Golpe al maní: el recorte de reintegros a exportaciones le saca $ 717 millones

Considerando el conjunto de productos con mayores ventas al exterior, Córdoba dejará de percibir un total de 922 millones de pesos que irían a restituir el pago de impuestos internos que afrontan las diferentes cadenas Los cuestionamientos de los sectores productivos e industriales a las definiciones adoptadas por el gobierno nacional la semana pasada, que recortaron los reintegros a las exportaciones, congelaron la baja de las retenciones a los derivados de la soja y eliminaron el Fondo Sojero, sumaron ayer cifras sobre el impacto que tendrá esa batería de medidas en una economía regional clave para Córdoba: el maní.

Un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba determinó que sólo esa cadena productiva tendrá una pérdida de 717 millones de pesos, monto que recuperaba por el mecanismo que fue creado como compensación de la presión impositiva interna. Esos recursos quedarán ahora en manos de la Nación.

Las medidas fueron publicadas ayer en el Boletín Oficial de la Nación y de esa manera entraron formalmente en vigencia. En el caso del reintegro a las ventas al exterior, el recorte alcanzó el 66 por ciento.

“Teniendo en cuenta los productos con mayores volúmenes exportados de Córdoba en 2017, la cadena agroindustrial de la provincia dejaría de recibir $ 922 millones que restituían los importes que se hubieran pagado en concepto de tributos interiores por la mercadería que se exporta para consumo a título oneroso o bien, por los servicios que se hubieren prestado con relación a la mencionada mercadería”, remarcó la Bolsa en su informe.

Puntualmente, “el clúster manisero, uno de los más importantes de la provincia y el país, considerando una campaña normal, sufriría un recorte de $ 717 millones en concepto de reintegros. Respecto al total que dejaría de recibir la cadena, es el sector más perjudicado con el 78% de los recursos”, señaló el estudio de la entidad bursátil.

Por su parte, el complejo lácteo dejaría de percibir $ 82 millones, considerando quesos, leche en polvo, lactosuero y otros derivados. Los exportadores de garbanzo, por su parte, también se verían perjudicados, con una disminución en los reintegros de $ 75 millones. En orden de importancia le siguen los productos derivados de la molinería de trigo, las golosinas y las frutas”, consideró la Bolsa de Cereales.

Esa entidad ya había emitido un duro comunicado la semana pasada ni bien se conocieron los anuncios. Y no sólo cuestionó las medidas referidas a las exportaciones, sino también incluyó en sus críticas a la eliminación del Fondo Federal Solidario, medida a la que consideró “unitaria”. Como se recordará, el Fondo Sojero tenía un esquema de distribución igual al de la coparticipación y llegaba a provincias y municipios del interior con el objetivo de ser destinado a obra pública. La entidad observó que esa medida irá contra la eliminación del déficit de infraestructura del interior.

Gonzalo Dal Bianco.  Redacción Puntal