soja vieja entre el 16 y el 22 de enero en 275.400 t, por debajo de las 528.900 t del segmento de 9 al 15 del mes pasado. En total, la industria sumó compras por 32.075.300 t.
En conjunto, ambos sectores sumaron compras por 41.811.900 toneladas. Así, en un ciclo que se inició con un stock de 4,43 millones de toneladas; que tuvo una cosecha de 49,30 millones, y que se prevé cierre con existencias de 3,13 millones, aún quedarían por negociarse 8.788.100 t..
Por Dante Rofi | LA NACION