El dispositivo para brindar mayor seguridad en los campos, con el sello de un riocuartense

Audio:

El productor Franco Mugnaini, integrante de la Comisión Directiva de la SRRC, es el impulsor del proyecto presentado en una prueba piloto por los ministros de Agricultura y Ganadería y de Seguridad de la provincia en nuestra ciudad.

Los ministros de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, y de Seguridad, Alfonso Mosquera, realizaron el fin de semana en las instalaciones de Bio4 una exitosa prueba piloto de sensores en silobolsas y seguridad en el agro.
El proyecto surgió por iniciativa del productor Franco Muganini, miembro de la Comisión Directiva de la Sociedad Rural de Río Cuarto, quien viene trabajando desde hace un año luego de haber sufrido un hecho delictivo en su establecimiento agropecuario.

(Imagen del nuevo sensor , sistema Loranz) – Foto Prensa Gob. Cba.

 

Desde ese momento se contactó con empresas de Río Cuarto dedicadas a la realización de hardware y software con el objetivo de armar un proyecto para brindar seguridad en los campos.
Uno de los principales obstáculos fue los problemas de conectividad para teléfonos celulares y poder contar con internet. Entonces surgió una tecnología poco conocida en la zona, que es un sistema de comunicación de datos: se coloca una antena que tiene un alcance de 10 a 15 kilómetros a la redonda y los sensores de movimiento tienen una comunicación con esa antena, la que la levanta a la nube para que llegue el mensaje al productor y la Policía de que algo sucede con ese sensor.
Si bien dijo que son tecnologías que “se deben ir puliendo”, aseguró que la prueba piloto fue exitosa y destacó la interacción entre la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias con el Gobierno provincial.
Explicó que el sensor se puede colocar en silobolsas (el blanco principal de los delincuentes) pero también en tractores, maquinarias u otras herramientas rurales.
Ahora se espera la decisión política de presentar el proyecto de ley y colocar las antenas en todo el territorio provincial, con un costo bajo en relación con los beneficios que puede reportar esta tecnología.

Fuente: Valor Agregado (LV16).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *