Facebook
Twitter

La culpa no es del tomate

La Sociedad Rural de Río Cuarto expresó su repudio a la amenaza del Gobierno nacional de importar tomates, debido al aumento estacional de su precio al público.
“Con esta medida, que esperamos no se llegue a concretar, se estaría castigándose nuevamente al productor primario, quien recibe apenas $1,50, $2 a lo sumo, por un kilo de tomate que en góndola cuesta $10 o más”, dijo la entidad en un comunicado de prensa.
En tal sentido, Eduardo Bagnis, presidente de la Rural, consideró que la Presidenta sigue queriendo imponer su discurso a una realidad que le muestra que los productores no son los responsables de la inflación porque no son formadores de precios. “No le alcanzaron varios años de fracasos para entender que con el control de precios no se puede parar la inflación”, afirmó, para agregar que es la falta de un programa económico serio lo que hace que el índice de inflación sea hoy de un 25% al 30% anual y que el peso se esté devaluando a un ritmo del 80%.
“Siguen queriendo tapar el sol con la mano y buscando controlar por decreto y restringiendo los mercados, la producción de alimentos. Así hicieron con la carne y perdimos 10 millones de cabezas, así hicieron con el trigo y estamos importando para poder llevar el pan a la mesa de los argentinos. Y así están poniendo en peligro la producción de lácteos y de maíz, por hablar sólo de las producciones agropecuarias que existen en la región, porque situaciones similares se están viviendo con el azúcar y con la yerba mate”, aseguró Bagnis.

 

OFICINA DE PRENSA SRRC