Agricultura publicó un protocolo de trabajo para prevenir el contagio de coronavirus en los frigoríficos

Lo hizo luego del fallecimiento de un veterinario del Senasa en una planta de Quilmes. Los trabajadores deben firman una declaración jurada sobre si realizaron viajes al exterior.

 

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca publicó un protocolo de trabajo para el sector frigorífico para prevenir la transmisión de coronavirus entre sus trabajadores y las acciones a tomar en cuanto a casos sospechosos y confirmados de Covid-19.

El trabajo plasma los lineamientos para “implementar medidas de prevención y control del virus para proteger la salud de los trabajadores” y “orientar sobre la actuación ante la identificación de un caso sospechoso o caso positivo confirmado” para así “garantizar la continuidad de la actividad y suministro de alimentos cárnicos a la población”.

El escrito recomienda a los establecimientos realizar una Declaración Jurada (DDJJ) a los empleados para saber si estuvieron en el exterior o en contacto con personas que lo hayan hecho recientemente o que hayan sido diagnosticadas con Covid-19, como así también hacer controles diarios de temperatura al personal.

Asimismo, instó a organizar los procesos productivos, tiempos y espacios de descanso para asegurar la distancia mínima entre trabajadores, reforzar las medidas de higiene personal y facilitar los medios necesarios, restringir al máximo el acceso personal de personas ajenas al establecimiento y delimitar zonas de acceso de vehículos de transporte de productos y materia prima.

En otro punto, sugirió “evaluar la posibilidad de dividir al personal en dos grupos, un grupo activo y otro grupo inactivo. Este último reemplazará en caso que el primero se vea afectado”.

“Para ello, se sugiere reducir la velocidad de faena, reducir el personal, aumentar el distanciamiento entre operarios, entre otras medidas tendientes a reducir el personal y establecer un grupo de reemplazo”, agregó.

Ante la detección de un caso sospechoso pidió evitar que el trabajador ingrese a la planta, aislarlo, proveerle material sanitario, evitar el contacto con otros trabajadores, reportarlo ante las autoridades sanitarias e identificar a las personas que estuvieron en contacto estrecho con este a fin de iniciar el aislamiento obligatorio.

En caso de confirmase un caso positivo, abogó por “actuar de acuerdo a las recomendaciones e instrucciones que imparta la autoridad sanitaria competente dependiente del Ministerio de Salud de la Nación para ese trabajador, colaborar con dichas autoridades para el seguimiento del caso”.

El lunes pasado se conoció la muerte por coronavirus de un trabajador del Senasa que desempañaba sus labores en el frigorífico Federal de Quilmes, que fue cerrado preventivamente por 14 días.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *