“No hay ni hubo ruptura en el Mercosur”, aseguró el canciller Felipe Solá ante la Mesa de Enlace

Mantuvieron un encuentro virtual, donde el funcionario dijo que “ganar mercados es algo que se consigue producto por producto y país por país”. Las entidades plantearon la necesidad de profundizar la integración con los países del Cono Sur.

 

El canciller Felipe Solá reivindicó la necesidad de contar con un Mercosur fuerte, aseguró que “no hay ni hubo ruptura” y dijo que “ganar mercados es algo que se consigue producto por producto y país por país”.

Sola participó el martes por la tarde de una teleconferencia con los principales dirigentes de las entidades que conforman la Mesa de Enlace, en el que pasaron revista a los lineamientos generales de política exterior que está llevando adelante la Cancillería, con relación al sector agroindustrial.

Por el lado de las entidades estuvieron presentes Jorge Chemes (Confederaciones Rurales Argentinas), Carlos Iannizzotto (Confederación Intercooperativa Agropecuaria), Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina) y Daniel Pelegrina (Sociedad Rural Argentina).

Por su parte, el ministro estuvo acompañado por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; el jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Chaves; y la subsecretaria de Mercosur y Relaciones Económicas Internacionales, María del Carmen Squeff.

En ese marco, el canciller insistió en que en el Mercosur “no hay ni hubo ruptura” y recalcó que el criterio que impulsa la Argentina es estudiar cada vez más a fondo el impacto eventual de cualquier nuevo acuerdo con otras regiones o países.

“Nos preocupan los eternos acuerdos sanitarios que nunca se concretan, y por eso les planteamos a los socios del Mercosur que en los acuerdos hay que discutir el acceso de nuestros productos”, dijo Solá.

Neme, por su parte, sostuvo que “el Mercosur necesita una reingeniería”.

“No debemos olvidar que el Mercosur es para conectarse con el mundo, para beneficiarnos con las inversiones, la tecnología y el comercio y no para encarar una apertura ingenua o indiscriminada”, enfatizó Neme.

Desde las entidades rurales, se emitió un comunicado en el que resaltaron que el objetivo de la cita virtual era “interiorizarse acerca de lineamientos generales de política exterior que está llevando adelante la Cancillería, con relación al sector agroindustrial”.

Y aprovechar el potencial productivo argentino —destacaron que el 65% de las exportaciones argentinas son productos agroindustriales, sean proteínas vegetales y animales, fibras y biocombustibles— para diseñar una estrategia comercial post pandemia.

Ello requerirá ” profundizar la integración con los países de Cono Sur, adaptar las estructuras productivas a los nuevos requerimientos y protocolos de los mercados y consumidores” y “fortalecer, a su vez, los organismos técnicos de cooperación entre los países”, según los representantes rurales.

Precisaron que otros temas abordados fueron el vínculo con organismos técnicos como el Senasa y el INTA, así como la relación del país con organismos internacionales de referencia para la actividad como son la OMC, la FAO, la COP, la OIT y la OCDE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *