“El éxito de una empresa pasa por la responsabilidad sustentable”

Así lo expresó el licenciado Luis Ulla, uno de los principales disertantes de la Primera Jornada de Buenas Prácticas Agropecuarias, quien junto a la ingeniera Cecilia Márquez (MAyG) abordaron el contexto y los desafíos que deben superar las BPAs

Con la participación de algo más de 400 personas, se desarrolló ayer en la Sociedad Rural de Río Cuarto la Primera Jornada Nacional de Buenas Prácticas Agropecuarias, organizada por la Mesa de BPA Río Cuarto y el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, con la participación de destacados especialistas del ámbito público y asesores privados.

La jornada, que contó con el auspicio de un importante número de empresas e instituciones de la ciudad y la región, se desarrolló en el pabellón principal del predio ruralista y fue abierta por el vicepresidente de la entidad, ingeniero Francisco Demarchi, quien junto a otros directivos formó parte del núcleo inicial que dio origen a la Mesa de BPA. “Estamos muy contentos de que se realice esta jornada a partir de una idea que comenzó a tomar cuerpo en noviembre del 2010, cuando nos empezamos a juntar con otras instituciones para ver cómo podíamos satisfacer una demanda de la sociedad y explicar cómo trabajamos y ver la manera en que podríamos hacer mejor las cosas”, afirmó, para destacar que desde el inicio se comenzó a tratar el tema con seriedad y siempre sobre la base del conocimiento científico.

Destacó, por otra parte, el crecimiento que ha tomado el tema en Córdoba, gracias a que el Gobierno provincial le ha dado un marco legal que es inédito a nivel país. “Las otras provincias nos ven como raros porque ellos no se han dado todavía estas discusiones”, afirmó.

El ingeniero Gerardo Andreo, presidente de la Mesa de BPA, quien consideró que la jornada es el fruto del trabajo interinstitucional que llevan adelante desde hace varios años, promoviendo y comunicando las Buenas Prácticas Agropecuarias y, coincidiendo con Demarchi en el ejemplo que hoy es Córdoba en el tema cuando en otras provincias recién se está comenzando a hablar de BPAs. “Esta es la primera jornada nacional pero no será la última y seguiremos trabajando para ir abarcando temarios más amplios. Quisimos que esta tuviera un fuerte impacto y creo que lo hemos logrado”, puntualizó.

La apertura oficial estuvo a cargo del ingeniero Francisco Iguerabide, director de Desarrollo Agropecuario Sostenible de la provincia, quien destacó que la Mesa de BPA de Río Cuarto fue la fuente de inspiración para que el ministro Sergio Busso decidiera lanzar el programa oficial que hoy tiene más de 3.000 inscriptos y que tiene fecha de cierre para este año el 30 de este mes. Y destacó que si bien son las leyes y su cumplimiento lo que garantiza la inocuidad de lo que producimos, son las buenas prácticas las que permiten desarrollar actividades productivas más eficientes y sustentables.

Por la Municipalidad de Río Cuarto participaron de la apertura el presidente del Concejo Deliberante, ingeniero Darío Fuentes, quien entregó a Andreo una declaración de interés por la jornada, y el subsecretario de Agroindustria, Daniel Reiloba.

Informar para crecer

Para el licenciado Luis Ulla, el primero de los oradores, “todo vacío de información, se llena de prejuicios. Entonces, el gran desafío del sector agropecuario es dar toda la información que tenemos capacidad de dar: cómo hacemos las cosas, cómo producimos, cómo las empresas ganan el dinero. Porque si no, dejamos abierta la posibilidad de que alguien, con otra finalidad, instale el tema sin ninguna fundamentación científica, basándose sólo en prejuicios”.

Ulla es especialista en Planeamiento Social, y explicó que el Instituto Argentino en Responsabilidad Social Empresaria (IARSE), del que forma parte, se integró hace unos 20 años, a partir de la experiencia de varios profesionales que empezaron a ver que Argentina estaba muy atrasada a nivel mundial en todo lo que era responsabilidad empresaria sustentable. “Nos ocupamos de difundir esto de la responsabilidad de las empresas en cuanto a la sustentabilidad, lo investigamos a nivel local e internacional y trabajamos sobre las herramientas que permiten gestionar con sustentabilidad cualquier tipo de negocio”, afirmó.

Explicó Ulla que la noción de sustentabilidad va más allá de lo que hasta ahora se conocía como responsabilidad social empresaria, que se relaciona siempre con la filantropía, con las relaciones con la comunidad. “Hace algunos años un CEO de Mc Donals nos dijo: ‘Yo tengo la definición más corta y acertada de lo que es la responsabilidad social empresaria, es poder decirle a la sociedad cómo nos ganamos el dinero’. Eso marcó un cambio de paradigma en el concepto, porque el mundo no discute porqué vos ganás dinero. Lo que quiere saber es si lo hacés de una manera que estés creando valor por encima de lo que destruís con tu actividad”, puntualizó.

Destacó entonces que “vivir tiene un impacto ambiental, pero producir tiene un impacto ambiental que hay que compensar con el beneficio que se genera. Y es un beneficio que no sólo tiene que ser económico, hay que demostrar que es ambiental, que es social y que también es ético”. E hizo referencia a 17 objetivos planteados a nivel internacional para medir el nivel de responsabilidad social y sustentable que tiene una empresa, la mayoría de los cuales están vinculados con aspectos éticos, sociales, económicos, productivos y ambientales.

Se refirió entonces al ejemplo que diera en su charla sobre la preocupación de Walmart por saber cómo se provee de leche la empresa que elabora la manteca “Tonadita”, para evitar cualquier problema que pudiera surgir en algún tambo con relación a bienestar animal y otros aspectos que hay que tener en cuenta en las BPA de la lechería. “Se acercó al IARSE una curtiembre que elaboraba cueros de alta calidad para automóviles de alta gama a nivel mundial Lamborghini, Bentley y Mercedes Benz quieren que le demos trazabilidad social y ambiental a los cueros que nos compran. Y eso es, como primer paso, el bienestar animal, y el segundo, una auditoría súper especializada que permita tener la tranquilidad de que, por ejemplo, no hubo un niño trabajando en ningún lugar de la cadena productiva. Y esas son cosas que, de ocurrir, circulan rápidamente por las redes sociales y todo el potencial de las comunicaciones”.

“Hoy en día, entonces, la responsabilidad social y sustentabilidad está muy ligada a hacer lo que se llaman mapas de riesgo, desde las empresas más grandes a las más chicas. La premisa es, hacer buenos negocios, cada vez más grandes, pero con menos riesgos, aprovechando toda su potencialidad”, enfatizó.

Estrategias oficiales

Por su parte, la ingeniera Cecilia Márquez, delegada del Ministerio de Agricultura y Ganadería en Río Cuarto, explicó a Tranquera Abierta que orientó su charla en la jornada a las estrategias de trabajo que se lleva adelante para favorecer una producción agropecuaria sustentable. “Que se basan fundamentalmente en la fiscalización de los marcos normativos que tiene la provincia, como son la ley de conservación de suelos, la ley de agroquímicos y ahora la ley forestal; después en las políticas de estímulo, como el programa de Buenas Prácticas Agropecuarias y el de Conservación de Suelos, que reciben muchos recursos para premiar a los productores que hacen las cosas bien y cumplen con estas leyes, y una tercera estrategia que es la vinculación interinstitucional público – privada”, afirmó, para destacar que la Mesa de BPA es un ejemplo de que “cuando todas las instituciones nos juntamos para trabajar con un objetivo claro, se pueden lograr cosas muy importantes”.

Destacó, por ejemplo, que el departamento Río Cuarto está en el cuarto lugar de la provincia en cuanto a productores vinculados al programa de BPAs y que se ha avanzado mucho en el manejo de agroquímicos en los últimos años, al punto que en este momento el 85% de los expendedores están registrados, lo mismo que el 75% de los aplicadores aéreos, y hay un 35% de los profesionales matriculados que se dedicar al asesoramiento a productores y elaboran las recetas fitosanitarias.

En cuanto a la existencia de situaciones disímiles en distintos puntos de la provincia en cuanto a la aplicación de agroquímicos cerca de áreas urbanas, la ingeniera Marquez manifestó que el Ministerio de Agricultura está elaborando un manual de procedimiento para aplicaciones periurbanas, que se pondrá a disposición de los Municipios para que puedan implementar después sus propios planes de regulación, de acuerdo con lo establecido en la ley provincial.

“Esto hará que no se dicten ordenanzas contradictorias con las leyes vigentes y que, en algunos casos, han sido declaradas inconstitucionales. Pero como rigen para el Municipio, sólo pueden ser quitadas por la vía judicial”, precisó.

Destacó, por otra parte, que si bien aún no existe una ley nacional que de marco legal al uso de agroquímicos en todo el territorio, tenemos ya una ley para la gestión de envases, lo que constituye un avance en ese sentido.

¿Se viene un gran congreso?

Al término de la jornada, el presidente de la Mesa de BPA, el ingeniero agrónomo Gerardo Andreo, expresó su satisfacción por la respuesta de los productores, técnicos y estudiantes a la convocatoria realizada, y manifestó que a partir de mañana (por hoy) “comenzaremos a evaluar el resultado de la jornada y de las encuestas realizadas a los asistentes, y a partir de ahí planificar acciones futuras. De todas maneras, siempre en nuestras mentes está la idea de, luego de esta primera jornada nacional, hacer un congreso mucho más importante”.

Explicó al respecto que siempre que se habla de BPAs, el objetivo es que la gente se lleve el conocimiento que le sirva para su actividad concreta. “La mayoría trabaja bien, hace las cosas bien, pero siempre se puede mejorar, entonces eso es lo que intentamos ofrecerles y para eso pensamos en un congreso de varios días, incorporando a todas las producciones de la región, porque no todo es agricultura extensiva, hay producciones mixtas, tambos, ganadería. Hay muchas producciones y cada una de ellas tiene sus prácticas específicas. A eso queremos llegar”, concluyó.

Un amplio temario

La jornada que se extendió a lo largo de todo el día y estuvo dividido en seis bloques temáticos:

  • Contexto y desafíos de las Buenas Prácticas Agropecuarias.
  • Alternativas sustentables en sistemas productivos.
  • Ordenamiento de las producciones en el periurbano.
  • Producir cuidando las personas y el ambiente.
  • Conservación y recuperación de suelos.
  • Testimonios de productores que implementan BPA.

Estos temas fueron desarrollados por especialistas de la UNRC, del INTA, del Mercado de Abasto de Río Cuarto y del sector privado, y la jornada concluyó con una panel con testimonios de productores que implementan las BPAs, moderado por el periodista agropecuario y comunicador del INTA, Jorge Alegre.

Jorge Vicario. Tranquera Abierta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *