Agroindustria: el costo aumentó más del 74% en 2018

El desajuste financiero que vive la economía argentina desde los primeros meses de 2018 tuvo también su impacto en los costos industriales, a partir de la suba del dólar, porque los insumos principales que utilizan las fábricas para sus procesos experimentaron fuertes aumentos, impulsados por la devaluación.

El último estudio de la Fundación Polo Logístico Región Rosario, de la provincia de Santa Fe, señaló que el costo industrial regional aumentó 74,4% durante 2018, con un dólar que se apreció 104,2% y la mano de obra que se incrementó 23%.

A pesar de que en último trimestre del 2018 se registraron bajas, por el retroceso del dólar, los perfiles de aluminio cerraron el año con incrementos de entre 110% y 111,5%, mientras que los laminados de acero lo hicieron entre un 85% y un 93%, consignó el informe que fue publicado por Maquinac

El rubro de las pinturas se mantuvo, incluso, por encima de la devaluación, cerrando en un promedio del 110,5%.

También fueron importantes los incrementos interanuales en alambres (78,4%), acrílicos (71,1%), tubos y perfiles plásticos (67,4%) y tubos y perfiles de acero (61,3%).

Las menores subas, cercanas a la inflación general, se dieron en plásticos inyectados y soplados (46,6%), plásticos termoformados (44,1%), vidrios (34%) y maderas (26/28%).

De esta manera, resalta el informe, “estamos ante el peor de todos los años (desde 2010 que se realiza la medición) en cuanto al incremento de costos, con más del doble que el mayor que se había dado en el año 2014 (33,8%)”.

Cabe indicar que este mismo indicador había cerrado con incrementos de 31,6% en 2015, 23.8% en 2016 y 19,2% en 2017.

El estudio explica que “la mega-devaluación de mediados de 2018 marcó dos importantísimos incrementos en el segundo y tercer trimestre, del 27,2% y 23,7%, respectivamente”.

Y agrega que “la reducción del valor del dólar, con relación al peso, del cuarto trimestre hizo que en este último periodo haya una drástica baja de la tendencia de incrementos, alcanzando sólo un 2,7%”.

Tras analizar los datos, la Fundación Polo Logístico sostiene que “la industria Pyme no tiene margen para aumentar sus precios sin resentir aún más sus ventas, por lo que se ve obligada a reducir drásticamente márgenes de utilidad”.

En ese sentido, concluye que para lograr una reactivación durante 2019, debería haber “una drástica reducción de las tasas de interés, menor presión tributaria y políticas que incentiven la inversión y producción”.

Noticias AgroPecuarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *