Confirman que el trigo vive la peor sequía de la última década y ya hay 2 M/Ha comprometidas

El déficit hídrico supera al del 12 de agosto del 2010, aunque no es tan grave como la observada en el 2009. Esta situación también genera malas señales para la próxima siembra de maíz.

 

La Bolsa de Comercio de Rosario informó que “la falta de agua en el trigo es la más grave de los últimos 10 años, y que sólo en un mes, la superficie de lotes trigueros en condiciones regulares a malos se duplicó, calculándose en 2 millones de hectáreas”.

A nivel nacional, la clasificación semanal de humedad del suelo marca una situación de déficit hídrico que supera a la del 12 de agosto del 2010, aunque no es tan grave como la observada en el 2009.

Respecto a la finalización de la siembra, la Bolsa estimó que de la proyección inicial de 7 millones de hectáreas de trigo, ya se bajó a 6,5 millones de hectáreas, y que la implantación nacional podría ser aún más baja porque en el sur de Buenos Aires restan sembrar 150.000 hectáreas pero los pronósticos climáticos no son alentadores para la zona.

Respecto al estado de los cultivos, no solamente está impactando la sequía, sino que en el norte del país el cultivo está más adelantado que en otros años por los fuertes ingresos de aire caliente del sur de Brasil y estas altas temperaturas se intercalan con heladas, lo cual está produciendo un deterioro acelerado de la condición del cultivo, que vive temperaturas extremas y sin agua.

Por último, la Guía Estratégica para el Agro advierte que esta situación genera muy malas señales para el maíz, dado que en falta agua en los primeros 50 cm del suelo, pero también con reservas insuficientes en profundidad.

 

También afecta al girasol

 

La nueva campaña gruesa 2020/21 comenzó con la siembra de girasol y registra un avance de 3,7% de la superficie proyectada, que se redujo 100 mil hectáreas en las últimas tres semanas, de las 1,8 millones previstas durante la precampaña, por la ausencia de lluvias en regiones claves del norte del país.

De concretarse este nuevo escenario de siembra, que pasó a ser de 1,7 millones de hectáreas, se registraría una expansión interanual de 6,3%, precisó la Bolsa de Cereales en su Panorama Agrícola Semanal.

La elevada intención que se relevó previo al inicio de la campaña se diluye al no revertirse el escenario de sequía ya transitando la ventana de siembra en el norte del país con severas limitaciones de humedad para la siembra.

 

Fuente: Infocampo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *