Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La siembra de trigo crecerá casi un 35% en el departamento Río Cuarto

El agua disponible en el suelo luego de un verano con altos registros pluviométricos, sumada a la quita de las retenciones y la liberación de exportaciones, potenció la expansión del cereal esta campaña
El primer ciclo completo de granos que se desarrollará íntegramente durante la gestión de Mauricio Macri es la campaña fina que está en pleno desarrollo.

Con el trigo como estrella destacada, el Gobierno apuesta al primer impacto en la agricultura con un fuerte crecimiento de las hectáreas destinadas a ese cereal luego de las medidas económicas favorables a la agricultura.

En el caso de Córdoba, la expansión del área sembrada rondará el 31% promedio, aunque en el caso del departamento Río Cuarto será algo mayor.

El aumento de siembra 2016/17 se fundamenta en el agua disponible en el perfil y napas gracias al evento climático “El Niño”, la quita de retenciones y trabas en la exportación, lo que posibilita al productor la generación de ingresos antes del comienzo de la campaña gruesa.

Se estima que en esta campaña se sumarán 298 mil hectáreas a la superficie que se sembró la campaña anterior y, a diferencia de 2015, que se destinó un 6% para cobertura, el 100% del cultivo va ser destinado para trilla con el objetivo de lograr la mejor calidad panadera.

Según el último informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba, pese al aumento, la intención de siembra estimada de trigo para el mes de junio (31%), disminuye 2 puntos respecto a la anterior estimación. Esto se produce por el retraso de la cosecha de los lotes que actualmente cuentan con soja y maíz, así como también en aquellos lotes en donde finalizó la cosecha, pero presentan problemas de piso que imposibilitan realizar la siembra en fechas óptimas. El estado de los lotes en general es bueno, con excepción de Juárez Celman, Marcos Juárez, San Justo, San Martín y Unión, que presentan lotes anegados, problemas de huella y/o napas altas. En ese marco, la situación de Río Cuarto es muy positiva y fundamenta la expansión prevista de hectáreas.

Por otro lado, las altas condiciones de humedad del suelo aumentan la presencia de malezas en toda la provincia. Lo cierto es que más allá del aspecto cuantitativo de la producción de trigo, la mayor cantidad de hectáreas implicará una mayor rotación de los lotes y un incremento en la capacidad de absorción de agua durante el invierno y la primavera.

En Chicago hubo retrocesos

Los precios de los granos volvieron a cotizar en baja ayer en el mercado de Chicago, tras la suba del viernes pasado, en un contexto altamente especulativo en el que la difusión de pronósticos favorables para lo que resta del mes en áreas productoras de EE.UU. repercutieron en los valores de estas commoditties.

De esta forma, el maíz cayó 1,71% presionado por las ventas de fondos, para que quedar en U$S 135,33 la tonelada.

La baja se debe a un pronóstico climático caluroso en el Medio Oeste a finales de julio, cuando el país se encuentra en la etapa de polinización, sostuvo la consultora Granar.

Antes del reporte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) sobre evolución de los cultivos, los operadores estiman que el gobierno estadounidense reportará ratings de maíz sin variación a levemente más altos.

En cuanto a la soja disponible cayó 0,64%, en U$S 397,84 la tonelada, debido a que los chaparrones de esta semana en el Medio Oeste presionan el mercado. La comercialización de soja cosechada en la campaña 2015/16 avanzó un 82% del total, contra el 76% existente a principios de junio pasado.
En el caso del trigo la baja fue de 1,06% para cerrar en U$S 152,95.

PUNTAL