Avances en la formalización del negocio de la carne

La contadora Daniela Moyetta manifestó que el nuevo registro de operadores del mercado de la carne, en el que deben inscribirse los productores que envíen hacienda a faena y demás miembros de la cadena, tiene el objetivo de ordenar el mercado y “no debería constituir un problema para los productores que trabajan en regla”.

Luego de disertar sobre el tema en la Sociedad Rural de Río Cuarto, la contadora Moyetta comentó se trata de un registro similar al registro fiscal de operadores de granos. Abarca toda la cadena, desde productores, frigoríficos, usuarios de faena, establecimientos de faenadores, quienes deben cumplir ciertos requisitos” que más de todo tienen que ver con la conducta fiscal del contribuyente y las autorizaciones para poder faenar y cumplir con el régimen de retenciones, percepciones y pagos a cuentas que establece la AFIP”.

Los que están dentro del registro tienen algunos beneficios, no así los que están fuera del mismo. “Si bien el registro es optativo no lo es para algunos como los usuarios de establecimientos de faena”, aclaró la profesional.

“No es complicado, es como que los productores ganaderos van a tener que acostumbrarse con este sistema. Esto no se puede hacer sin la ayuda del contador pero tienen que conocer cómo es la reglamentación, ha cambiado todo el sistema de facturación, entonces esto implica que cuando el productor venda sepa a quién le vende, cómo vende, tiene que controlar que a quien le vende. Está inscripto en el registro para evitar futuros problemas. Y también tengamos en cuenta que el registro está sujeto a expulsiones y exclusiones”, precisó.

La consecuencia de no estar inscrito en el registro, por ejemplo en el caso de los productores, se les retiene la totalidad del IVA de la venta. “Eso implica que le va a quedar un crédito a favor pero no tienen la disponibilidad financiera. Por eso yo creo que es importante desde el punto de vista financiero, estar inscripto. Y no estar en el registro implica en el caso de los pagos a cuenta que tienen que realizar los establecimientos faenadores, son más altos que para los que están en el registro”, afirmó, para advertir que es importante que el productor controle al proveedor para evitar sanciones e inconvenientes a la hora de cobrar.

Nuevas caravanas

En la misma jornada, el médico veterinario Héctor González, responsable del Senasa en Río Cuarto, informó sobre la resolución 53/2017 del organismo sanitario, que estableció un nuevo sistema de caravaneo con el que cualquier productor puede vender a una feria, y esa feria puede mandar con destino a invernada a la Unión Europea los animales siempre y cuando estén caravaneados. “Esa caravana identifica el origen. Básicamente el sistema es más o menos lo mismo que antes pero lo que te permite es en ese movimiento conocer el origen de los animales, donde estuvieron y cuál es el origen. Es una trazabilidad.

Explicó entonces que las complicaciones para el productor pueden ser mayores o menores, depende lo que ha venido haciendo durante el tiempo. “Si el productor ha venido caravaneando en tiempo y forma, no va a tener demasiados inconvenientes. Y al exportador se le facilita porque puede comprar en feria y tiene más posibilidad de encontrar animales. Antes tenía que comprar solamente trazados y hoy la trazabilidad se da de otra forma”, dijo González a Valor Agregado, el programa agropecuario de Radio Río Cuarto.

Dijo el profesional que los productores deben informarse en la oficina del Senasa para poder caravanear y trabajar correctamente.

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *