“Si el campo argentino se cae, se cae el 70% de los recursos del Estado”

Lo aseguró el presidente de CRA, Jorge Chemes, en la Expo Rural de Comodoro Rivadavia. Además instó a los productores a acercarse a las instituciones para “trabajar juntos, codo a codo”.

 

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, afirmó que “lamentablemente el campo argentino está soportando el agobio de un paquete de medidas impositivas que viene sometiéndolo a una asfixia cada vez más fuerte”.

Chemes, quien es productor tambero de Entre Ríos, se pronunció de esta manera en la 82ª Expo Ganadera y Afines y la 40º Feria del Carnero a Campo, donde destacó el potencial de la Patagonia y de Comodoro Rivadavia, sede de la muestra.

El dirigente expresó: “Muchas veces los funcionarios no toman conciencia del sacrificio que es producir en este lugar de la República, el esfuerzo y las inversiones que hay que realizar para poder salir adelante”, y en esta línea señaló: “Muchas veces nos encontramos con la falta de herramientas y con el sector frenado en producción y que podría dar muchísimo más, pero sobre todas las cosas hay que destacar el amor, la fuerza y la pasión que le pone el productor para mantener vivo el sector ovino”.

En cuanto a la situación económica nacional, el presidente de CRA opinó: “El país está inmerso en una situación sumamente difícil y lamentablemente el campo argentino está soportando el agobio de un paquete de medidas impositivas que viene sometiéndolo a una asfixia cada vez más fuerte”.

Asimismo destacó que “producir acá con las dificultades que hay y encima con la presión impositiva que tenemos, muchas veces nos quita la fuerza y nos da la sensación de que es imposible seguir adelante, pero hay que seguir” y destacó: “La importancia de mantener a la Patagonia produciendo está en manos de ustedes” dirigiéndose a los productores.

Sobre esto señaló: “El problema impositivo lo sufre todo el país pero a veces y en reiteradas oportunidades notamos que siempre se viene a buscar el recurso impositivo al sector agropecuario”.

Chemes opinó: “Desde los lugares que se toman decisiones deberían tener una visión mucho más clara y certera de cómo funciona el campo en Argentina y por supuesto no catalogarnos; hemos tenido la triste situación de tener que ser juzgados como mezquinos” y en este sentido agregó: “El campo argentino no tiene que firmar ningún documento donde conste que nosotros estamos para ayudar al país, creo que históricamente el campo argentino ha dado muchísimas muestras de que ha sido sumamente generoso y lo sigue siendo”. Además el presidente sostuvo: “Si el campo argentino se cae, se cae el 70% de los recursos del Estado”.

En nombre de la institución que preside afirmó: “Estamos para defender los intereses del sector agropecuario, de norte a sur, ésa es nuestra función como dirigentes. Hoy estamos tanto Daniel Pelegrina como yo, presentes para mostrarles que esto es una realidad: arrímense a las entidades, apóyenlas, trabajemos todos juntos, codo a codo”.

 

Impacto negativo

A su turno, el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, también hizo hincapié en el impacto negativo del escenario impositivo.

El dirigente mendocino repitió algunos conceptos que había vertido la semana anterior, en Junín de los Andes. Por ejemplo, que “resulta inexplicable que, en un momento en el que todos los argentinos necesitan más trabajo, más actividad y más divisas para salir de la profunda crisis económica, tres elementos que el campo está en condiciones seguras de generar, se tomen medidas que van en el sentido contrario”.

Pelegrina insistió en que esta presión fiscal es “prácticamente insostenible para el productor”. Enumeró el aumento de retenciones, la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y la postergación del consenso fiscal como elementos que golpean la competitividad. “Sobre llovido, mojado. Sobre los impuestos existentes, más impuestos”, criticó Pelegrina.

Y completó: “A esta altura de los acontecimientos resulta indiscutible que una de las causas directas de la inflación y los más graves problemas económicos de la Argentina es el enorme déficit fiscal, producto de un gasto público desmesurado y de dudosa calidad. A este enorme agujero que deja el excesivo gasto público no se lo puede atacar siempre a través de un aumento de la presión impositiva al sector privado”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *