Inicio Sección Destacada Sequía: plantearían el no pago del anticipo de Ganancias

Sequía: plantearían el no pago del anticipo de Ganancias

En una reunión intersectorial realizada en la Rural de Río Cuarto se analizó también la necesidad de poner en marcha el seguro multirriesgo y el pedido de la declaración de emergencia agropecuaria por las pérdidas agrícolas y ganaderas

La gravísima situación que enfrentarían muchos productores agropecuarios del sur de Córdoba movilizó a entidades e instituciones de Río Cuarto que analizaron las pérdidas que se avizoran en la cosecha gruesa y su correlato ganadero. La sala de sesiones de la Sociedad Rural fue el lugar elegido para una reunión entre técnicos del INTA local y de Adelia María, de Aapresid y de Aacrea, y del Consejo Regional de Conservación de Suelos, además de la entidad anfitriona.

Entre las medidas analizadas se encuentran la necesidad de poner en marcha el seguro multirriesgo, pedir la declaración de emergencia y gestionar el no pago del anticipo del Impuesto a las Ganancias. En 15 días se realizará una nueva reunión, de la que surgirá un documento con planteos formales ante las autoridades provinciales y nacionales.

“La idea de esperar dos semanas más es para que se defina la situación de los cultivos de soja y del maíz tardío, ya que todavía es prematuro estimar algún nivel de pérdidas, que en la práctica podría estar entre el 60% y el 100% del maíz tardío en las zonas más afectadas”, dijo al respecto el ingeniero agrónomo Eduardo Zacchi, secretario de la Sociedad Rural y miembro del Consejo Regional de Conservación de Suelos del Departamento Río Cuarto.

Participaron del encuentro los ingenieros Cecilia Márquez y Juan Manuel Guevara, de la Agencia Zonal del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba; la ingeniera Alejandra Canale, responsable del INTA Río Cuarto; el ingeniero Horacio Donadío (INTA Adelia María) y su colega Sergio Toletti, secretario de Producción y Desarrollo Estratégico de Adelia María; el ingeniero Andrés Bernal (Aapresid) y el doctor Carlos Peñafort (coordinador técnico del CREA Región Centro). Por la Rural estuvo también su presidente, médico veterinario Javier Rotondo, acompañado por los directivos ingeniero Fernando Lagos, médicos veterinarios Ana Laura Vasquetto y Eduardo Bagnis.

Consideró Zacchi que si bien las consecuencias de la sequía afectarán a muchos productores y a las comunidades de la zona, cuya economía depende sustancialmente de la actividad agropecuaria, el sector más afectado será el de los arrendatarios, que tienen costos más altos que los productores que trabajan sus propios campos. “La gran mayoría de los campos están arrendados y sus responsables tendrán serios problemas económicos. Muchos podrían quedar fuera del sistema por las pérdidas de esta campaña”, advirtió el dirigente ruralista a PUNTAL Tranquera Abierta.

En el comienzo de la reunión, la ingeniera Alejandra Canale, responsable del INTA Río Cuarto, realizó un análisis de algunos datos climáticos que muestran que en la zona se registraron –en general- unos 200 mm menos que el promedio histórico desde septiembre 2017 a la fecha. “Con una sequía muy marcada en los meses de enero y febrero, situación que se refleja en el estado de los cultivos de verano, fundamentalmente en los de segunda siembra o tardíos, en el caso de maíz”, enfatizó.

Presentó también Canale algunas imágenes satelitales procesadas por el INTA Marcos Juárez, donde se observa una gran heterogeneidad, con sectores donde los cultivos muestran las consecuencias de un stress hídrico muy importante y otros donde los de primera están transitando por un buen momento.

Sobre la base de estos análisis se originó un debate acerca de las posibles pérdidas que podrían sufrirse en las áreas muy afectadas, discusión que quedó abierta a la espera de posibles variaciones con las próximas lluvias.

La ingeniera Canale destacó la importancia de este tipo de reuniones, donde las distintas entidades presentan las alternativas de manejo que consideran adecuadas para atenuar las consecuencias de la sequía hacia el futuro. “Así surgieron, por ejemplo, la posibilidad del seguro multirriesgo, la posibilidad de que se decrete la emergencia agropecuaria y también analizar una presentación por el anticipo de Ganancias ante la Afip. Esto nos permite tener  un mejor panorama sobre la situación que tendremos más adelante”, afirmó,

Por su parte, el ingeniero Andrés Bernal, de Aapresid, presentó un relevamiento de unas 40 mil hectáreas de campo de Córdoba y de San Luis, del que surge una mayor pérdida en nuestra provincia. “Estamos viendo que en San Luis tuvieron algo más de lluvias y, por lo tanto, los cultivos se encuentran mejor en promedio a los del lado cordobés. Y puntualmente con respecto a los cultivos, estamos viendo que habrá importantes pérdidas en soja y en maíces tardíos, aunque mantenemos todavía algún margen de esperanza por las lluvias de la semana pasada, porque si se recupera algo esperamos que el impacto no sea dramático”, precisó.

Reconoció Bernal que por el momento es muy difícil evaluar las posibles pérdidas a cosecha, porque los lotes no son homogéneos y resulta complicado hacer cálculos. “Además, es muy doloroso recorrer esos campos y preguntarse por cuál sería el nivel de pérdidas. Tenemos un pantallazo y sabemos que la situación es grave, pero aún no se puede arriesgar un número concreto”, destacó, en declaraciones a “Valor Agregado”, el programa agropecuario de Radio Río Cuarto, para añadir que con las pocas lluvias que cayeron se paró un poco el proceso de marchitez en los cultivos y si llegara a llover algo más en estos días podría continuar el llenado de granos como para tener una mejor estimación y ver cómo termina esta campaña.

Explicó además Bernal que hoy el productor está analizando muy bien cómo continuar su actividad, teniendo en cuenta que el 80% de los campos, aproximadamente, se encuentra arrendado y los costos son mayores. “Por eso se espera ansiosamente para ver si por lo menos se sale empatado para ver cómo encarar la próxima campaña”, puntualizó el profesional, quien mencionó también la preocupación de Aapresid no sólo por las pérdidas que sufrirán los productores sino también el contexto en que se desenvuelven. “No los olvidemos que las poblaciones del interior viven prácticamente del campo y esto tendrá entonces sus consecuencias socio económicas sobre toda la comunidad”, advirtió.

Producción ganadera

El ingeniero Horacio Donadío (INTA Adelia María), destacó la importancia del cambio climático que se vive en la región, donde en su zona pasaron de una situación de estrés hídrico a esta de sequía. “El año pasado estábamos participando en las reuniones que se hacían en Huanchilla por los campos inundados y ahora vemos que esos mismos campos están sufriendo una sequía que, en algunos casos, ya es extrema. Hay campos donde en febrero no hubo ni un milímetro de lluvia”, precisó, para mencionar que la última lluvia fue muy dispar y ocurrió el 27 de enero, o sea que la zona lleva casi 30 días sin precipitaciones.

Mencionó Donadío que este mes seco se suma a otros dos episodios de días seguidos sin lluvia que contribuyeron a agravar la situación. “También se dio la situación de lotes de maíces de primera que se cosecharon en febrero porque se adelantó la madurez o la existencia de lotes que se ven verdes pero en realidad no tienen espigas, es asombroso lo que está ocurriendo”.

“Esto es dramático y no permite realizar ningún análisis sobre la campaña porque no existe el cultivo que pueda vivir más de 30 días sin lluvias y tenemos que tener en cuenta que esto va a afectar mucho también a la producción ganadera”, precisó.

Explicó al respecto que la ganadería siempre resulta complicada por la sequía, porque normalmente el productor tambero, por ejemplo, siempre hace un verdeo de invierno o sale de una pastura con poco agua y va a un cultivo de verano que puede ser agrícola o forrajero. “Ese es el productor que hace una mejor rotación, que desde el punto de vista de las buenas prácticas hace mejor las cosas y en esta ocasión es el más perjudicado”, advirtió, para agregar que ya se vieron algunos lotes de soja hechos rollos y sojas picadas, aunque en muchos casos ni siquiera se pudo picar porque es como hacerlo con papel seco, que no se compacta.

