Inicio Sección Destacada La tarifa del transporte de granos aumenta un 22% en la provincia

La tarifa del transporte de granos aumenta un 22% en la provincia

Compartir

Rige a partir de ayer según el acta convenida en el Consejo del Transporte. La Fecotac pretendía un aumento del orden del 30 por ciento. A su vez, los acopiadores terminaron firmando en disidencia. La tarifa de arranque por kilómetro y tonelada transportada pasa a $ 115,90 para los viajes con inicio en territorio de nuestra provincia.

 

El Consejo del Transporte Automotor de Cargas Agropecuarias de Córdoba acordó un incremento del 22 por ciento para la “tarifa orientativa” que rige para el traslado de granos por camión, para “viajes con origen dentro de la provincia”.

Este aumento es sobre el valor que se aprobó en marzo de 2017 y rige a partir de ayer, según consta en el acta convenida en el marco del Consejo de Transporte Automotor de Carga Agropecuaria, que se reunió en la Secretaría de Transporte de la Provincia.

El porcentaje consensuado finalmente estuvo lejos de las pretensiones de las entidades que agrupan a los transportistas, que reclamaban una actualización en torno al 30 por ciento, y la oferta inicial de acopios, cerealeras y entidades rurales, que se situó en 15%.

De hecho, los acopiadores terminaron firmando en disidencia debido a que, para tramos de entre 300 y 600 kilómetros, pretendían dar un máximo de revalúo del 17 por ciento.

El acuerdo llega luego que, hace una semana, la tarifa de referencia nacional se incrementó 12% y después del conflicto que sostuvieron transportistas autoconvocados para que la tarifa realmente se cumpla y se transforme en obligatoria.

De esta manera, la tarifa de arranque por kilómetro y tonelada transportada pasó a $ 115,90 para los viajes con inicio en territorio de esta provincia.

Un viaje de 200 kilómetros se sitúa en $ 495,64; uno de 300 km, en $ 665,93; uno de 400, en $ 802,02; y un tramo de 600 km, estará en $ 891 pesos.

Sobre estos valores, a partir del kilómetro 81, se aplica un descuento del 5% para las operaciones “camión-camión”; es decir, cuando el mismo transportista realiza el viaje desde el campo hasta el acopio y, desde allí, hacia el puerto.

 

Libre negociación

 

Sin embargo, cabe recordar que estos guarismos son sólo orientativos porque el precio final acordado entre los dadores de carga y los camioneros es de libre negociación entre oferta y demanda.

El incremento “no será retroactivo y por lo tanto no alcanzará a los granos almacenados hasta la fecha”, ya estén en plantas de acopio o con acuerdos comerciales preexistentes.

Las entidades que participan del Consejo son Cartez, Coninagro, la Federación Cordobesa del Transporte Automotor de Cargas (Fecotac), la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas (Cedac), la Sociedad de Acopiadores de Granos de Córdoba, la Bolsa de Cereales de Córdoba, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Molinos Cañuelas.

Según el acta firmada, las entidades empresarias “se comprometen a buscar a través del diálogo el mejor valor tarifario que surja en función de la modalidad operacional y logística de cada empresa”.

“Además se tendrá en cuenta distancias a recorrer, tiempos de descarga, volúmenes a transportes, modalidad de pago, adelantos en combustibles, contemplando la posibilidad de hacer operaciones de arrimes en función del volumen previsto para la presente temporada, y tratar que el presente cuadro tarifario se mantenga durante toda la cosecha gruesa y fina, excepto por causas de fuerza mayor”, especificó el acuerdo.

En cuanto a los valores, el presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, Javier Rotondo, advirtió que “Argentina tiene los costos logísticos de transporte más caros del mundo. De eso no tengo dudas. Tenemos casi 40 por ciento de costo de fletes y eso es impensado a nivel mundial”.

Y graficó que “desde lugares más alejados del puerto, que ya son productoras importantes como Salta o Santiago del Estero, sale más caro poner el contenedor al costado del buque que del buque a China. Algo increíble, eso no puede ser, son matrices de este enorme agujero negro que tiene el país en materia de costos que hacen que el sector privado no se vea incentivado. El Gobierno tiene que debatir esto en los dos años que le quedan por delante”.

No obstante, reconoció que “hoy reponer una cubierta o cargar un tanque de gasoil para un camión se pone cada vez más difícil, sumándose un elemento que va a ser central en esta campaña, como es la menor cantidad de viajes de camiones por la merma en la producción que va a haber por la sequía, y esto va a repercutir”.

Puntal Tranquera Abierta

 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here