En la región, la molinería está bonificando la calidad en trigo

Al contrario de lo que les está pasando a agricultores bonaerenses, testimonios de empresarios de la zona y de productores que entregan en Rosario permitieron determinar que se están premiando los altos porcentajes de proteína o de gluten.
Productores de trigo de la provincia de Buenos Aires están teniendo algunos problemas para colocar su cosecha, ya que empresas muy importantes, algunas de ellas del movimiento cooperativo, estarían retaceándoles la bonificación de calidad.
Según se informó, existiría un acuerdo rubricado entre la molinería y el acopio con el Ministerio de Agroindustria, para permitir que el productor pueda guardar una muestra en sobre lacrado para que, en caso de duda con lo que le paga el comprador, pueda someter el problema al análisis de una cámara arbitral. Esto es, si el análisis que hace el comprador no satisface al comprador, siempre tiene la posibilidad de recurrir a un arbitraje.
El problema es que a veces, el productor se ve obligado a ceder para no perderse de vender el cereal, ocasionando mayores movimientos y kilómetros de flete.
El tema fue planteado semanas atrás, en el marco de la Fiesta Nacional del Trigo en Leones, donde el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, manifestó que gracias a la eliminación de las retenciones decidida en diciembre de 2015, los argentinos dejamos de discutir sobre retenciones para pasar a discutir sobre la calidad del trigo.
Un artículo periodístico de la agencia Noticias Argentinas, publicado este lunes en PUNTAL, motivó a una consulta con empresarios y productores de la zona, para ver qué estaba pasando al respecto. Aunque hubo productores que no supieron dar mayores precisiones porque aparentemente entregan sus granos al acopio o para exportación, de acuerdo con la cotización del día, se dieron casos de otros que trabajan con molinos de la zona o del Gran Rosario, donde se está bonificando por proteína o por gluten (que mide la calidad panadera del trigo).
Así ocurre, por ejemplo, en el molino de Gastaldi Hermanos, en General Deheza, cuyo presidente, Enrique Gastaldi, se apersonó en la redacción de PUNTAL para comentar que aunque hubo campañas en donde no había calidad para premiar nada, cuando se dan cosechas como la del año pasado se obtienen muy buenos niveles de trigo, que reciben bonificaciones del 2% y también por buenos pesos hectolítricos.
Gastaldi explicó que en su empresa tienen por norma enviar las muestras del trigo que reciben a analizar en los laboratorios de la Cámara Arbitral de Córdoba. “Allí determinan el peso hectolítrico (PH) y contenido de proteínas. Pasados determinados niveles, hay bonificaciones. Si, por el contrario, tuviera un porcentaje de proteína menor al 11%, que implica que se trata de un trigo que no tiene calidad panadera, que no es para el molino, tiene alguna rebaja en el precio”, afirmó, para añadir que este año todos los trigos tienen buenos porcentajes de proteína. Lo mismo pasa con el peso hectolítrico, donde el mínimo para recibir bonificaciones es de 74.
Las bolsas con las muestras son enviadas a la Cámara de Córdoba y desde allí vuelve el resultado que se utiliza para hacer la liquidación del trigo.
Dijo entonces que esta forma de trabajar viene de muchos años, pero que de todas maneras no sabe qué criterio están empleando otros molinos. “A lo mejor en la provincia de Buenos Aires, como dice la información que publicaron ustedes, trabajan de otra manera, pero hasta dónde yo sé, aquí en Córdoba todos hacemos más o menos lo mismo. Por lo menos nunca escuché otra cosa”, puntualizó.
Manifestó el empresario que todo el trigo que está llegando es de buena calidad y que hay una provisión normal a los molinos, ya que en la provincia de Córdoba se cosecharon más de 4 millones de toneladas, mucho más de lo esperado por los buenos rendimientos obtenidos. En su caso, prácticamente todo el trigo que adquieren proviene de campos a no más de 50 km a la redonda del molino. “Siempre nos proveemos en la zona. Necesitamos unas 100 mil toneladas al año y ahora estamos por hacer una ampliación para llevarlo a 115 mil toneladas”, concluyó.

Calidad panadera

Coincidiendo con lo expresado por Gastaldi, el ingeniero Fernando Lagos, miembro CREA y directivo de la Sociedad Rural de Río Cuarto, comentó que en el mercado de exportación, que no exige una calidad determinada, el miércoles se pagaban 2.600 pesos la tonelada de trigo. “En cambio, si hablamos de un mercado de calidad, como es un molino, si vos tenías un trigo con un gluten del 28%, te pagaban 2.760 pesos. Hay un diferencial que representa unos 10 dólares más por un trigo de calidad”, precisó, para aclarar que si el gluten bajaba a 26%, se pagaban 2.650 pesos. Esto significa que a medida que va bajando la calidad, los valores se acercan a los del mercado de exportación, que sería el piso en cuanto a calidad.
“De lo que yo conozco y en las empresas con las que estoy trabajando, se está bonificando la calidad. Al menos en Rosario y alrededores”, puntualizó, para manifestar que realmente esto es un avance con respecto a años anteriores, cuando no se reconocía la calidad.
En cuanto a la inversión en fertilización que han realizado los productores, el ingeniero Lagos aclaró que, en realidad, se trata de hacer un balance para ver qué conviene más, si buscar calidad o buscar rendimiento, porque generalmente los trigos de buena calidad no suelen dar altos rendimientos.
Explicó Gastaldi que, precisamente, este año hay más trigo y de mejor calidad, porque el productor ha aplicado fertilizantes, cosa que antes no podía hacer porque no era redituable.
Dijo también que en el sur de Córdoba, los profesionales del INTA están recibiendo muestras de productores para enviarlos a analizar al Laboratorio de Calidad de la experimental de Marcos Juárez. En este sentido, la ingeniera Alejandra Canale explicó que con esas muestras, los técnicos del Instituto pueden hacer un mapeo de la región de acuerdo con los niveles de proteína obtenidos.

Jorge Vicario
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *