Marcado interés por técnicas de conservación del suelo

Con la organización del Consejo Regional de Conservación de Suelos del Departamento Río Cuarto, se realizó en Alcira Gigena una jornada sobre uso y conservación de suelos, destinada a productores agropecuarios y técnicos.

La cita fue en las instalaciones del Centro de Jubilados local, por la mañana y, luego del almuerzo se concretó una visita al establecimiento demostrador “Buey Manso”, propiedad del INTA, en el kilómetro 652,5 de la ruta 36. Ambas actividades contaron con una nutrida concurrencia de productores, quienes mostraron un marcado interés por el tema.

Durante la primera parte de la jornada se expusieron aspectos referidos a la conservación del suelo, cómo mejorar la eficiencia de uso del agua, algunas propuestas de manejo de lotes pos maní y también se hizo hincapié en el manejo de escurrimientos a nivel de lote y de cuenca.

El ingeniero Eduardo Zacchi, de la Sociedad Rural de Río Cuarto, dio inicio a las ponencias con una explicación sobre el funcionamiento del Consejo Regional. “El objetivo es insistir en la difusión de las técnicas de conservación de suelo, y felizmente, tras recibir una partida de dinero desde el Ministerio de Agricultura, podemos llevar a cabo estas jornadas y garantizar los trabajos previos en delimitación de cuencas y de corrimiento como para avanzar con algunos consorcios camineros que lamentablemente no estaban funcionando bien.”

En el transcurso de la jornada disertaron los ingenieros agrónomos Alberto Quiroga y Cristian Álvarez (INTA, dependiente de la agencia de extensión de General Pico). Este último comentó que “dentro de INTA estamos coordinando lo que es el proyecto de agua a nivel país, con producciones vegetales de secano, es decir, todo lo que sea no manejo de riego, lo contenemos en el proyecto. Se abordaron los procesos que llevan al manejo del agua, desde cuánto llueve, cuáles son los problemas de captación (cómo se distribuye el agua que no entra en el perfil) que hoy tenemos, por ejemplo. En general, cuando el agua no entra, se distribuye en micro relieves, pero si tiene pendientes provoca algún tipo de erosión. Por otro lado, una vez que entra el agua, hay que saber dónde se aloja, en qué parte del perfil que tenemos; y como último proceso, debemos saber qué uso le damos a esa agua, y cómo mejorar su eficiencia, entendiéndola en kilos de grano y agua a ganar en función de algunas prácticas de manejo. Queremos mostrar todo el proceso integrado”.

“Además se evaluaron algunas estrategias, como mostrar el trabajo de los cultivos de cobertura, que hoy son tan necesarios en los problemas que acarreamos, donde mucha del agua que nos llega vuelve a la atmósfera porque no sabemos utilizarla correctamente y hacerla pasar por un proceso productivo”, agregó.

Luego, fue el turno de los ingenieros Alberto Montesano y Juan Carlos Colazzo (INTA) quienes refirieron a las propuestas de manejo de lotes pos maní; y el ingeniero José Cisneros (UNRC) analizó el manejo del escurrimiento a nivel de lote y de cuenca.

Por la tarde, en la base demostrativa, se mostró a los asistentes los diferentes perfiles de la zona trabajada, contribuyendo a la teoría explicada en la mañana.

Allí se repasaron los pasos que se vienen aplicando, en un suelo con una importante influencia de relieve.

Según lo informado, se elaboró una estrategia de retención hídrica en el propio campo dirigiendo posibles excedentes hídricos a través de la propiedad y encauzarlos para minimizar los efectos dentro del propio campo y de los productores que están aguas abajo.

A tal fin se desarrollaron estructuras que tienden a contener e infiltrar el agua y demorar el escurrimiento  en el propio campo reduciendo los excedentes hídricos en una escala clima, suelo y paisaje.

Para atenuar estos excedentes otro factor clave es la incidencia de las gramíneas, los cultivos de cobertura, todas estrategias aplicables a la conservación y preservación del suelo.

Una tercera etapa consiste en elaborar estrategias de manejo para llevar a compatibilizar de la mejor manera el clima, el suelo y la genética que se está usando para hacer más sostenible el sistema de producción.

Cabe recordar que el Consejo Regional de Suelos del Departamento Río Cuarto está conformado por Aapresid, Crea, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia, la Sociedad Rural de Río Cuarto, la Fundación Maní Argentino, la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Sur de Córdoba y el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia, y la Universidad Nacional de Río Cuarto.

 

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *