Algunos cedulones vienen con ajustes superiores al 100% en el Inmobiliario

Van a recibir una lluvia de carpetas”, le dijeron los dirigentes agropecuarios al ministro de Agricultura de la Provincia, Sergio Busso, cuando se comprometió a revisar los cedulones del Impuesto Inmobiliario Rural que llegan con un aumento superior al 61 por ciento estipulado en el presupuesto.

Y aquella alerta se va convirtiendo rápidamente en una realidad, porque hay un creciente reclamo de productores que advirtieron incrementos muy por encima del tope, llegando en algunos casos al 120 por ciento.

El responsable del departamento de atención al socio de la Sociedad Rural de Río Cuarto, Ignacio Leoni, recibe a unos 10 productores por día que están en esa situación y el número de quejas podría subir considerablemente porque hay muchos que todavía no cotejaron lo que pagaron en el 2018 y lo que tienen que abonar este año.

“Vemos que los aumentos han sido significativos y el reclamo se puede decir que es masivo”, manifestó Leoni, quien dijo que hay algún caso excepcional, con un incremento del 120 por ciento.

Cómo asesorarse

El dirigente aclaró que el asesoramiento no sólo es para los socios, sino para los productores en general, porque se trata de un “problema común”.

Los productores que tienen aumentos por encima del 61 por ciento en el Inmobiliario Rural pueden acercarse a la Sociedad Rural con el detalle de lo que pagó en 2018, ya sea cuota única o el discriminado en más cuotas, donde conste el total, lo cual se coteja con el total que le llega para este año.

También hay reclamos porque cuando están adheridos al débito automático no pueden ver el valor de las cuotas, aunque Leoni indicó que si ingresan a “mis impuestos” en la página web de Rentas, con el número de cuenta pueden acceder al detalle de lo que deben abonar en cuota única, o en 12 cuotas.

Leoni explicó que se atiende el reclamo de los productores de 8 a 12 y de 16 a 20 los días hábiles en las oficinas de la Sociedad Rural. También se pueden contactar con el teléfono 4-640757, internos 106 o 108, que es línea directa.

Cuando se cumpla todo el trámite de recepción de cedulones, se los enviará a Cartez, entidad que luego los trasladará a Rentas, con el reclamo de todos los productores afectados en la provincia.

Por otra parte, Leoni indicó que la Rural recomienda que “la primera cuota, por más que sea superior al 61 por ciento y el caso esté en revisión, se pague como dice el cedulón. Después, si hay resolución a favor, seguramente Rentas las irá bajando en las cuotas subsiguientes o no se cobrará la última”.

También pidió a los productores que “no se guíen por la base imponible, que en algunos casos subió hasta el 800 por ciento, porque lo que tienen que ver es el comparativo del pago del 2018 y lo que vino del 2019”.

Agobiante presión fiscal

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, Javier Rotondo, señaló que el sector está “agobiado por la presión fiscal en todos los niveles” y dijo que la negociación año a año “es desgastante porque el gobierno dispone y en ningún momento nosotros acordamos nada porque no da la posibilidad de sentarse a calcular el impuesto, sino que directamente hace su cálculo”.

“Somos espectadores”, sentenció, para manifestar que “le dije al ministro (Busso) que le iban a llover las carpetas porque son muchas cuentas de productores que tienen incrementos muy por encima del 61 por ciento”.

El dirigente indicó que hay un gran impacto por “el aumento de la base imponible que ronda el 500 por ciento, el tipo de cambio y la inflación”.

Por otra parte, manifestó que “queremos ser partícipes del destino de los fondos que salen del impuesto que el gobierno anuncia año tras año” y puso énfasis en las “obras de infraestructura, sobre todo para red secundaria y terciaria, canales, conservación de suelos y patrullas rurales”.

Además el sector impulsa que un representante de los productores pueda ser “el cuarto vocal de lo que es el Consejo de Vialidad, para que podamos ver cuál es el destino, cómo se ejecutan y orientar al gobierno dónde están las obras prioritarias”.

En cuanto al ánimo de los productores luego de una campaña para el olvido, Rotondo expresó: “El productor que tuvo dos inundaciones, una sequía y otra inundación más hace cuatro años que no puede producir de manera normal y obtener una rentabilidad. Y si se suma que llega un aumento en algunos casos del 100 por ciento (en el Inmobiliario Rural) es un cóctel muy complejo”.

“Si al que está inundado la provincia le aumenta y cuando busca fuentes de financiamiento porque está en emergencia y tiene tasas del 70 al 80 por ciento, es lo mismo que decirle andate del sistema”, enfatizó, al tiempo que reclamó “tasas lógicas y períodos lógicos, para volver a producir”.

En la Sociedad Rural de Río Cuarto se asiste a los productores perjudicados, tras el compromiso del Gobierno de la Provincia de revisar los casos con aumentos mayores al 61% estipulado en el presupuesto.

Gentileza de www.puntal.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *