Acuerdos agroalimentarios con China, Rusia y Japón

El secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, resaltó los acuerdos cerrados por la Argentina con China, Rusia y Japón para la exportación de carnes, frutas, pesca y harina de soja a esos mercados, así como el avance en profundizar el diálogo con los Estados Unidos por las exportaciones de biodiesel.

El secretario anticipó que luego de los acuerdos con China suscriptos para la venta de equinos en pie, carne ovina, carne caprina, mañana (por hoy) se va a firmar frente a los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping, el protocolo de cerezas que se venía trabajando como polo de desarrollo en el sur.

“Son 100.000 puestos de trabajo que se pueden generar a partir de ese mercado, por las características especiales de las cerezas argentinas por sabor, color, época de producción”, aseguró el titular de la cartera de Agroindustria.

También con China mencionó que están avanzados los protocolos de miel y de carne de cerdo y están en proceso de habilitación plantas de harina de soja como plantas frigoríficas de carne bovina y de la aviar.

Respecto a Japón, Etchevehere refirió que tras los avances alcanzados con la firma de protocolos para el ingreso de la carne bovina y ovina de la Patagonia que es zona libre de aftosa sin vacunación, se espera “lograr habilitar también la de carne vacuna en el resto del país y avanzar en frutas finas y otros productos alimenticios que tienen interés en ese mercado”.

“Queremos vender inocuidad a través de nuestros productos”, aseveró el secretario al destacar que la Argentina está cumpliendo con los altos estándares y exigencias de Japón, China y la Unión Europea.

Respecto a las negociaciones con Estados Unidos por el biodiesel, dijo que se sigue gestionando esa posibilidad sobre todo desde que se achicó sensiblemente la diferencia de precios entre el poroto y el aceite ya que no hay argumento de dumping a partir de esa situación.

Finalmente, explicó que con los Estados Unidos “se están haciendo los trámites para ingresar su carne” a la Argentina al entender que “no solo es bueno vender sino abrir el mercado para fortalecer el intercambio comercial”.

“Ni bien estén los tramites terminados va a ingresar la carne americana al país. No hay limite respecto a las cantidades y a partir de la apertura dependerá de los consumidores que adopten la carne en Estados Unidos como en la Argentina”, aseveró.