Una fuerte apuesta por la ganadería en tiempos de pandemia y crisis

Columna de la Sociedad Rural de Río Cuarto publicada en el suplemento Tranquera Abierta de diario Puntal. Este año, debido al distanciamiento social obligatorio, no se realizará la tradicional exposición rural abierta al público y hará exclusivamente una muestra ganadera, con reproductores bovinos, porcinos y ovinos.

 

La pandemia del Covid-19 y las medidas sanitarias que se adoptaron para prevenir la propagación del virus derivaron en la suspensión de los eventos de asistencia masiva, como los espectáculos públicos y diferentes exposiciones que se organizan en todo el país.

Por tal motivo, este año por primera vez se verá interrumpida -tal como siempre fue planteada- la tradicional exposición nacional ganadera, industrial, comercial y de servicios que organiza la Sociedad Rural de Río Cuarto, que constituye la mayor muestra rural del interior del país, como así también la feria nacional e internacional de artesanías.

En las últimas ediciones unas 100 mil personas visitaron el predio de la Rural, donde se amalgaman campo y ciudad, en una enorme vidriera de todo el potencial del sector productivo y empresario. Además, constituye un paseo para toda la familia, con una multiplicidad de espectáculos.

Sin embargo, la pandemia cambió los hábitos y costumbres, y el distanciamiento social obligatorio impone nuevas modalidades. En esta oportunidad la exposición será sólo ganadera, sin presencia de público.

Ante la necesidad de los cabañeros de vender los reproductores que vienen preparando desde hace tiempo, y la de los productores de comprar para mejorar o ampliar su genética, la Sociedad Rural de Río Cuarto realizará del 26 al 29 de agosto una exposición que se limitará a bovinos, porcinos y ovinos, sin la presencia de público.

En ese sentido ya se presentaron los protocolos correspondientes al COE para realizar los remates de ganado, y ahora se aguarda su aprobación.

 

 

El objetivo de los dirigentes es que estén presentes físicamente las cabañas de la provincia de Córdoba que tengan una tradición de asistencia a la exposición local, no permitiéndose la participación de nuevos establecimientos.

Las medidas de prevención son similares a las llevan adelante las firmas consignatarias que rematan hacienda.

La intención es que, de aprobarse el protocolo, para los remates físicos estén presentes en el predio ruralista sólo los responsables de las cabañas y algunos compradores, con mínima cantidad de gente, respetando todas las medidas sanitarias de rigor.

Por otra parte, se van a realizar remates virtuales con cabañas de otras provincias, con una plataforma que se viene utilizando desde hace tiempo: los animales se filman en el campo, los compradores podrán observar los distintos reproductores y harán sus ofertas de manera online.

Con modalidad presencial y virtual, o sólo virtual, según determine el COE, la Rural redobla sus esfuerzos con una fuerte apuesta por la ganadería ante el interés demostrado por numerosas cabañas.

En ese marco, el 3 de agosto vencerá el plazo para la inscripción de reproductores bovinos y el 7 de ese mes para anotar porcinos y ovinos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *