Inicio Uncategorized La economía apenas crecerá este año, pero podría rebotar en 2013 con...

La economía apenas crecerá este año, pero podría rebotar en 2013 con la ayuda de Brasil

La mala noticia es que el país crecerá apenas entre 1,5 y 2,5% este año -bastante menos que sus pares regionales-, con caída de la inversión, estancamiento de la industria y el empleo y sin alcanzar el piso necesario para pagarles a los acreedores que tengan bonos ligados al PBI a fines de 2013, pese a lo que dice el presupuesto enviado al Congreso.

La buena es que para el año próximo la recuperación podría redundar en un crecimiento de 3,5 a 5% -igual que Brasil-, con controles a las importaciones más relajados, aunque con la inflación apuntando a crecer más que el 24% proyectado por las consultoras para este año.

Así lo expresan economistas privados y la Cepal, que ayer difundió su estudio económico de América latina y el Caribe. Según el organismo de las Naciones Unidas, que corrigió su proyección de crecimiento de la región en 2012 del 3,7% que había anunciado en junio pasado a 3,2 por ciento, la Argentina crecerá este año apenas 2 por ciento, por debajo del promedio regional, al igual que Brasil, cuya economía avanzará sólo 1,6 por ciento.

“El desempeño económico en 2012 y 2013 está sujeto en buena parte a la forma que tomen los procesos de ajuste de los países desarrollados así como a la desaceleración de China, pero también dependerá de la propia capacidad de respuesta de la región”, indicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

El documento señala que el consumo privado ha sido el principal impulsor de la expansión regional, gracias a la favorable evolución de los mercados laborales y el aumento del crédito. Sin embargo, incluye a la Argentina entre los países con mayores niveles de inflación (junto con Trinidad y Tobago y Venezuela), entre los que están mostrando una desaceleración en el ritmo de creación de empleo (al igual que Perú y Brasil) y menor tasa de crecimiento del crédito.

 

 

Lejos del presupuesto

Luego de que se conociera el viernes pasado el dato de julio del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) en la Argentina, que exhibió un aumento del 2,7% interanual y 0,5% desestacionalizado respecto de junio, para los analistas consultados por La Nacion se confirmaron dos sensaciones: hay una mejora respecto del primer semestre de la mano del consumo, pero el rebote no es suficiente como para pensar en alcanzar un crecimiento anual de 3,4% como el estimado por el Gobierno en el presupuesto enviado al Congreso. Desde Wall Street, el analista Boris Segura, de Nomura Securities, convalidó esta percepción, al afirmar que el PBI crecería cerca de 2 % anual.

Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein, prevé un crecimiento de 1,5% para este año, apuntalado en el segundo semestre por el consumo, “pero sin aportes del lado de la oferta” (lo que implica una menor inversión). Según la consultora, 2013 apunta a “una economía creciendo 5%, con un dólar moviéndose 18% (una paridad de $ 5,85 en diciembre) y una inflación en torno del 24%, partiendo del supuesto de que el Gobierno logre manejar las paritarias en los niveles de aumentos de 2012”, en torno del 24 por ciento. Esta proyección implica seguir manteniendo el atraso cambiario acumulado en los últimos años, aclaró en su último informe.

Desde el oficialismo, Agustín D’Atellis, de la Gran Makro, apuntó que “mirando los indicadores se generan dudas” sobre la posibilidad de llegar al 3,4% estimado por Economía. “Va a estar en el límite, en torno del 3%”, dice D’Atellis, que cree que el 4,4% proyectado en la ley de leyes para 2013 es “factible si en Europa la crisis no se complica más con un episodio parecido al de Lehman Brothers” en Estados Unidos en 2008.

La fuerza regional

“Si Brasil se sigue recuperando y Europa está estancada, pero no entra en una situación peor, algo difícil de pensar dado que están aplicando parches y no soluciones de fondo, la Argentina puede crecer cerca de 5%. Esto permitirá relajar el control a las importaciones, pero no las cambiarias, que seguirán mientras dure el proceso de pesificación, al menos hasta fines de 2013”, precisó.

El relajamiento de los controles a las importaciones, indicaron Dal Poggetto, D’Atellis y Rodrigo Álvarez, de Analytica, debería mejorar el panorama de las inversiones el año próximo, tras la caída de 2 puntos prevista para este año (de 22 a 20% del PBI respecto de 2011).

“Para 2012 vemos un alza del PBI de 2,5%, de la mano del consumo, no tanto del comercio exterior, con una economía más traccionada por los servicios que por la actividad productiva. El nivel de precios pasó de 22,6% a fines de 2011 a un punto más este año y es posible que crezca otro más en 2013”, explicó Álvarez. Los factores que jugarán sobre el nivel de precios, aclaró, serán contradictorios el año próximo: “Este año las paritarias cerraron un 24%, magro respecto de 2011, pero en el año electoral ese porcentaje va a crecer y presionará hacia arriba los precios, junto con la devaluación y el crecimiento económico, pero las proyecciones de recaudación generan, a priori, una menor necesidad de emisión monetaria”, aseguró.

La Cepal también está previendo un rebote para el año próximo, no sólo de la Argentina (de 3,5%), sino también de Brasil (4%); ambos explicarían la mayor parte del aumento del crecimiento promedio de la región, que llegaría a 4 por ciento.

Por Martín Kanenguiser | LA NACION

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here