Inicio Sección Destacada La ganadería “salva la ropa” ante la sequía extrema

La ganadería “salva la ropa” ante la sequía extrema

Los establecimientos mixtos tienen la posibilidad de aprovechar muchos lotes de maíz que, de ser cosechados, no llegarían a los 20 qq/ha. En San Basilio – San Ambrosio hubo que adelantar lotes de consumo diferido por la pérdida de la alfalfa

Gino Salvador es abogado y productor de San Basilio, y maneja los campos de la empresa familiar, en donde la ganadería ocupa un lugar primordial. Hacen ciclo completo sobre un rodeo de Angus colorado con vacas importantes en cuanto a tamaño, porque producen novillos pesados para exportación a la Unión Europea. Normalmente van a faena cuando llegan a los 520/530 kilos, a los 21/22 meses del nacimiento.

El tema es cómo mantener ese nivel de producción cuando la sequía está diezmando los cultivos con los que se debería alimentar a esa hacienda, que tiene importantes requerimientos nutricionales. “Lo que estamos viendo es que los lotes bien rotados y manejados correctamente en cuanto a malezas, han logrado afrontar mejor la sequía extrema que se padece en la región”, dijo Salvador en una visita de PUNTAL Tranquera Abierta.

En la recorrida por un campo ubicado en cercanías de la vieja estación de ferrocarril de San Ambrosio, a la vera del camino que va hacia La Brianza, se pudieron observar tres lotes de maíz con distintas afectaciones: un lote de primera que hizo espigas que, a ojo del productor, podría dar entre 45 y 50 quintales por hectárea; otro de siembra de segunda  para uso diferido en la alimentación de la hacienda –probablemente a partir de mayo- y otro más sufrido porque la rotación no fue la misma que en los lotes anteriores y que está siendo aprovechado con las vacas de cría para cubrir la falta de alfalfa como consecuencia de la sequía.

“El lote de primera que habíamos sembrado para usarlo en la alimentación de la hacienda, está en mejores condiciones que el resto, así que vamos a cosecharlo. Estuvimos viendo que las espigas están lindas y considerando el año, la utilidad y el precio que tendrá el maíz, estamos pensando en trillarlo y molerlo luego para alimentar a los novillos”, indicó Salvador, quien comentó que en un año bueno estos lotes suelen dar arriba de 70 qq/ha.

En cuanto al lote de maíz para consumo diferido, fue sembrado en la primera quincena de diciembre (luego de la avena) y, según explicó el productor, le resulta muy útil para simplificar el trabajo y solucionar el problema de la alimentación de la hacienda en invierno. “Como muchos productores de la zona, en los últimos años nos fuimos inclinando por la siembra de maíces de segunda o tardíos, porque los de primera eran los que sufrían más la falta de lluvias en pleno verano. Pero ahora vemos que el único que alcanzó a granar y lo vamos a poder trillar, es el de primera”, afirmó, para agregar que si bien fue muy castigado por el sol y las altas temperaturas de febrero, alcanzó a hacer una espiga interesante.

Adelanto

Consideró Salvador que son los lotes de maíz tardío los que le permitirán afrontar en mejores condiciones la falta de agua. “Siempre los usamos más tarde, en el invierno, pero ahora lo estamos dando a comer para paliar el sufrimiento que están pasando las alfalfas”, precisó. Y añadió que normalmente, con la alfalfa “tiran” casi siempre hasta fin de abril, pero ahora se terminaron de comer a fin de febrero y no sólo no hay rebrote sino que se han perdido muchas plantas.

Mencionó que en ese campo las lluvias fueron normales hasta mediados de enero y después se cortó, salvo unos 20 a 30 mm que cayeron “hará unos 20 días, a diferencia del resto de la zona” donde llevan ya más de 40 días sin precipitaciones. “Eso ayudó un poco a hacerlo más llevadero los últimos días, porque aquí la napa está bien profunda y no compensa para nada en estas épocas de sequía”.

Con respecto al campo que la familia tiene en San Basilio, Salvador comentó que también se nota que los lotes que venían bien rotados y bien trabajados, han aguantado un poco más la tremenda sequía. “Lo que vemos en esa zona es que hay lotes de soja, por ejemplo, que directamente no se van a trillar, y otros que aún permanecen con algo de verde, gracias a la rotación y a la limpieza de los lotes”, concluyó.

Jorge Vicario. Tranquera Abierta PUNTAL

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here