“A la política agropecuaria le hace falta más Estado”, dice Ulises Forte

El presidente del IPCVA, Ulises Forte, advirtió que “a la política agropecuaria le hace falta más estado” porque, señaló, “con el mercado solo no alcanza”.
Asimismo, señaló que en los últimos meses se produjo “una recomposición de precios, más que aumento en sí” en los valores de los productos del sector.
El dirigente agropecuario explicó también, en diálogo con radio Continental, que las exportaciones de carne “inciden muy poco” en la variación de precios porque, señaló, “por suerte tenemos esa cultura gastronómica que lo que a nosotros nos gusta, los otros no lo comen”, como los cortes de tapa y tira de asado, entre otros.
Por eso, sostuvo que “cuanto más exportemos más se complementa” la venta en el mercado interno.
Al respecto, citó el caso del “asado a precios acomodados” al sostener que se debe a que “es el excedente de la exportación porque de la carne argentina se exporta todo y el asado queda como clavo”.
En ese sentido, evaluó que “el productor ganadero dejó de perder plata en este ultimo mes”.
Forte apuntó que el de la carne “es un mercado que no da aumentos temporarios, tiene uno o dos grandes aumentos por año y después tiene una meseta de precios”.
“Si la carne aumentara 3 por ciento mensual como aumenta el gasoil, que es un insumo básico, hubiéramos aumentado muchísimo más pero nadie dice nada porque no pega estos sustos”, acotó.
El directivo del instituto promotor de la carne aclaró que “el clima incide un montón, sabemos que a la agricultura la golpea a los seis meses y un efecto climático en la ganadería golpea a los dos años”.
Por eso, sostuvo que “a la política agropecuaria le hace falta más estado, con el mercado solo no alcanza, es imprescindible pero hay altas cargas impositivas, financieras y es mas negocio muchas veces poner la plata en otro lado y es imposible endeudarse”.
“De los 12 millones de cabezas que perdimos con el impresentable de (el ex secretario de Comercio Interior del kirchnerismo, Guillermo) Moreno, como verdugo de un gobierno que fue nefasto para el campo argentino, se recuperaron tres millones de cabezas” y eso “fue a base pura y exclusivamente del bolsillo del productor”, remarcó.
Forte apuntó que “si a ese mercado imprescindible hubieran venido creditos a valor producto, de honor, un incentivo impositov o financiero sin dudas hoy tendriamos mucho más carne”.
Al realizar una comparación de precios y costos, consideró que en el campo “tenemos más historia que futuro” y recordó que cuando era joven y vivía con sus padres “en los años ’70 para llenar un tanque de la camioneta había que vender una vaca y a fines de los ’90 te hacia falta 1,200 kilos de novillo para comprar un litro de gasoil”.