El factor alcista para los granos en EE.UU. ahora es el tiempo seco

El impulso que cambió súbitamente el rumbo bajista de los precios del maíz y de la soja en el mercado estadounidense lo dio, durante la segunda semana de mayo, el tiempo excesivamente húmedo sobre las grandes planicies y sobre el medio oeste. Lluvias superiores a las marcas históricas, que se prolongaron hasta bien entrado junio, restringieron la siembra de los granos gruesos. Se implantó como y cuando se pudo, sobre áreas que aún son tema de debate.

Ahora, que las semillas están en la tierra y que los cultivos comienzan a desarrollar las etapas reproductivas que definirán su potencial de rendimiento, el clima vuelve a cobrar protagonismo. “En la perspectiva de 6 a 10 días, el medio oeste quedará dentro de una clásica ola de calor, con temperaturas superiores a las marcas usuales, con registros que se aproximarán a los 38°C y con un promedio diario que estará por encima de los 26,6°C. Esto estará acompañado por una ausencia de lluvias que reducirá rápidamente la humedad del suelo”, describió ayer el área de Análisis del Clima de la firma Refinitiv.

Con reportes como este que ayer llegaron a las terminales de todos los operadores, el mercado plasmó su opinión sobre las pizarras de la Bolsa de Chicago. En la quinta rueda alcista consecutiva, las posiciones agosto y septiembre de la soja sumaron US$5,23 y 5,14, tras cerrar con ajustes de 335,56 y de 337,67 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estos contratos ganaron un 4,25 y un 4,16% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 321,87 y de 324,17 dólares.

Para el maíz, la tercera rueda positiva seguida dejó subas de US$3,94 y de 4,43 sobre las posiciones septiembre y diciembre de la plaza estadounidense, cuyos ajustes resultaron de 178,83 y de 180,80 dólares por tonelada. En el balance semanal, estos contratos sumaron un 3,53 y un 3,84% frente a los precios vigentes el viernes precedente, de 172,73 y de 174,11 dólares. Así, el cereal completó el segundo segmento comercial alcista consecutivo.

“Es probable que los niveles de humedad del suelo no resulten los óptimos en la mayor parte del cinturón maicero cuando se aproximan las etapas de polinización del maíz y de floración de la soja. El impacto de un clima tan desfavorable dependerá de la cantidad de cultivos que ingresen en estas etapas durante las próximas semanas”, advirtió Refinitiv, una firma que forma parte de Thomson Reuters.

El lunes pasado, en su reporte semanal sobre cultivos, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) relevó un 10% de la soja estadounidense en etapa de floración y un 8% de maíz en pleno período de polinización. Pero, dadas las complejidades que debió sortear la siembra, se prevé que el desarrollo zonal de los cultivos se dé de manera heterogénea, lo que hará complejo el análisis de eventuales pérdidas y de rindes potenciales, a la vez que brindará amplias facilidades a la acción de los fondos de inversión especuladores.

Cabe advertir que las perspectivas de lluvias inferiores a los registros usuales fueron extendidas por los técnicos de Refinitiv hasta principios de agosto. “Si se verifica este pronóstico, la falta de humedad se convertirá en un riesgo notable (para los cultivos) por primera vez en lo que va de la campaña 2019/2020, ya que representaría casi un mes de precipitaciones por debajo de lo normal”, destacó el reporte.

El 10 de mayo último, el valor del maíz en Chicago fue de 134,84 dólares por tonelada, mientras que el 13 del mismo mes la soja marcó un piso de 290,65 dólares, el nivel más bajo desde fines de 2008. A partir de entonces, el clima “reconstruyó” precios golpeados por conflictos comerciales, sobreofertas y por la fiebre porcina africana que persiste en China. En adelante, el clima seguirá influyendo sobre los precios de los granos gruesos, por acción (temperatura y humedad) o por omisión (ratificación o rectificación por parte del USDA, el 12 del mes próximo, de las cifras sobre áreas sembradas publicadas el 28 del mes pasado y objetadas por el mercado).

Mercado local

En la plaza local ayer el principal hecho fue la suba de 150 a 160 dólares por tonelada del valor del maíz de la próxima cosecha para las entregas entre febrero y marzo sobre el Gran Rosario. Por grano disponible la exportación ofreció $6400 por tonelada, $100 más que el jueves.

La soja se cotizó a $9500 por tonelada en Rosario, con un alza de $100, en tanto que el grano de la próxima cosecha se mantuvo en US$240.

Dante Rofi LA NACIÓN