Quieren impulsar las bioenergías con Río Cuarto como modelo central

En la Legislatura se trabajará sobre una ley que fomente el desarrollo del sector, enfocado en el interior de la provincia. Con 60 plantas como la que funciona en la ciudad, se ocuparían 1.500 personas con la producción de 30 mil hectáreas de maíz. Buscarán el acompañamiento de la Nación
El impulso de las bioenergías en la provincia, especialmente en el sur y tomando la producción de maíz como materia prima, fue el punto de inicio que ayer tuvo el encuentro realizado en la Legislatura desde donde se fomentará el desarrollo de estas industrias de gran impacto para el interior.

Es que en Córdoba, donde se siembra una de cada tres hectáreas de maíz que tiene el país, se espera que este año haya un crecimiento de la superficie destinada al cereal, especialmente a partir de las nuevas reglas de juego dispuestas por el gobierno nacional que le quitaron las retenciones y le dieron ventaja comparativa con respecto a la soja. Por primera vez después de mucho tiempo, lo que también es una buena noticia desde lo ambiental.

Lo cierto es que con una producción que se espera en alza, la importancia de generar valor agregado y trabajar para la generación eléctrica en muchos puntos del interior provincial comenzó a ser una posibilidad cada vez más cierta. Río Cuarto tiene allí un ejemplo con Bioeléctrica que ayer se mostró en la Legislatura. Un esquema de asociación de productores maiceros que decidieron sumar valor agregado y generar un mega de electricidad con la producción de 500 hectáreas y una inversión de unos 4 millones de dólares.
Los especialistas creen que ese modelo es multiplicable, y eso generó gran expectativa entre los funcionarios y legisladores presentes ayer en el Salón Regino Maders.

La proyección habla de 60 plantas similares dispersas en diferentes localidades que darían mayor estabilidad al sistema eléctrico y podría generar en cada punto un polo de desarrollo.

Germán Di Bella, presidente de Fada y participante del encuentro en la Legislatura, explicó que “junto a cada planta se puede desarrollar producción hortícola, o de porcinos, porque podemos darle calefacción para viveros o parideras”, indicó a modo de ejemplo. A eso se suma una cadena de proveedores de la planta de biomasa, personal técnico y empresas satelitales que podrían aportar mano de obra para las localidades.

Bajo el lema “Bioenergía: Córdoba y el Centro del País, agenda y compromiso para el desarrollo y la sostenibilidad”, el encuentro contó con especialistas, autoridades provinciales, legislativas, intendentes y jefes comunales.
La intención del gobierno cordobés fue “aunar voluntades para impulsar en todo el territorio provincial el desarrollo de la bioenergía”.

Estuvieron presentes el vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Martín Llaryora, los ministros Sergio Busso y Roberto Avalle, autoridades del Poder Legislativo, intendentes y jefes comunales, representantes del Banco de Córdoba, dirigentes de entidades y organismos como la Comisión de Enlace Agropecuaria, el Grupo de los Seis y la Comunidad Agroalimentaria, entre otros.

La jornada

La investigadora de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada), Nicolle Pisani, destacó las ventajas comparativas y competitivas que posee Córdoba para ser referente nacional de la producción de bioenergía.

Por su parte, Eduardo Martelotto, director regional del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) en Córdoba, manifestó que “desde Inta estamos trabajando en investigación para poder impulsar nuevos productos biomásicos que mejoren la diversidad productiva de los establecimientos”. Y agregó: “Sin embargo, es indispensable que el desarrollo de nuevas energías se realice desde sistemas de producción eficientes”.

A continuación, el presidente de la Cámara de la Industria Eléctrica de Córdoba, Atilio Gelfo, advirtió por la necesidad de “hacer del uso eficiente de la energía una variante competitiva en cada mercado”, resumiendo el eje principal de su desarrollo.

Por su parte, el periodista especializado en temáticas productivas y agroindustriales, Héctor Huergo, le dio forma a una presentación en la cual se brindaron los principales argumentos económicos y ambientales para impulsar la bioenergía. “Córdoba puede ofrecerle al país la oportunidad de reinsertarse en el mundo desde la producción de la bioenergía”, precisó.

El documento

La finalidad del encuentro fue la redacción y firma de un documento para poner de relieve las potencialidades que la provincia de Córdoba y el centro del país posee para la generación de bioenergía, no sólo a partir del procesamiento del maíz, sino también a partir de la utilización de efluentes de criaderos de animales o de residuos. Ese escrito será la base de la posterior resolución que emitirá el Poder Legislativo.

Las ventajas que trae aparejada la generación de bioenergía son múltiples: agregado de valor, puestos de trabajo, reducción de gases de efecto invernadero, mayor rentabilidad a diversos sectores y la ampliación de la matriz energética, entre otros puntos que se remarcaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *