La Mesa de Enlace advirtió que se perderán mercados si Argentina se aleja de las negociaciones del Mercosur

Las cuatro entidades agropecuarias criticaron la decisión del Gobierno y alertaron que se resentirán las exportaciones. El trigo sería el mayor perjudicado ante una eventual ruptura.

 

Las cuatro entidades rurales nucleadas en la Mesa de Enlace salieron al cruce del Gobierno nacional por la decisión de retirarse de las negociaciones existentes del Mercosur con Corea del Sur, Singapur, Líbano, Canadá e India, entre otros países, al tiempo que pedirán una urgente audiencia con el canciller Felipe Solá.

“Esta decisión unilateral indica una tendencia hacia una menor apertura de la economía, con un alto impacto potencial en materia de inversiones, desarrollo de negocios y comercio exterior”, indicó la Mesa de Enlace en un comunicado.

“El país perderá beneficios de futuras negociaciones, tanto de acceso a mercados, como en flujo de inversiones, así como la condición de reserva de mercado a nivel regional, pasando a competir con los socios del Mercosur”, alertaron las entidades.

Para Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural (SRA), Federación Agraria (FAA) y Coninagro la medida representa una pérdida en la “inserción en el comercio internacional, tan necesario hoy para la generación de divisas de nuestra economía”.

“La exportación y la apertura de nuevos mercados para la comercialización de alimentos representan una oportunidad insustituible de generar empleo, actividad económica y divisas para beneficio de todos los argentinos”, afirmó la Mesa de Enlace.

La decisión de retirarse de la mesa de negociaciones podría perjudicar también futuros acuerdos que se inicien con Reino Unido, Vietnam e Indonesia. “Se rompió el espíritu societario por el que Argentina tanto abogó desde la creación del bloque”, apuntaron.

Un tema preocupante es el impacto que tenga la decisión en el trigo en función de que el principal comprador del cereal argentino es Brasil y un eventual quiebre del Mercosur podría producir la caída del Arancel Externo Común.

Según estimaciones privadas, si se rompen las relaciones con el bloque del Cono Sur, el trigo argentino debería costar entre 15 y 30 dólares menos de lo que vale actualmente para poder competir con el cereal estadounidense y seguir vendiéndole a Brasil.

En este contexto, la Cancillería explicó que la decisión de abandonar las negociaciones comerciales obedece al hecho de tener diferencias de “posiciones con algunos socios, que plantean una aceleración de las tratativas hacia acuerdos de libre comercio”.

La cartera de Relaciones Exteriores que conduce el ministro Felipe Solá consideró que de esta forma “la Argentina se previene de los efectos de la pandemia (Covid-19) mientras protege las empresas, el empleo y la situación de las familias más humildes”.

“La incertidumbre internacional y la propia situación de nuestra economía aconsejan detener estas negociaciones”, sostuvo Cancillería. “Seguiremos acompañando la marcha de los acuerdos del Mercosur con la Unión Europea”, argumentaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *