“Está visto que la solución de la lechería sigue siendo política”

Alfredo Cardozo, miembro de la Comisión de Lechería de CRA, consideró que una vez presentado en el Congreso el proyecto elaborado por FADA, hay que volver a Ricardo Buryaile para que se eleve a Diputados.
Aunque consideró que la presentación del proyecto ruralista ante la Comisión de Agricultura del Senado Nacional fue “positiva”, el productor de San Basilio y dirigente ruralista Alfredo Cardozo piensa que la solución al problema lechero sigue siendo política.
La propuesta fue elaborada por técnicos de FADA sobre la base de datos suministrados por las sociedades rurales de Río Cuarto y Adelia María, Cartez y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). El licenciado David Miazo, jefe de investigaciones económicas de FADA, fue el encargado de presentarla ante la Comisión de Agricultura del Senado presidida por Alfredo de Angeli, el ex dirigente de FAA que representa al Frente PRO de Entre Ríos y que integran, entre otros, Carlos Caserio (Unión por Córdoba) y Carlos Reutemann (Santa Fe Federal).
A su regreso de Buenos Aires, Cardozo expresó ante PUNTAL Tranquera Abierta que del encuentro quedó claro que la solución al problema de la lechería necesita de una solución política, así que “si bien los productores estamos trabajando de alguna manera con las industrias para solucionar el problema, nosotros creemos que todo pasa por una decisión de políticas de Estado”.
Explicó Cardozo que los senadores se mostraron muy interesados en la propuesta de recuperación de la lechería, pero les anticiparon que el proyecto debería ingresar por la Cámara de Diputados. “Así que desde la Rural de Río Cuarto y junto con CRA, vamos a insistir con la gestión ante el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien ya sabe del proyecto, para que lo impulse y podamos encontrar una solución al problema”, precisó, para señalar que “la propuesta en general está, sólo faltan ajustar algunos detalles mínimos para que pueda ser presentada y analizada en el Congreso Nacional”.
“Están los conocimientos técnicos y comerciales, y los argumentos que fundamentan este proyecto para recuperar a la lechería de la profunda crisis que está sufriendo. Lo que no encontramos es quién se anime al tomar el toro por las astas. Es como que nadie se anima a tocar a las industrias y al sector comercial”, enfatizó, para añadir que espera que de una vez por toda se entienda que hay sectores que ejercen una posición dominante e injusta, que viola las normas de defensa de la competencia.

La propuesta

De acuerdo con lo informado y que fuera publicado esta semana por PUNTAL, la propuesta presentada incluye como uno de sus aspectos fundamentales, la creación de dos sistemas de precios de referencia. Uno teórico, de la leche de las industrias en base a datos de precios de exportación, de góndola y estructuras de costos. Y se propone publicar un precio tipo “pizarra” para la leche cruda, diferenciado por cuencas, estándares y condiciones de entrega y pago, y la publicación debe ser en tiempo real y de libre acceso.
Se propone, además que el negocio deje de ser manejado unilateralmente por el comprador y se firme un contrato que le de transparencia, previsibilidad e institucionalidad.
El proyecto recupera el concepto de “Fondo anticíclico” que venía siendo reclamado por el ruralismo, para compensar el precio en la época más complicada.
Se declara el propósito de desarrollar mercados internacionales con una agresiva estrategia comercial y sanitaria para ampliar los mercados internacionales para toda la gama de productos lácteos.
Para mejorar la competitividad del sector, se propone trabajar desde programas de mejora e inversión en tambos, caminos rurales transitables e inversiones e incremento de la productividad en las industrias lácteas.
PARA UN APARTADO
Defensa de la competencia

La Sociedad Rural Argentina realizó esta semana una presentación ante Defensa de la Competencia, ante el abuso de posición dominante ejercida por el sector comercial en la cadena láctea, en perjuicio de los productores lecheros y los consumidores.
Esto se debe a que en los últimos días hubo un aumento del 35%/40% en el precio internacional de la leche en polvo, que no llegó a los productores. En algunos casos apenas recibieron un 5%, cuando el argumento inverso, de caída del precio internacional, fue utilizado por el resto de la cadena para bajar los precios al productor.
Al referirse a este tema, el presidente de la SRA, Luis Miguel Etchevehere graficó el problema explicando que el productor recibe $4,20 por litro de leche que sale de la industria a menos de $10 y termina en las góndolas a más de $18. Y peor aún es el caso del queso de rallar: se hace con $52 de leche, la industria lo entrega a $98 y termina vendiéndose al público a más de $350.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *