Inicio Sección Destacada Cauto entusiasmo en la dirigencia ruralista

Cauto entusiasmo en la dirigencia ruralista

Destacaron que el presidente Macri haya reconocido y tomado medidas ante la grave situación provocada por la sequía, pero siguen esperando acciones concretas en cuanto a la reducción de la presión tributaria

Dirigentes ruralistas de todos los niveles compartieron con el mismo entusiasmo las palabras del presidente Mauricio Macri con respecto a la simplificación del sistema de registros impulsado por la Afip y otros organismos, y a la resolución del Banco Central de prorrogar todos los créditos para que los productores puedan obtener financiación para superar el duro momento que atraviesan, por la sequía. Y el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, pidió que se destinen fondos de las retenciones a la soja para ayudar a los productores afectados por la sequía.

En tal sentido, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, dijo a PUNTAL que su entidad se opuso desde el comienzo a la puesta en vigencia del RUCA, sobre el que pidió la inmediata eliminación, por entender que se superponía con otros trámites, y hasta ahora “sólo habíamos logrado que se prorrogara dos veces”.

“Ahora, en cambio, la situación cambió. Y lo que nosotros creemos que es lo más importante. Es que el productor no es naturalmente un productor, porque hasta ahora las cosas se hacían pensado en que, por poco que mueva, el productor, por sí solo, era un evasor”, dijo el presidente de CRA, para explicar que nadie le cuenta las mesas ni los comensales a un restaurante ni los televisores a una fábrica de Tierra del Fuego, pero a los productores si se les piden que hagan tantas declaraciones juradas.

Alejandro Buttiero, presidente de Coninagro Córdoba, dijo que las medidas anunciadas se complementarán a los pocos beneficios que otorgan las declaraciones de emergencia que en las próximas semanas podrían estar saliendo. “Por el momento las venimos trabajando con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, para evaluar las pérdidas y ver cómo se hace la declaración, si por pedanía o de otra manera”, afirmó, para advertir que de todas maneras la emergencia no resuelve todo.

“Hacen falta otras medidas y hay que tener en cuenta que también las cooperativas que componen nuestra entidad estarán en serios problemas porque entregaron insumos a los productores y ahora deberán responder por éstos a sus proveedores”, precisó Buttiero.

Queremos hechos”

 

Por su parte, Gabriel de Raedemaeker, presidente de Cartez, consideró que las palabras de Macri fueron “un bálsamo” para tantos productores que están desesperados porque no saben cómo hacer para seguir en la actividad. “Ahora esperamos que esto se transforme en hechos concretos , porque la cantidad de trámites que debe hacer un productor es realmente agobiante”, afirmó, para considerar que también son buenos los anuncios de auxilio financiero, “pero la presión tributaria sigue siendo la misma, por eso le estamos pidiendo al Presidente que adelante la disminución de las retenciones a la soja prevista para este año. Si no, el productor que coseche aunque sea una pequeña parte de lo que sembró, estará tributando lo mismo que si le hubiera ido bien, lo que no le servirá de nada si queda en situación de quebranto”.

Y descartó de plano que la mejora en los precios internacionales de la soja y la mejora en el tipo de cambio (una devaluación, en los hechos) pueda  permitir recuperar algo de lo que los productores están perdiendo como consecuencia de la sequía. “El Gobierno es el que puede recuperar algo de lo que dejará de recaudar por el menor volumen de cosecha, pero al productor que perdió todo ya no puede beneficiarse por la mejora de esas variables”, enfatizó De Raedemaeker.

Para Javier Rotondo, presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, es muy valorable la simplicación de trámites dispuesta por Macri: “Simplificar siente declaraciones en una nos parece muy importante, pero más importante todavía es que el Presidente haya internalizado en su discurso que se está viviendo la sequía más grave de los últimos 40 años y lo difícil que se irá poniendo todo a medida que se vaya levantando lo poco que se pueda cosechar a partir de las próximas semana”.

“También es positivo lo de la refinanciación, pero en vez de darnos más crédito y pedirnos que sigamos pagando impuestos, estaría bueno que nos dijeran que no hay anticipo de Ganancias y que nos van a adelantar la disminución de las retenciones”, precisó Rotondo.

Jorge Vicario

[email protected]

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here