Perros cimarrones y de cazadores furtivos preocupan a los ganaderos

Hieren y hasta matan a los terneros indefensos. La población de jabalíes y cerdos asilvestrados atrae a los amantes de la caza, que en muchos casos no tienen autorización de parte de los propietarios, como exige la legislación vigente.

Estamos asistiendo a un renacer de las actividades ganaderas dentro de la provincia, vemos más rodeos en los campos, las promesas de recuperar mercados y las mejoras relativas de precios, indican un aumento de la actividad.

Junto con este crecimiento regresan problemas que hacen a la producción,  como la reaparición de jaurías de perros  dañinos, consecuencia de la irresponsabilidad de sus dueños que no los controlan y  que en las cercanías de las poblaciones se constituyen provocando daño.  En muchas poblaciones grandes y chicas, la proliferación de perros callejeros, deriva en grupos de animales de toda raza y condición que simplemente recorren los campos ocupando su tiempo en depredar. Cazadores por naturaleza,  aprovechan  la oportunidad con animales solitarios, chicos o disminuidos que son presa fácil del acoso hasta el agotamiento y posterior  muerte del vacuno.

Otro aspecto pero con el mismo resultado es que ante la mayor presencia de jabalíes  o chanchos asilvestrados, los cazadores furtivos con perros ingresan sin autorización a los campos y muchas veces los mastines fuera de control, atacan vacunos, lanares , chanchos domésticos, etc. y provocan estampidas de los rodeos rompiendo cercos eléctricos,  cuando no esos cazadores  aprovechan para  sustraer equipos electrificadores, pantallas solares o dejando tranqueras abiertas con el consiguiente perjuicio para los ganaderos.

Esto es una realidad que se sufre a diario, hace poco en la localidad de Arias, perros provocaron la muerte de seis novillitos, similares son los casos reportados en Laboulaye, y en la zona de Chaján, donde este año desde febrero se han perdido terneros por perros dañinos.

Este último fin de semana, en la misma zona de Chaján, perros cruzados de razas Dogo Argentino y Galgos, mataron terneros de destete, mordieron y lastimaron a otros, y en muchos casos los desfiguraron, comiéndoles las orejas o hiriéndolos.

Sin duda este flagelo sólo se controla con una acción conjunta de todos los actores.:

.-Dueños responsables, tener un cachorrito es muy lindo, pero cuando crecen deben cuidarse y no abandonarlos.

.- Retornar a la efectiva razón de ser de las perreras municipales, con el apoyo de las entidades proteccionistas, recordando que el bienestar animal debe ser efectivo tanto para los perros como para los animales de producción, con una enérgica acción en los pueblos y suburbios.

.-La Dirección de fauna debe controlar autorizaciones, oportunidad, etc. de la actividad de caza. Como también una acción de control sobre la proliferación de jabalíes y chanchos que hacen verdaderos estragos tanto en cultivos como en otras poblaciones silvestres (cabe mencionar la disminución de ñandúes autóctonos de la provincia por destrucción de sus nidadas). Podríamos considerar también lo que ocurre con el crecimiento de las poblaciones de pumas y zorros, en desmedro de las perdices en todas sus variedades, iguanas coloradas, lagartos overos, hurones, nutrias, etc. además del daño en especies comerciales.

 

Apoyo policial

 

Dejo para el final un comentario sobre la Policía provincial, en particular las patrullas rurales, que realmente están apoyando a los propietarios y pobladores de campo, pero que casi siempre concurren ante el hecho consumado y que en muchos casos están limitados en medios para hacer la prevención, móviles, efectivos, etc. Son piezas fundamentales tanto en este aspecto productivo como en la seguridad de los establecimientos, debemos aprender a trabajar juntos, confiar y así alcanzar los resultados esperados.

Otro aspecto, otro flagelo, que lejos de ser el problema que existe por perros cimarrones en el sur del país, es una realidad que ponemos en el tapete para conocimiento y compromiso de toda la sociedad, para seguir construyendo entre todos.

 

Mariano W. Andrade, ingeniero agrónomo, productor agropecuario y director de la Sociedad Rural Argentina. Como tal, integra la Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias de Córdoba.

PUNTAL Tranquera Abierta

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *