El campo, a la espera de más agua para la campaña gruesa

Alejandra Canale, titular del Inta Río Cuarto, estimó que se requieren unos 60 milímetros para iniciar la próxima siembra. La Bolsa de Comercio de Rosario advirtió por el registro de “lluvias en bajas escalas”. Los productores agrícolas continúan a la espera de más agua de cara a la próxima campaña gruesa. Desde el Inta Río Cuarto advirtieron que si bien septiembre se acerca a los valores de la media histórica, la región acumula meses con un elevado déficit hídrico.

Por otro lado, la Bolsa de Comercio de Rosario también puso el acento en las precipitaciones en bajas escalas que impactan en los cultivos de invierno como el trigo y el garbanzo, a punto de ser cosechados.

“Estamos ansiosos por las precipitaciones de este mes que son claves para la campaña que se avecina”, sostuvo Alejandra Canale, titular del Inta Río Cuarto, en una entrevista con canal Quatro.

Indicó que en lo que va del año precipitaron 80 milímetros, lo que representa un valor muy bajo. “Para septiembre nos faltarían 9 milímetros, de acuerdo a la media histórica, pero venimos con un déficit muy marcado”, explicó Canale.

La especialista, advirtió: “Necesitamos aproximadamente 60 o 70 milímetros de lluvias, no muy intensas, para que el perfil tenga una recarga hídrica adecuada para iniciar la campaña de siembra”.

Con respecto al trigo, afirmó que es escasa la superficie sembrada con este cultivo por lo que no habrá severas pérdidas para la región luego del granizo del martes, aunque aclaró que sí puede haber importantes daños en los campos que hayan avanzado con este tipo de producción.

 

Lluvias escasas

 

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señaló en un informe que “los milímetros acumulados volvieron a mostrar lluvias en bajas escalas”. En este sentido precisaron que el 80 por ciento de Córdoba recibió menos de 10 milímetros.

Las zonas más necesitadas del oeste de la región pampeana son las que menos agua recibieron, remarcaron. De ese modo advirtieron que la posibilidad de revertir los daños productivos en trigo sufrió un nuevo revés y renovaron las expectativas para un período de inestabilidad anunciado para el fin de semana.

El último frente frío que ingresó por el sudoeste del país, generó un gran contraste térmico. Río Cuarto fue el epicentro de lluvias en Córdoba con promedio de 22 milímetros, pero también donde los fenómenos de granizo fueron más fuertes, puntualizó el informe de la BCR.

“Es aún muy pronto para evaluar el nivel de daños, pero los ingenieros de la región comentan que hay numerosas zonas afectadas y que se esperan lotes totalmente perdidos por la granizada”, concluyó el comunicado.

PUNTAL