Prevén que las exportaciones aumenten un 30 por ciento por la campaña récord

La Sociedad Rural Argentina elaboró un informe, en el que estima una producción para 2018-2019 de 125 millones de toneladas, diferenciándose de los 140 millones que pronosticó el Gobierno

La campaña agrícola 2018-2019 récord permitirá alcanzar exportaciones por unos 29.000 millones de dólares, casi un 30 por ciento más que la anterior, estimó el Departamento Económico de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

El dato es clave para las previsiones oficiales que apuntan a equilibrar las cuentas públicas y alcanzar el déficit cero, sin tomar en cuenta los pagos de la deuda.

El economista jefe de la entidad, Ezequiel de Freijo, aclaró que para alcanzar ese cálculo no toman la cifra lanzada por el Gobierno de una producción de 140 millones de toneladas, sino que la bajan a 125 millones, que son los granos comercializables, ya que el resto son forrajeros.

Los cálculos de la Rural estiman que “se van a exportar 29.000 millones de dólares, mientras la campaña anterior fueron 22.500 millones, por lo que serán 6.500 millones adicionales, un 29 por ciento más”, explicó De Freijo.

Están incluidos los granos comerciales, soja, sorgo, girasol, arroz, entre otros.  Respecto del maíz, el economista dijo que se diferencian del Gobierno, que estima una producción de 49,68 millones de toneladas, y se prevé sembrar 9,35 millones de hectáreas, y tomamos 40 millones de toneladas que sería la cosecha del grano de uso comercial”.

El Gobierno había anunciado el miércoles que proyecta una producción histórica de 140 millones de toneladas para la campaña agrícola 2018-2019, lo que representará un alza del 25% respecto de la anterior.

 

Menos soja

 

Por otra parte, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) redujo la estimación de producción de soja argentina para la presente campaña en 1,5 millones de toneladas hasta los 55,5 millones de toneladas, al mismo tiempo que ajustó a la baja la producción de soja y maíz estadounidense, aunque previó un incremento en los stocks finales, en especial de China.

En su informe mensual sobre oferta y demanda mundial de granos, la cartera de agricultura estadounidense recortó la proyección de producción argentina de la oleaginosa al pasar de 57 millones de toneladas previstas en octubre a 55,5 millones, mientras que la de maíz fue elevada en 1,5 millones de toneladas hasta la 42,5 millones de toneladas.

En consecuencia, el USDA previó una suba en las exportaciones del cereal de un millón de toneladas, por lo que Argentina destinaría al comercio exterior 28 millones de toneladas.

Sin embargo, las principales noticias provinieron de las mediciones realizadas sobre el cultivo estadounidense, las cuales mostraron cifras de tendencia bajista para el precio de los granos y, de los stocks chinos, que presentaron importantes incrementos.

Según el USDA, la producción de soja en los Estados Unidos se reduciría a 125,2 millones en contraposición a las 127,3 millones de toneladas estimadas el mes pasado, aunque los stocks finales fueron elevados de 24,1 a 26 millones de toneladas y las exportaciones rebajadas de 56,1 a 51,7 millones de toneladas, como consecuencia de las tensiones comerciales con China.

Esto provocó un fuerte crecimiento de los stocks chinos de maíz en 143 millones de toneladas, lo cual impulsó el crecimiento de los inventarios globales del cereal de 159 a 307 millones de toneladas, dato bajista para el precio del cultivo, a pesar de que el USDA rebajó en casi 4 millones de toneladas la producción estadounidense hasta los 371,5 millones y los stocks finales en 2 millones hasta los 44,1 millones de toneladas.

Desde la corredora de granos Granar, dichos datos alcistas para los mercados “fueron eclipsados por una notoria revisión de las cifras en China, que generó un inusitado crecimiento del abasto de forraje en el país que busca sustitutos para la soja que no llega desde Estados Unidos por la guerra comercial que aún goza de buena salud”.

Por último, las existencias finales de trigo en EE.UU. fueron recortados en 200.000 toneladas, algo inesperado por el mercado, que preveía un aumento en los stocks, aunque el incremento de más de 6 millones de toneladas en los stocks finales a nivel global, le dieron un tinte bajista a la cotización del cereal.

 

PUNTAL Tranquera Abierta

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *