Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Por el cepo, las exportaciones de carne vacuna se derrumbaron en mayo

Los frigoríficos sólo pudieron cumplir con el 65% de sus planes de ventas al exterior. Aseguran que “se interrumpió el muy buen desempeño que venía mostrando la actividad”. Se estima una pérdida de ingresos superior a los 70 millones de dólares.

 

Las exportaciones de carne vacuna se derrumbaron 35% en mayo último y los frigoríficos pudieron cumplir apenas con el 65% de sus planes de venta al exterior, en medio de las restricciones impuestas por el Gobierno, según datos difundidos por el sector.

 

El mes pasado se exportaron 45.200 toneladas, por debajo de las 69.500 de abril.

Los frigoríficos sostienen que con las restricciones a las exportaciones de carne “se interrumpió el muy buen desempeño que venía mostrando la actividad”.

 

Según un relevamiento de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra), en mayo se colocaron en el exterior poco más de 45 mil toneladas de res con hueso.

 

Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, dijo que estimaron esos números a partir de encuestas realizadas a los exportadores, para conocer lo antes posible el impacto de la medida que restringió las ventas externas.

 

“Es un 65% de lo que los frigoríficos tenían producido para exportar y con la declaración jurada aprobada”, se quejó el titular de Ciccra.

 

En abril último, las exportaciones antes de la restricción oficial había dejado ingresos por US$ 203,7 millones, con un precio promedio de 2.931 dólares la tonelada.

 

En mayo último, con el recorte de las ventas al exterior a 45.200 toneladas, se habría vendido por apenas US$ 132,4 millones.

 

Así, con la medida anunciada el 17 de mayo último y oficializada el 20 de ese mes, se estima una pérdida de ingresos por US$ 71,3 millones.

 

Según Schiariti, los exportadores están esperando una definición sobre el futuro de los negocios con mercadería ya lista para vender. Sostuvo que los cortes están envasados, preparados y con el ticket correspondiente”.

 

“Hay mucha incertidumbre. Cuando se vuelva a exportar, a China que es el principal comprador, te van a querer sacar 300 dólares en el valor de la tonelada”, se quejó.

 

También lamentó que la suspensión de las exportaciones de carne vacuna “demolió los excelentes números que arrojó abril”.

 

“Fue el mejor abril de la historia. En términos interanuales se registró un crecimiento de 8,4%. En abril, 8 kilos de cada 10 kilos exportados fueron enviados a China, país que explicó casi la mitad del crecimiento del volumen exportado por los frigoríficos argentinos en comparación con el mismo mes de 2020”, indicó el informe de Ciccra.

 

En el primer cuatrimestre del año, las ventas al exterior sumaron 278.600 toneladas res con hueso, 20% por encima de enero-abril de 2020, y un nuevo récord para esa época.

 

Ciccra alertó que el cierre de exportaciones generó “pérdida de horas trabajadas, básicamente por la industria exportadora, dado que la mayoría de los establecimientos anticiparon vacaciones, suspendieron con garantía horaria y terminaron los contratos con el personal contratado”.

 

La cámara resaltó que toda la cadena de la carne tiene 422.300 empleos directos.

También llamó a “no repetir la experiencia del anterior cierre de exportaciones e intervención en la carne, desde 2006, porque llevó a la pérdida de 19.800 puestos de trabajo”.