Inicio Sección Destacada La Provincia da otra señal y baja Ingresos Brutos al gas y...

La Provincia da otra señal y baja Ingresos Brutos al gas y la luz

Después de anunciar un recorte de ese tributo para la mercadería de extraña jurisdicción, ahora se suman también las boletas de Epec y de Ecogas. Además, rebajará a la mitad el Impuesto de Sellos para los créditos hipotecarios. En contraposición, prepara un incremento en el inmobiliario rural y urbano

La Provincia movió a comienzos de semana el tablero y dio una señal en línea con lo que venía reclamando la Nación. Eliminó Ingresos Brutos para la mercadería -en forma de productos terminados o insumos para procesos fabriles que se realicen en Córdoba- producida en otras provincias. Pero ayer, luego de que se conociera que Capital Federal y Provincia de Buenos Aires anunciaran rebajas en ese tributo, Córdoba anticipó que para el Presupuesto 2018 aplicará además un recorte -aún no definido en su magnitud- de ese impuesto a las tarifas de gas y electricidad.

Anoche, el ministro de Finanzas de la Provincia, Osvaldo Giordano, confirmó la iniciativa que se plasmará a partir del 1° de enero. “Todavía no terminamos de definir el recorte, pero lo cierto es que vamos a avanzar en ese sentido con la intención de bajar el impacto sobre los hogares y las empresas”, remarcó el funcionario.

Es que la disposición alcanzará tanto a los residenciales como a las empresas. Actualmente la alícuota es del 5,7%, una de las más altas que se aplican en las boletas a nivel nacional.

Pero no será la única modificación tributaria a la baja que impulsará la Provincia para el próximo año, sino que además también se resolvió recortar 50% el impuesto a los sellos para los créditos hipotecarios, en el otorgamiento del dinero por parte de la entidad bancaria y en la compra del inmueble. En ese segmento, y después de un cruce cara a cara entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Schiaretti, la administración provincial había resuelto ya reducir Ingresos Brutos en esos préstamos. Fue a fines de septiembre, cuando recortó la alícuota de Ingresos Brutos al 1,5% desde el 8% vigente hasta ese momento, en forma similar a los que habían resuelto otras jurisdicciones como Capital Federal, Provincia de Buenos Aires y Santa Fe.

Pero frente a los recortes de la presión impositiva, el paquete tributario para el año próximo incluirá también incrementos en el inmobiliario, tanto rural como urbano.

En el primero de ellos, la decisión no es aplicar una suba uniforme. La cartera de Finanzas prepara un corte en tres tramos. Por un lado estarán las unidades productivas de grandes extensiones y valuación elevada, que serán las que recibirán los mayores aumentos en la boleta. Hay allí un espejo cercano: el incremento que anunció la gobernadora María Eugenia Vidal para el ruralismo bonaerense que es en promedio de un 56%. ¿Será similar en Córdoba? Según explicaron desde la Provincia, los campos más grandes afrontarán un alza menor al de Buenos Aires, pero no muy lejano. Hay una explicación que entregan desde el gabinete del gobernador Juan Schiaretti y es que el inmobiliario rural “tiene un gran atraso”. Allí se recuerda que durante mucho tiempo no se actualizó la base imponible y eso provocó la desactualización con respecto al resto de los tributos. Desde el campo se recuerda que los aportes fueron a través de otras vías, como fondos específicos. En el sector rural habrá luego una clasificación de explotaciones de mediana dimensión y valuación; y finalmente las más pequeñas que pagarán una suba “mucho menor”, aseguraron.

Por último, el inmobiliario urbano recibirá también un aumento por parte del gobierno provincial, pero allí los porcentajes estarán más alineados a lo que se espera de inflación para 2018. Según el Presupuesto nacional, se estima una suba de precios promedio de hasta el 12 por ciento. En la práctica se espera que se termine ubicando más cerca del 15%.

Gonzalo Dal Bianco
[email protected]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here