Bioetanol de maíz: evalúan parar las plantas ante la caída de la demanda

La cámara del sector señaló que se necesita un aumento inmediato del corte de las naftas del 12% actual al 15%, y una actualización del precio de al menos 10%. Por su parte, Bio 4 prevé trabajar de manera normal durante los próximos 15 días.

 

 

La Cámara de Bioetanol de Maíz alertó este martes que se verá obligada a un cierre total o parcial de sus plantas debido al desplome de la demanda, provocado por la menor actividad económica debido a la cuarentena obligatoria establecida para combatir la pandemia de coronavirus.

“Esperamos una caída de más del 70 por ciento en los requerimientos de etanol de abril y tenemos los tanques de almacenaje llenos. Ante semejante panorama no nos va a quedar otra que parar”, expresó Patrick Adam, director ejecutivo de la entidad, en un comunicado.

La medida tiene un fuerte impacto en Córdoba: las tres etanoleras de maíz más grandes del país están en nuestra provincia.

Se trata de ACA Bio (Villa María), Promaíz (Alejandro Roca) y Bio 4 (Río Cuarto) que elaboran el 60 por ciento del biocombustible que se produce a base de un proceso de fermentación del cereal.

Las otras plantas están ubicadas en Avellaneda (Santa Fe) y Villa Mercedes (San Luis).

En conjunto, estas fábricas emplean a más de 4.800 personas de manera directa e indirecta y producen unos 830 millones de litros al año de bioetanol.

 

Corte

 

Según Adam, en circunstancias normales esta industria ya funciona con una capacidad instalada ociosa del 30 por ciento. Por eso, pidió que ante esta circunstancia de emergencia, se aumente el corte obligatorio de las naftas del 12 por ciento actual al 15 por ciento.

Además, reclamó que se resuelva una actualización del 10 por ciento –como mínimo- en el precio del biocombustible, congelado desde fines del año pasado.

“No sabemos a qué ritmo se va a recuperar el consumo, pero lo más probable es que sea en forma gradual, por lo que tenemos por delante un año muy malo, tanto en volumen como en precio, ya que desde diciembre, además, nos han congelado el valor del litro de bioetanol en menos de 30 pesos”, afirmó Adam.

 

Qué harán

 

Según un relevamiento que realizó La Voz, la situación y la determinación que han tomado las usinas locales son dispares, en función de las diferentes capacidades de almacenaje que cada una tiene en este momento.

ACA Bio (Villa María). Es la primera que tomó la decisión de paralizar la producción. Lo hizo a partir de las 0 horas de este miércoles y podría extender la medida durante 10 días, a la espera de alguna medida que permita dinamizar la demanda y comenzar a vaciar los tanques que están llenos. Días atrás, y como parte de la estrategia para generar nuevos negocios, la empresa exportó ocho millones de litros del combustible renovable a Brasil.

Bio 4 (Río Cuarto). Por ahora, tiene previsto trabajar de manera normal durante los próximos 15 días, hasta colmar su capacidad de almacenaje. “Después veremos qué ocurre”, indicaron desde la empresa.

Promaíz (Alejandro Roca). Allí también tienen todavía capacidad de almacenamiento en los tanques, lo que permite continuar con la producción.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *