Las retenciones al campo se llevarán unos $ 80.000 millones de la provincia

Lo dio a conocer el ministro de Agricultura, Sergio Busso, al remarcar que “son fondos que no quedan en Córdoba, se los lleva la Nación para equilibrar sus cuentas”

El regreso de las retenciones a las exportaciones, esta vez a todos los productos que desde la Argentina tengan destino de mercados internacionales y no sólo los del agro, ha generado una andanada de críticas hacia el gobierno nacional, que asumió su gestión con un discurso contrario al derecho a las exportaciones. Y, si bien en un primer momento las eliminó para varios granos y las recortó para la soja,  durante este año debió reimplantarlas por las necesidades fiscales.

Lo cierto es que ese retorno del impuesto tendrá un costo para la provincia de Córdoba de unos 80 mil millones de pesos sólo pensando en granos, leche y carne. Así lo admitió el ministro de Agricultura de la Provincia, Sergio Busso.

Pero en este regreso de las retenciones hay una particularidad: ya no existe el fondo sojero vigente que devolvía con un esquema similar al de coparticipación lo que el Estado nacional percibía por la oleaginosa. Ahora todo queda en manos de la Nación.

“Creemos e insistimos en que es un mal impuesto. Más allá de la decisión que tuvo que tomar el Gobierno por el contexto desfavorable, las retenciones no son buenas. Aunque se pueda entender que la devaluación puede compensar en parte a los productores”, explicó Busso.

En las provincias

Refiriéndose puntualmente al efecto en las provincias, Busso destacó: “Significa una extracción de recursos importantes. Con los técnicos del Ieral -Fundación Mediterránea- determinamos días atrás que significan 70 mil millones de pesos que se van de Córdoba por granos vía retenciones y, si les sumamos leche y carne, hay que sumarles 10 mil millones de pesos más, que no quedan en Córdoba, se van a la Nación. Es un esfuerzo enorme”, subrayó el ministro.

Con respecto al impacto de los tributos provinciales, Busso trazó una diferencia: “Sabemos que todo sale del mismo bolsillo. Pero también hay que ser justos con el destino que tienen esos recursos. En el caso de Córdoba y los impuestos rurales, siempre se tuvo una mirada de que volviera al sector en su gran mayoría. Por eso una buena parte está compuesta por fondos para conservar caminos, canales, conservación de suelos, ente otros. Y se crea ahora el fondo de caminos rurales pavimentados, que es una nueva creación que pensábamos financiar y que el productor después lo devolviera. Pero también quisimos acompañar ese esfuerzo y, por lo tanto, del fondo que se asigna, el 30% lo va a poner la Provincia y el resto lo financia la Provincia y lo devuelven los productores”, dijo el funcionario provincial.

Por último, con respecto a las proyecciones de la campaña gruesa que está en marcha, Busso fue optimista, aunque algo cauto al manifestar: “Todo estaría indicando que habrá una buena cosecha, que estaría dentro de las más grandes que tuvimos. Si bien hay que ser prudentes porque el tiempo nos puede deparar algunas situaciones adversas todavía, especialmente en diciembre o febrero y marzo, cuando son momentos definitorios para la cosecha, todo indicaría que vamos a tener un buen resultado”, concluyó.

PUNTAL WEB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *