Inicio Sección Destacada Ley de Bosques: el campo quiere debatir este año, que no es...

Ley de Bosques: el campo quiere debatir este año, que no es electoral

El titular de Cartez, Gabriel De Raedemaeker, señaló que espera que la Unicameral avance en el debate pendiente para clasificar las zonas polémicas, concentradas en el arco del noroeste provincial

Las entidades del campo quieren avanzar en la discusión de la Ley de Bosques, que quedó pendiente en 2017, cuando la agenda electoral acortó los plazos y dificultó los avances.

La provincia tiene pendiente todavía ese debate que se iba a dar a fines de 2016, se postergó para el arranque del año pasado, y finalmente nunca se concretó. Es que el tema había generado, hace un año, la reacción de sectores ambientalistas, sociales y hasta culturales, que se movilizaron bajo la consigna de la protección del bosque nativo. Las marchas generaron la postergación del tratamiento y una vez iniciado el tiempo electoral el tema quedó definitivamente postergado.

Incluso para el segundo semestre del año pasado ya las tres universidades nacionales de la provincia (UNRC, UNC y UNVM) habían expresado sus críticas al proyecto que se analizaba en la Legislatura así como también a las herramientas que se pensaba utilizar para la definición de lo que es un bosque nativo.

Ahora es el campo el que busca retomar la iniciativa. El titular de Cartez, Gabriel De Raedemaeker, adelantó que los productores “esperan que esto lo podamos discutir especialmente sobre un sustento netamente técnico, con especialistas”, en declaraciones al programa radial Café Digital que se emite por el 91.9.

El fundamento que reitera el sector agropecuario es que en el arco del noroeste “hay muchas zonas que están catalogadas como de bosque nativo y que claramente no tienen esas características. Pero resulta que en esas zonas no se puede producir nada, no se puede hacer nada, y hay muchos productores paralizados por una normativa que no se ajusta a la realidad”, indicó el presidente de Cartez.

Concretamente, el señalamiento que realiza la entidad de segundo grado que nuclea a las sociedades rurales de la región es que muchos sectores del noroeste provincial estarían señalados dentro de las zonas rojas, sin que existan allí características del monte nativo.

De hecho, en febrero del año pasado, Cartez presentó un mapa confeccionado en base a las disposiciones del Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) y al diseño de multicapas que usa la provincia. Contempla la existencia de 2 millones de hectáreas de bosque nativo, lo que es rechazado por las organizaciones ambientalistas. La Provincia, por su parte, no dio a conocer cuál es su mapa y eso generó también críticas de parte de los asociaciones conservacionistas.

Justamente, las entidades ambientalistas aseguran que la intención detrás del debate de la nueva ley es avanzar sobre el escaso volumen de bosque autóctono que existe en esa región de Córdoba.

Ante esas dos posiciones antagónicas, los legisladores prefirieron durante el año pasado dejar el tema pendiente de debate.

Ahora, desde las organizaciones ruralistas aseguran que ven “una mayor predisposición” por parte de los actores políticos a abordar este tema, “que es necesario resolver para el bien de todos”.

De Raedemaeker remarcó además que “los productores no quieren de ninguna manera terminar con el bosque, sino todo lo contrario. Estamos a favor de su protección, pero lo que destacamos es que no podemos catalogar de bosque lo que no lo es”, enfatizó.

PUNTAL

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here