Frente de conflicto con Brasil, que comprará trigo con arancel cero fuera del Mercosur

Esta decisión perjudica en forma directa a la producción triguera argentina. Hubo una fuerte protesta diplomática de la Argentina.

 

El Gobierno brasileño autorizó una importación de 750.000 toneladas de trigo libre de aranceles para países ajenos al Mercosur, lo que disparó una fuerte protesta diplomática de la Argentina.

La decisión perjudica en forma directa a la producción triguera argentina, principal vendedor de ese cereal al socio mayor del Mercosur.

Hay malestar en la embajada argentina en Brasilia en el marco del ya complejo entendimiento entre las administraciones de Alberto Fernández y Jair Bolsonaro.

El decreto 10.557, que lleva la firma de Bolsonaro y de la ministra de Agricultura brasileña, Tereza Cristina, oficializa lo que ya ocurría, cuando Brasil terminaba importando una cuota extra de trigo fuera del Mercosur, explicaron fuentes del sector agropecuario.

“Expreso mi profunda preocupación y rechazo por el decreto 10.557 de la República de Brasil”, escribió el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, en su cuenta de twitter.

La cuota, antes considerada excepcional, quedó ahora institucionalizada.

La medida podría favorecer a Estados Unidos o Canadá como exportadores de trigo y disminuir las posibilidades de venta del grano a Brasil desde la Argentina.

“El trigo representa el 15% del monto total de nuestras exportaciones a Brasil, y es uno de los tres principales productos exportados”, graficó Scioli en su mensaje.

Fuentes diplomáticas aseguran que la decisión brasileña “daña en su espíritu” al bloque Mercosur, que en marzo cumplirá 30 años desde la firma del Tratado de Asunción, cuando se inició el bloque.

Scioli se reunió este martes en el Ministerio de Relaciones Exteriores con Pedro Miguel da Costa, secretario de negociaciones bilaterales y Mercosur, para tratar el decreto del conflicto.

Teniendo en cuenta que Brasil es el principal comprador de trigo argentino, y que en 2020 importó 5 millones de toneladas de ese cereal a la Argentina, Scioli hizo notar el conflicto.

“Esta medida, que hasta 2020 era de carácter excepcional, afecta severamente al Mercosur”, advirtió.

En la actualidad rige una normativa que señala que el trigo que se compra fuera del Mercosur debe pagar un arancel externo común del 10,5%.

De acuerdo con los datos oficiales, entre enero y agosto del año pasado el mercado de Brasil significó el 47% de las ventas de trigo que realizó la Argentina, y luego se ubicaron Indonesia, Tailandia, China y Kenia, entre otros destinos.

El país conseguiría divisas por más de 2.800 millones de dólares por la venta del 60% del cereal producido en el ciclo 2020-2021, que está terminando una cosecha de 16,7 millones de toneladas.

La actual campaña del trigo estuvo muy afectada por la sequía y heladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *