Inicio Sección Destacada Pérdidas de hasta el 90% por la mayor sequía en varias décadas

Pérdidas de hasta el 90% por la mayor sequía en varias décadas

Distintos especialistas estiman que hace entre 40 y 70 años que el sur de Córdoba no sufría tanto la falta de lluvias, que siguen sin aparecer ni en los pronósticos. “Esto  afectará la sustentabilidad del sistema”, dice el ingeniero Marcelino

Mientras los pronósticos señalan que el área agrícola central –que incluye a Córdoba- recibiría apenas unos 10 mm de lluvia, en promedio, en la semana próxima; y estudiosos del tema hablan de unos dos meses más en la misma situación, los productores  del sur provincial están viendo que se les escapa de las manos una cosecha que hasta hace unos meses parecía promisoria.

El ingeniero agrónomo José Marcelino, productor y docente universitario, consideró que la sequía que hoy afecta a la región es la más grave de los últimos 40 a 50 años –algunos dicen  hasta 70 años-, que además abarca una superficie inédita, a tal punto que impactará seguramente en la capacidad exportadora de la Argentina.

“Es una pena que esto ocurra justo en un año cuando en el departamento se habían sembrado 500 mil hectáreas de maíz y en la provincia de Córdoba se había logrado una relación soja – maíz de casi 2 a 1, una relación muy interesante para lo que es la conservación del ambiente y los recursos naturales. Ahora, lamentablemente, el productor apelará nuevamente a los cultivos más económicos, como la soja, con semilla propia y sin fertilización ni barbechos previos. También se está perdiendo el control de algunas plagas, como el barrenador, porque al perderse prácticamente el 70 al 90% de la cosecha –al menos en esta zona- ya nadie va a invertir en controlar insectos ni malezas rebeldes”, precisó.

Con respecto al nivel de pérdidas, dijo que si bien hay una gran variabilidad por ambientes, hay muchos productores que ni siquiera van a entrar con las máquinas a los lotes. “No conviene hacerlo porque estarían perdiendo plata. Ni siquiera servirían, en muchos casos, para picarlos y darles de comer a los animales”. En esto tienen que hacer muy bien las cuentas y si los números dan, muchos pican el maíz o la soja para hacer rollos, o les sueltan los animales.

Dijo entonces que además, esta tremenda sequía  es un flagelo que amenaza la continuidad de muchos productores que no tendrán espalda para la siembra de la próxima campaña”, afirmó, para considerar que esto abrirá un panorama de gran incertidumbre para la sustentabilidad del sector. “Me pregunto quien tomará la responsabilidad de explotar esas tierras que el productor no pueda sostener en actividad, ni tampoco los arrendatarios y contratistas que trabajan en la región. Y si viene gente de afuera, vendrá seguramente a hacer su negocio, no a pensar en la sustentabilidad del sistema”, advirtió.

Destacó también la importante extracción de recursos que sufrirá la región, ya que los grandes pooles de siembra compran sus insumos de manera directa con los fabricantes y venden su producción al exterior o a la industria a nivel nacional.

Por otra parte, la falta de cosecha se traducirá también en una drástica disminución del trabajo de cientos de contratistas rurales y transportistas, como así también de mano de obra en industrias y centros de acopio. “Otra situación muy complicada se les presentará a aquellos productores que vendieron a futuro y no tendrán físico para entregar y si quieren comprar será difícil conseguirlo y a un precio mucho mayor a lo estimado. Y algo similar vivirán otras agroindustrias como los criaderos de cerdos y las avícolas. Todo esto tendrá un alto impacto socio económico en la región”, enfatizó Marcelino.

Para el profesional que recientemente se jubilara del INTA después de varias décadas de estar al frente de la unidad de extensión de Río Cuarto, el mayor daño hacia el futuro es el riesgo de volver a la sojización dejando de lado a un cultivo de maíz tan beneficioso desde el punto de vista agronómico y agroindustrial, al que además se le han hecho importante mejoras genéticas. “Hay en el maíz una gran inversión económica, de trabajo y de conocimiento que llevó a conseguir una planta casi perfecta, por lo que es lamentable que se pierda todo ese esfuerzo en materia de mejoramiento vegetal”, puntualizó.

Sin diferencias

Por su parte, el licenciado David Tonello, vicepresidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, mostró a PUNTAL Tranquera Abierta el alarmante estado en que se encuentran varios lotes de soja y de maíz ubicados al norte y al este de esta ciudad, donde no sólo se están perdiendo los maíces tardíos, que son –en general- los más afectados, sino también muchos sembrados en las últimas semanas de la denominada siembra templada.

Es el caso de un lote de maíz sembrado los primeros días de octubre en un campo ubicado entre Charras y Carnerillo, que se ve prácticamente secado por el sol y con una gran variabilidad en el daño sufrido por sus espigas, que en promedio están de medio llenar para abajo. Lo mismo ocurre con un lote de soja con prácticamente todas sus chauchas abortadas y tiradas por el suelo.

Tonello consideró que en esa zona son muy pocos los lotes que podrían cosecharse y que sólo podrán servir algunos para la confección de reservas para la ganadería. “La situación es muy grave para la mayoría de los productores de la zona que sólo se dedican a la agricultura y este año no tendrán granos para vender”, afirmó. Y dijo que en el caso de su empresa familiar cuentan con otro campo en la zona de Achiras donde el maíz se encuentra en mejores condiciones y compensaría, en parte, las pérdidas del de Carnerillo.

Como también se dedican a la ganadería, Tonello sigue muy de cerca el comportamiento del mercado y considera que en los próximos días podría surgir una importante oferta de terneros para invernada, ya que los productores no tendrán alimentos  para la recría y el engorde en sus establecimientos. “Como siempre ocurre, lo que es pérdida para uno es negocio para otro”, dijo el dirigente ruralista, aludiendo a la oportunidad que significará esta oferta para quienes quieran incorporar animales a sus feedlots. “Puede ocurrir que  por primera vez en años, el gordo cueste más que la invernada”, concluyó.

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here