“Económicamente, ya está teniendo un fuerte impacto en la producción lechera y en la ganadera en general, porque al no poder hacer reservas, se están comprando algunos lotes agrícolas de las zonas donde los cultivos están mejores y esto complica los costos. Ya hubo aumentos en la soja y el maíz, cuando el productor usa el expeller de soja y maíz en grano para alimentar a sus animales, lo mismo que les pasa a quienes crían cerdos o tienen galpones con aves. No sólo los golpea la sequía sino también el impacto económico que les acarrea esta situación”, precisó Donadío.

Expresó entonces sus expectativas de que el Gobierno, en todas sus instancias, y las instituciones bancarias, se pongan a la altura de las circunstancias porque está en riesgo la supervivencia de muchos productores chicos. “A mí, cada vez que cae un productor se me pone la piel de gallina, porque el pequeño productor es un actor clave en los pueblos chicos. No es que se esté viendo ya, pero un productor que debe el alquiler y los insumos, y va a cosechar poco o nada, su tambo no produce bien o su feedlot ya venía muy ajustado, no tiene mucho futuro. Por eso estoy muy preocupado. La situación puede ser muy grave en los pueblos del interior”, concluyó.

 “Cambiar tranqueras adentro”

Sergio Toletti es ingeniero agrónomo y se desempeña como secretario de Producción y Desarrollo Estratégico de la Municipalidad de Adelia María. Asesora además a dos grupos de Cambio Rural y como especialista en agroecología está vinculado a “El Mate”, un establecimiento señero en la región en lo que se refiere a producción ganadera ecológica.

Luego de participar del encuentro inter institucional realizado en la Sociedad Rural de Río Cuarto por la sequía, Toletti dijo a PUNTAL Tranquera Abierta que desde el Municipio se está trabajando fuertemente producción sustentable. “Ya se formaron dos consorcios de conservación de suelos y tenemos un proyecto para la realización de micro embalses que nos permitirán retener los excesos hídricos y evitar que el agua entre al pueblo”, afirmó, para añadir que también se hicieron jornadas de divulgación sobre ganadería, pastoreo Wasen y otros temas relacionados con la sustentabilidad.

Explicó Toletti que la situación derivada de la sequía está poniendo de manifiesto algunos problemas tranqueras adentro, donde hay que aprender a manejar mucho mejor el pastoreo, porque “hay productores que todavía tienen pasto para 30 días y otros que no tienen ni para dos días. Eso quiere decir que, pese a la seca, hay muchas cosas por hacer dentro del campo. También hay gente que está sembrando en campos con pendiente y otra gente que hace cosas totalmente distintas”.

Dijo el profesional que habría que releer los primeros libros sobre siembra directa, que son prácticamente un tratado de agroecología. “Lo que pasó aquí es que después llegó un paquete tecnológico que cambió la forma de producir. Yo recuerdo que en ese momento, los viejos integrantes de los grupos CREA, que eran asesorados por el ingeniero Samuel Molina, advertían que con el nuevo paquete se estaba incorporando la tecnología de insumos, cuando hasta allí siempre se habían manejado con tecnologías de manejo. Y es una tecnología que nosotros no vamos a manejar, sólo la vamos a tomar”.

Con respecto al trabajo que se hace en “El Mate”, destacó que el establecimiento tiene 320 hectáreas y hay 1.000 vacas, 1.000 ovejas y también pollos y ponedoras, y les queda pasto para un mes más. O sea que algo diferente están haciendo porque otros no tienen pasto ni para dos días, a pesar de tener silo y granos, no les alcanza para mantener las vacas”, destacó.

En cuanto al trabajo en los consorcios de conservación de suelos, comentó que están haciendo un estudio sobre cómo se va a controlar y manejar el agua dentro de la cuenca que conforman los campos que lo integran. “En esto hay que ir avanzando con el acuerdo de los productores porque hay que consensuar la manera de trabajo. Y en esto está en juego la voluntad de cada productor y además tenemos el problema de que el 80% de los campos están alquilados o tiene varios dueños, por lo que es difícil lograr acuerdos”.

Dijo también que acordaron con el Gobierno de Córdoba la realización de 8 micro embalses para retener el agua y evitar que llegue a la población, que si bien está en una zona de pendiente, cuando llueve mucho se inunda por dos o tres días.

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here