“Los costos relativos conspiran en contra de la retención de vientres

El doctor Roberto Quadrelli (SRRC) consideró que también afecta la falta de frigoríficos en condiciones de exportar. Advierte que los productores deberán inscribirse en el Registro Fiscal de Operadores Ganaderos dispuesto por la AFIP

Quadrelli destacó que en enero se hizo más notoria la liquidación de hembras por la falta de incentivo para los engordadores.

Son pocos los frigoríficos en condiciones de aprovechar la quita de retenciones a las exportaciones luego de tantos años de intervención de los mercados.

El doctor Roberto Quadrelli, reconocido ganadero y directivo de la Sociedad Rural de Río Cuarto, reconoció que se ha ido parando el proceso de retención de vientres que se venía verificando el año pasado. “Incluso cuando bajaba el precio del novillo gordo, algunas hembras de buena calidad se sacaban de los feedlots y pasaban al rodeo de cría como reproductoras”, afirmó.

Dijo entonces que el mes pasado empezaron a ir a faena porcentajes mayores de hembras, en un fenómeno que viene creciendo en los últimos seis meses y que “puede deberse al estancamiento del precio de la hacienda e incluso bajó. Y a esto se sumaron los problemas de suba de costos, como las pasturas y el combustible, sin que acompañaran los precios al productor que, a mi juicio, comparados con los promedios históricos, no son tan malos”.

Explicó entonces que mucha gente que había empezado a recomponer sus planteles, se encuentra con que cuesta un poco lograr una buena pastura, que le lleva más tiempo y dinero recuperar la infraestructura ganadera en aguadas y corrales, y en estas condiciones afloja un poco. “Yo hablaba con la gente que vende bretes y corrales, aguadas, molinos, y en los últimos dos años venían teniendo muchísimo trabajo, porque no es sólo que el productor retenga hembras sino que esto lo obliga a reacomodar todo el sistema ganadero dentro de su campo”.

“Ese movimiento es muy positivo, no se ve tanto pero influye en el crecimiento de los negocios de esos rubro. Gente que no hacía más corrales aparece ahora con un nuevo feedlot, todo en un proceso que tiene costos muy altos, y de repente se encuentran con subas de la invernada, que es la hacienda de reposición para el engorde, que de alguna manera la impidieron seguir comprando con la fluidez de traía, porque es muy alta la brecha entre el animal de invernada y el gordo”, precisó.

Destacó Quadrelli que, por primera vez, la vaquillona preñada de reposición estaba por encima de los precios del novillo gordo, cuando siempre estaban más o menos a la par o, cuando había desaliento de la cría, estaba por debajo.

A su juicio, se está dando una conjunción de factores que impiden la pronta recuperación de la ganadería, como se esperaba, y esto incluye la falta de frigoríficos en condiciones de exportar, como se vio en la reasignación de cupos realizada por el Gobierno. “Se está viendo que sólo crecen en volumen los frigoríficos que siempre se mantuvieron en la exportación, como La Anónima, Mafrig, el consorcio de exportadores, entre unos pocos. En esto ayudó también que la baja que se produjo en el gordo para el consumo interno, no se reflejó en la misma medida para el novillo pesado de exportación”, puntualizó.

Hizo mención también al fenómeno de liquidación de hacienda que se dio en La Pampa, donde se incendiaron cientos de miles de hectáreas de campos ganaderos, a lo que se suma la existencia de una fuerte sequía en una gran franja que va desde Bahía Blanca hasta Neuquén. “Te imaginás que si no pueden trabajar bien en los duros veranos, menos lo pueden hacer con el fuego. Esa gente, por un año al menos, no podrá retomar su actividad”, enfatizó.

 

Registro ganadero

 

Se refirió también Quadrelli a los requerimientos de la Afip que tienden a ordenar el comercio de la carne, combatiendo la subfacturación existente en el sistema. “Al igual que en el caso de los granos, los productores deberemos estar inscriptos en un registro especial e ir informando la evolución de los stocks. Entonces, si no estás correctamente registrado, se te retendrá el IVA. Es una especie de control que antes no existía”.

Se trata del Registro Fiscal de Operadores de la Cadena de Producción y Comercialización de Haciendas y Carnes Bovinas y Buvalinas, que empezará a regir el 1º de marzo (ver aparte).

Por eso consideró importante que los productores se informen sobre cuál es su situación ante la AFIP y que procedan a reinscribirse como ganaderos, para evitar que les retengan el IVA y no se lo devuelvan. “Esto no es bueno porque si tenés IVA mensual es necesario ir calzándolo para seguir trabajando”, concluyó.

 

PUNTAL TRANQUERA ABIERTA

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *