La actividad inmobiliaria rural comienza a reactivarse, según reveló la cámara del sector

En junio se recuperó 87,5% respecto de mayo, aunque se observa una caída del 15,2% en relación a junio del año anterior.

 

La actividad inmobiliaria en el sector agropecuario subió 87,5% en junio respecto de mayo, pero la caída de las operaciones es del 15,2% en un año.

Así lo consignó el índice InCAIR de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), en el cual se consideró “probable que el incremento en la actividad durante estos meses de pandemia esté relacionado con la consolidación de la baja de los valores de los campos y la mayor fortaleza del dólar”.

El InCAIR de mayo había registrado una suba de 25% en comparación con abril y este de junio registra un crecimiento de 39,46 puntos, lo que representa una nueva alza en la actividad del mercado equivalente al 87,5%.

En la comparación entre junio de 2020 y el mismo mes de 2019, la baja es del 15%.

“Desde las elecciones generales del año pasado, el mercado inmobiliario rural mantuvo una fuerte tendencia a la baja. El actual cambio de tendencia pareciera reflejar una maduración del sector ante tanta adversidad”, sostuvo el informe.

La base del InCAIR es de 97,5 puntos, que corresponde en forma histórica a su pico máximo registrado en septiembre del 2011.

El índice se conforma, principalmente, por resultados de la encuesta mensual de actividad efectuada entre socios de la Cámara de todo el país.

También por cantidad de avisos publicitarios de campos en venta o alquiler en los principales medios gráficos de tirada nacional y en las principales plazas del interior del país.

Se miden, además, las operaciones rurales realizadas en el periodo analizado, y búsquedas y consultas efectuadas por inversores en la web de la entidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *