La liquidación de agrodólares sigue creciendo: alcanzó los US$ 2.296 millones en julio

En los primeros siete meses del año el sector agroexportador liquidó 11.603 millones de dólares.

 

La liquidación de divisas por parte de las exportadoras de cereales y oleaginosas subió 1,8% en julio y alcanzó los 2.296 millones de dólares.

En la comparación mensual, hubo una caída del 2,4%, si se tiene en cuenta que las empresas del sector liquidaron la suma de 2.344 millones de dólares en junio.

En enero, el sector había liquidado 1.613,7 millones; en febrero fueron 815 millones; en marzo fueron 1.064,3 millones; en abril fueron 1.524,5 millones; en mayo fueron 1.945,6 millones; y en junio habían sido 2.344 millones.

Así, en los primeros siete meses del año el sector liquidó 11.603 millones de dólares, según los datos informados por la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 40% de las ventas al exterior de Argentina.

El monto liquidado en los primeros siete meses del año fue 10,55% inferior al acumulado en los primeros siete meses del 2019, que fue de 12.972 millones de dólares.

En el ingreso de divisas acumulado hasta julio pasado “influyó la relativa caída internacional de precios de los commodities, aceites y sus derivados industrializados por la pandemia mundial del Covid-19”; dijo el comunicado conjunto de las entidades exportadoras.

También afectaron las ventas al exterior “las dificultades operativas por la bajante persistente del río Paraná y las demoras en las operaciones por la aplicación de los estrictos protocolos sanitarios en el proceso de exportación”.

La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas.

Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate, por lo que no existen retrasos en la liquidación de divisas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *