Inicio Sección Destacada Ante las bajas externas, la devaluación del peso fue el único factor...

Ante las bajas externas, la devaluación del peso fue el único factor alcista para la soja argentina

Las fábricas pagaron $ 4800 por tonelada para las terminales del Gran Rosario, $ 100 más que anteayer

El fuerte debilitamiento de la moneda argentina frente al dólar, que ayer acentuó la tendencia evidenciada en los últimos quince días, fue el único factor alcista para los precios nominales de la soja en el mercado doméstico, en una jornada que reflejó bajas superiores al 1% para las cotizaciones de la oleaginosa en la Bolsa de Chicago.

Por soja para las entregas en las terminales del Gran Rosario las fábricas pagaron $ 4800 por tonelada, $ 100 más que anteayer. “Esa oferta primero se limitó a los negocios a remitir (nuevas compras), pero con el correr de las horas se extendió también a las fijaciones”, contó a LA NACION un operador, que hasta pasadas las 19 seguía acercando posiciones entre compradores y vendedores, en una jornada a la que calificó como “excepcional”, dado el contraste entre las bajas externas y la suba local, y por la influencia “determinante” del mercado cambiario.

La fuente añadió que durante la rueda se concretaron “nuevas operaciones por casi 100.000 toneladas de soja y se les puso valor a unas 300.000 toneladas que habían sido entregadas oportunamente bajo la modalidad ‘a fijar’, en contratos que vencían a fin de mes”.

Con la suba de ayer, el precio de la soja disponible acumuló un alza semanal del 6,6%, desde los 4500 pesos vigentes el viernes pasado. Dicha mejora guarda relación con la depreciación del peso frente al dólar, que en igual segmento resultó del 6,3%, al pasar la paridad entre ambas monedas de 17,97 a 19,10, según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

La tónica alcista también se reflejó en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde los compradores ofrecieron 4650 y 4550 pesos por tonelada de soja, 100 y 50 pesos más que anteayer.

En cuanto a la soja de la próxima cosecha con entrega en mayo en la zona del Gran Rosario, las propuestas de los interesados bajaron de 260 a 258 dólares, pero aún así quedaron por encima del nivel de la oleaginosa disponible, por resultar equivalentes a 4908,70 pesos.

En la Bolsa de Chicago, la soja cayó ayer al nivel de precios más bajo de los últimos cuatro meses, producto de la perspectiva de lluvias favorables para los cultivos de la Argentina y por el importante descenso de las cotizaciones en el mercado de los aceites vegetales.

Al momento de fijar los ajustes, las pizarras del mercado estadounidense mostraron quitas de US$ 3,58 y de 3,95 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 347,51 y de 351,55 dólares por tonelada.

Cereales en con mejoras

En el nivel local, la influencia alcista del mercado cambiario se extendió a los cereales que, además, cuentan como factor de fortaleza actual el dinámico programa de embarques. Por tonelada de trigo los exportadores pagaron hasta 3000 pesos para todas las terminales, $ 100 más que anteayer.

En su informe sobre carga de buques, la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que entre el 27 del actual y 24 de enero deben salir desde el Gran Rosario 926.250 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 258.170 toneladas; desde Necochea, 36.670 toneladas, y desde otros puertos, 142.000 toneladas.

Por tonelada de maíz la demanda pagó $ 2800 en Bahía Blanca, 100 pesos más que anteayer, mientras que para Rosario y para Necochea la suba fue de $ 50, dado que la exportación ofreció 2700 y 2750 pesos, respectivamente.

Progresa la cosecha de trigo

En su reporte semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó ayer el avance de la cosecha de trigo sobre el 81,3% de la superficie apta y elevó de 30,1 a 30,8 quintales por hectárea el rendimiento promedio nacional. “Durante la última semana las cosechadoras avanzaron sobre los últimos lotes implantados en los núcleos norte y sur, que finalizaron la campaña con rindes medios de 43,4 y de 44,8 quintales por hectárea, respectivamente”, dijo la entidad. Agregó que la buena oferta hídrica en etapas críticas de definición de rinde, acompañada de un incremento en el nivel de tecnología aplicada, permitieron “superar en un 5 y en un 6% el resultado acumulado en el ciclo previo en ambas regiones”. Hasta el momento se acumuló un volumen parcial superior a los 13,2 millones de toneladas, sobre un total previsto en 17 millones.

Dante Rofi – LA NACION

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here